Conoce las propiedades del ajo para perder peso

Francisco María García · 4 julio, 2018
Es uno de los beneficios más desconocido de este alimento, el ajo nos ayuda a perder peso y a cuidar nuestra alimentación diaria; como punto positivo frente a otros productos que nos pueden ayudar en nuestra meta, el ajo se puede consumir de mil maneras

Es un ingrediente presente en casi cualquier cocina, condimento indispensable para dar sabor a las comidas. Pero también, es uno de los remedios más utilizados por los seres humanos desde tiempos inmemoriales. El ajo para perder peso es una receta eficaz y segura.

Controlar el peso corporal: ‘el objeto del deseo’

Lucir una figura armónica, sin excesos de grasa y con buena tonicidad muscular, está entre los deseos más frecuentes de las sociedades modernas. El problema casi siempre viene porque son más frecuentes los malos hábitos alimenticios, acompañados con baja actividad física.

Esto ha llevado a muchos a buscar soluciones expresas o fórmulas mágicas. Por ello la proliferación de ‘dietas milagrosas’, compuestas por ingredientes que parece que causan efectos mágicos. Pero si bien este vegetal ofrece beneficios que se cuentan por montones, tampoco hace milagros pos sí solo.

Dientes de ajo.

Es necesario que quienes recurran al ajo para perder peso, sigan un plan específico y realista, el cual puedan mantener en el tiempo. Contando preferiblemente con la supervisión de un especialista.

Propiedades indiscutibles

Nadie pone en duda los beneficios que ofrece este tradicional condimento. Por ello se ha ganado desde la antigüedad la fama de curar (casi) cualquier enfermedad. Y hasta de ahuyentar a los temibles vampiros.

En su composición nutricional, el ajo contiene Vitaminas A, B y C, así como de fósforo, silicio y azufre, entre otros elementos. Nos aporta altas propiedades antioxidantes, además de ser abundante en yodo, sales minerales y hierro.

Los beneficios que acompañan su consumo incluyen mejoras al aparato circulatorio; se trata de un antiinflamatorio y un descongestionante natural, ideal para depurar todo el organismo.

El ajo fortalece la piel, evitando la aparición de arrugas y manchas, además de combatir el acné. Cuida los sistemas digestivo e inmunológico. Es un antibiótico natural, con capacidad para eliminar infecciones, facilitar la cicatrización y combatir resfriados.

El ajo para perder peso

Este ingrediente natural reduce de manera importante de los niveles del colesterol malo y de los triglicéridos en la sangre. Al mismo tiempo regula el azúcar, lo que en conjunto se traduce en disminución de la grasa corporal.

Es un depurativo muy potente, que facilita la expulsión de toxinas y agentes extraños del cuerpo. También propicia aumentos en el metabolismo, y ello trae consigo un mayor consumo de calorías.

Adicionalmente, al aparecer como condimento o acompañante en los platos de comida, se convierte en un eficaz inhibidor del apetito; el hábito de comer ajo otorga al organismo una genuina y prolongada sensación de saciedad.

Sin embargo, debe tenerse siempre en cuenta que su consumo debe efectuarse con prudencia, sin caer en excesos. La ingesta elevada puede dar lugar a la aparición de efectos digestivos adversos, como padecer de reflujos.

Cómo ingerirlo

Los beneficios del ajo son recibidos por el organismo, aunque se consuma solamente como condimento dentro de las comidas incluidas en el menú. Sin embargo, hay varias maneras de tomar ajo específicamente como ‘medicina’, para potenciar todas sus capacidades, incluyendo sus labores en la regulación del peso corporal.

Beneficios de comer ajo.

La forma ‘tradicional’ es disponer de un diente de ajo y tomarlo con agua de la misma forma que se hace con cualquier pastilla de las que se adquieren en una farmacia. Se recomienda tomarlo al despertar para romper el ayuno.

Hay quienes prefieren consumir ajo sin olor, para evitar problemas de mal aliento. Sin embargo, muchos son los que consideran que el proceso que deja sin olor a esta planta, también retira casi la totalidad de las propiedades. 

Macerado en un vaso de leche descremada

Para evitar dificultades con el aliento, una opción natural es machacar un diente de ajo y dejarlo en un vaso de leche descremada toda la noche, para luego consumirlo a primera hora de la mañana.

Ajo y canela

Entre los que se valen del ajo para perder peso, la preparación de un jugo acompañado con canela se ha convertido en una opción bastante popular. Como valor añadido, además de acelerar el metabolismo y evitar la acumulación de grasas en el cuerpo, también reduce los niveles de glucosa en la sangre.

Para prepararlo solo se requiere de un diete de ajo y media cucharadita de canela en polvo. Se colocan en una taza de agua hirviendo y se deja reposar a temperatura ambiente; una vez tibio se pasa por un colador y queda listo para consumirse.