7 tips para perder grasa y no peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 4 enero, 2019
Cuando combinamos una buena dieta con el ejercicio físico, conseguimos perder grasa, y en ocasiones también masa muscular. Para eliminar grasa o kilos manteniendo la musculatura, estos son algunos buenos consejos.

La realización de actividades físicas o de dietas específicas tiene como objetivo eliminar el excedente graso en el cuerpo. En muchas ocasiones, lo que se busca es específicamente perder grasa y no peso. Por lo tanto, hay que conocer ciertas claves para no utilizar también la masa muscular.

Es muy común caer en el error de pensar que es un cálculo matemático exacto e inmodificable; de esa forma, se comienza a recortar calorías en la dieta sin ver resultados positivos.

Cada organismo puede reaccionar diferente debido a sus propias condiciones y estilo de vida. Sin embargo, existen acciones y consejos que sí son recomendables para todos los que deseen perder grasa.

7 tips para perder grasa y no peso sin caer en frustraciones

1. Fijar tiempos prudentes para medir resultados

Perder grasa es algo que se logra a mediano plazo. Hay que dejar a un lado la idea de transformar el cuerpo en una semana; las calorías deben disminuir paulatinamente hasta comenzar a quemar grasas.

En aquellos casos en los que se baja de manera abrupta el consumo de calorías, también desciende el nivel de masa muscular. Asimismo, el organismo estará falto de energía y con riesgos de afectar la salud general. El tiempo es un gran compañero para conseguir perder grasa y no peso de manera permanente.

2. Dieta y ejercicios, siempre juntos

Es necesario que una dieta planificada y adaptada para las posibilidades personales esté acompañada de una rutina física. Los entrenamientos más fuertes facilitan mayor desarrollo de musculatura. Los músculos queman calorías más rápido y, como consecuencia, se elimina la grasa corporal.

Asimismo, tener muchas horas de actividad física sin realizar una dieta acorde tampoco es beneficioso. Si se consumen más calorías de las que se gastan, los resultados serán frustrantes.

Estocada con peso.

3. Aumentar las proteínas

Las proteínas distribuidas en las diferentes comidas diarias son de gran ayuda para mantenerse en el camino iniciado. Por un lado, producen un efecto de saciedad que evitan atracones. Asimismo, son indispensables para conservar la masa muscular fuerte.

Subir los niveles proteicos ingeridos a diario permite reducir las calorías y eliminar grasas. Con todo ello, el organismo tendrá más energía para las actividades diarias.

4. No saltarse comidas diarias

Uno de los principales errores al momento de decidir perder grasa es saltarse comidas. Lo aconsejable para poder integrar sin problemas un plan alimenticio es no pasar muchas horas sin comer; es importante elegir correctamente los platos.

Racionar las porciones es la primera medida, incluso se puede guardar una de ellas para utilizar como tentempié. Asimismo, hemos de seleccionar aquellos con mayor cantidad de nutrientes, fibras y propiedades quema grasas. Es de gran ayuda el consumo de agua con limón, pomelos, manzanas, legumbres, etc.

5. Dieta adaptada a las condiciones individuales

Cada organismo, por genética, responde de maneras diferente a las dietas. A su vez, los hábitos de las personas suelen ser también muy diversos. Por lo tanto, es indispensable que se consulte con un profesional para adaptar un plan acorde a cada uno.

Como ya se ha explicado, no es una situación de cálculos exactos, sino que muchos factores influyen. Por ejemplo, las horas de descanso, las preferencias alimenticias, el estrés y otras condiciones de salud inciden. En la práctica, para llevar adelante un plan con éxito, este debe ser personalizado.

6. Preparar un entorno exclusivo para el almuerzo o cena

Hay que eliminar la costumbre de comer mientras se trabaja o se mira la televisión. El momento de la comida debe ser un acto de disfrute; se ha de tener máxima consciencia de lo que se ingiere. Almorzar o cenar en tranquilidad, en una mesa preparada y sin apuros, ayuda a perder grasa.

Por lo contrario, quienes eligen comer en su escritorio o en el sofá viendo una serie, acaban por comer más cantidad y mal. Asimismo, la digestión se hace más lenta.

Chica en la cocina con alimentos y bebida.

7. Aprender a preparar sus propios platos

El conocimiento siempre está acompañado de grandes ventajas. Aprender a cocinar es un gran beneficio para perder grasa. Existe una gran cantidad de recetas que hombres y mujeres pueden prepararse e incluir a su dieta. De esta manera, se comienza a analizar cuáles son los mejores platos y cómo se constituyen.

Una vez que analizamos nuestras costumbres, descubrimos qué hábitos debemos erradicar de nuestras rutinas. Además, podemos diferenciar con mayor facilidad los que favorecen a la consecución de nuestros objetivos.

En definitiva, perder grasa y no peso de masa muscular es posible cuando nos lo proponemos. Solo hay que tener un plan realista, saludable y otorgarle el tiempo que el proceso requiere, con organización.

  • Saber vivir. Claves para adelgazar de forma saludable. Extraído de: https://www.sabervivir.es/images/2018/02/22/guia-30-claves-para-adelgazar.pdf
  • Weight-control Information Network (Red de Información para el Control de Peso). 2014.  La nutrición y la pérdida de peso, mitos y verdades. Extraído de: http://raifitness.agripa.org/download-doc/61429