Nutrición para niños deportistas

Andrés Blanco · 18 mayo, 2018
Es fantásticos que los niños se dediquen a practicar el deporte que más les guste, ya que facilitará su desarrollo, pero no debemos descuidar que es necesaria una nutrición acorde a las necesidades del esfuerzo

Los beneficios de una buena nutrición para niños deportistas son amplísimos,  ya que la práctica rutinaria de ejercicio físico en edades tempranas conlleva tener muy en cuenta algunos aspectos importantes en relación con la dieta.

Aspecto más importante: el agua

Debemos tener en cuenta que lo prioritario va a ser la hidratación, tanto en actividades de corta y larga duración en el tiempo, pese a que en las segundas, será aun más necesaria por la necesidad de rendir durante un intervalo de espacio mayor.

Hay que procurar que los niños ingieran líquido al menos cada cuarto de hora, algo que muchas veces es muy difícil; debemos proponernos que la ingesta de agua se acerque lo máximo posible a esta frecuencia.

Los niños deportistas deben beber mucha agua.

La principal fuente de hidratación debe ser el agua y solo en situaciones especiales de calor en las que se prevea una alta sudoración, es recomendable proveer al niño con bebidas que contenga entre 0.5 y 1.0 mg/mL.

No debemos caer en la tentación de recurrir a bebidas energéticas debido a su alto contenido calórico en azúcares, ya que el niño se va a habituar a ellas. A pesar de que hay ciertas bebidas ya preparadas cuya composición es muy apta para la reposición de líquidos y electrolitos, estas deben de ser, además, bajas en azucares.

Importancia del aporte calórico

Es evidente que un niño que hace deporte todas las tardes necesita un aporte calórico mayor que otro que ve la televisión. En general, aquel que realiza deporte debe de proveerse de más energía para garantizar unas adecuadas reservas de glucógeno hepático y muscular y a su vez, que estos puedan costear el gasto del crecimiento propio de esta etapa.

Nutrición en niños deportistas.

Según la Asociación Española de Pediatría, la distribución de macro y micronutrientes no difiere mucho de las recomendaciones a la población general de niños y adolescentes: el 50 % del aporte calórico debe proceder de hidratos de carbono, un 12-15% debe proceder de proteínas y un 30-35% de los lípidos.

Respecto a cuando se acerca la hora de hacer deporte, el niño debe dejar al organismo el tiempo necesario para digerir los alimentos antes de realizar ejercicio físico. Lo recomendable son los alimentos ricos en hidratos de carbono, como por ejemplo las pastas, arroces, pan integral y frutas…

Asimismo, se debe evitar consumir alimentos y bebidas ricas en azucares artificialmente añadidos, ya que aunque estos en primer término si van a suponer un pico de glucosa en sangre, al cabo de un corto periodo de tiempo van a provocar una gran bajada de glucemia. Esto podría comprometer el desempeño durante la actividad física.

Mientras se está haciendo deporte, es importante que el niño ingiera hidratos de carbono si esta actividad es prolongada, es decir, si dura mas de una hora.

Niños deportistas.

En lo referido a después de la práctica, es recomendable la reposición de energía lo antes posible, con el objetivo de volver a llevar al estado normal las reservas de glucógeno. Ya que es en ese estado cuando el cuerpo esta más predispuesto a sintetizarlo a partir de la glucosa ingerida. Es recomendable volver a repetir la ingesta al cabo de dos o cuatro horas.

Micronutrientes esenciales en la nutrición para niños deportistas

Hay que tener en cuenta dos: el calcio y el hierro. El primero sirve para que los huesos estén fuertes frente a actividades de alto impacto en los mismos. Además, este mineral participa en el impulso nervioso.

La carencia de hierro propicia la aparición de cansancio y fatiga, por lo que gracias a él, podrán tener un mayor rendimiento temporal de esfuerzo. Además, tiene un papel fundamental en el organismo, pues es el encargado de transportar el oxigeno en los glóbulos rojos. Las actividades deportivas son muy demandantes de oxigeno, por lo que su importancia es evidente.

Conviene tener muy en cuenta que tipo de nutrición necesitan nuestros hijos, sobre todo si practican deporte a alto nivel. La importancia de la alimentación siempre que se realiza una actividad deportiva, aumenta en el caso de los pequeños, debido a la condición especial de encontrarse en una etapa de crecimiento y desarrollo.