¿Cómo perder peso de la cara?

Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
· 7 abril, 2019
Perder peso de la cara puede parecer una misión imposible, ya que en el gimnasio no nos dan una rutina para trabajar esa zona. Lo bueno es que, con algunos ejercicios y hábitos, podemos adelgazar el rostro sin problemas.

Tener la cara ‘redonda’ a veces se convierte en una pesadilla. Incluso si hemos adelgazado el resto del cuerpo, parece que perder peso de la cara es todavía más difícil. En este artículo te contaremos cómo adelgazar el rostro, una zona que no se trabaja en el gimnasio y que, en definitiva, es nuestra carta de presentación.

¿Existe una dieta para perder peso de la cara?

Si bien es verdad que tras hacer un tratamiento o una dieta para adelgazar vamos perdiendo grasas de todo el cuerpo, también es cierto que la cara, en ocasiones, es una de las zonas más difíciles de reducir.

El rostro redondo y voluminoso no se condice con el resto del físico, pero sí puede ir de la mano si hemos aumentado de peso en los últimos tiempos.

Incluso si por herencia tenemos la cara con cierta redondez, tenemos la posibilidad de reducirla. Antes que nada, debes implementar una dieta más saludable. Quizás así bajes de peso en general y, de a poco, comiences a ver que tu rostro también se va haciendo más fino.

El truco reside en deshacerse de las calorías de más. Para eso, es recomendable que aumentes la ingesta de fibra y reduzcas el consumo de grasas e hidratos de carbono.

Por supuesto, también es bueno incrementar la cantidad de agua que se bebe por día; en muchos casos, la cara redonda se debe a una hinchazón o acumulación de líquidos general.

Trucos para perder peso en la cara

Además de llevar a cabo una dieta equilibrada —lo mejor sería que consultes con un nutricionista— existen diferentes trucos o hábitos que puedes realizar para perder peso en la cara:

1. Haz ejercicio

Los aeróbicos son los más adecuados en este caso, ya que te permitirán adelgazar todo el cuerpo…¡incluyendo el rostro! Elige deportes o disciplinas que te gusten y disfrutes; puede ser el running, spinning, zumba, andar en bicicleta, nadar o hacer boxeo. Lo importante es que cumplas con un mínimo de 30 minutos por día.

Comprar una bici de spinning.

2. Practica ejercicios faciales

No solemos hacer ejercicios con el rostro, y quizás por eso es lo último en adelgazar. Lo mejor de todo es que son muy divertidos y, además, te ayudarán a te ayudarán a reducir el estrés y a mejorar el humor.

Por ejemplo, exagera la gesticulación y repite en voz alta todas las vocales, sosteniendo cada letra por 30 segundos. Otra opción es inflar las mejillas y sostener el aire durante 30 segundos; esto se ha de repetir varias veces y lo podemos hacer cuando miramos la televisión, cocinamos, leemos o conducimos.

Otra alternativa: ponte frente al espejo y haz diferentes ‘monerías’; abre y cierra la boca y los ojos, saca la lengua, ríete a carcajadas… durante 5 minutos por día será suficiente.

3. Aplica mascarillas faciales

No solo es relajante y perfecto para cuando queremos desconectar un poco con los problemas cotidianos, sino que, además, nos puede servir para mejorar el aspecto del rostro e incluso hacerle perder peso.

Puedes hacer mascarillas faciales de todo tipo —con la tan beneficiosa avena, con yogur, con miel, con aguacate, con pepino— y aprovechar para disfrutar de un masaje que incluya drenaje linfático y permita la eliminación de toxinas y grasas.

4. No bebas alcohol

Este consejo no solo tiene que ver con perder peso en la cara, sino con tu salud en general. Está comprobado que el alcohol inflama y nos hace retener líquidos. Por lo tanto, no abuses de su consumo.

Una copa de vino en la cena o una cerveza el fin de semana están permitidos. No obstante, si quieres tener un rostro fino, no bebas de más.

Las consecuencias de beber alcohol en el deporte se reflejan en el rendimiento.

5. Hazte masajes para perder peso de la cara

Además de los masajes durante la aplicación de las mascarillas, puedes aprovechar al regresar a casa o al levantarte para que la piel y los músculos ‘se muevan’ un poco. Ejerce un poco de presión cuando te lavas la cara y luego aplica una crema hidratante.

Los masajes también pueden ser reductores si los haces con aceites esenciales (por ejemplo, de almendras), a través de movimientos circulares que comienzan en la frente y terminan en la mandíbula.

Mientras estos trucos para perder peso en la cara surten efecto, te recomendamos que ‘escondas’ el rostro redondo. Puedes maquillarte con dos tonos de base y no sobrecargar con rubor las mejillas para atenuar este aspecto que no te agrada.

De todos modos, tampoco debes preocuparte en exceso. Más allá de la apariencia y de alguna facción que no nos guste de nosotros mismos, lo importante es sentirnos cómodos y, por sobre todas las cosas, ¡vivir de manera saludable y feliz!

  • Murawski, B. M., Elizathe, L., & Rutsztein, G. (2009). Hábitos alimentarios e insatisfacción con la imagen corporal: Un estudio comparativo entre mujeres y varones estudiantes de escuelas secundarias. Anuario de Investigaciones.
  • Carcamo, G., & Mena, C. (2006). Alimentación saludable. Horizontes Educacionales11(1), 1. Retrieved from http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ehh&AN=24374727&lang=es&site=ehost-live
  • Jimenez L. (1989). Lo Que Dice La Ciencia Para Adelgazar De Forma Fácil Y SaludableJournal of Chemical Information and Modeling (Vol. 53, p. 160). https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004