Dieta depurativa: ¿Cuándo puede ser necesaria?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 16 enero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 20 enero, 2019
¿Te sientes pesada? ¿La váscula delata los excesos nutricionales cometidos en los últimos días? Una dieta depurativa planificada y responsable puede ser la solución adecuada.

Una dieta depurativa puede ser muy eficaz, pero es importante realizarla siempre bajo la supervisión de un profesional y durante un período de tiempo breve. De lo contrario, además de no conseguir los objetivos deseados, nos sentiremos cansados y sin fuerzas.

Es fundamental realizar este tipo de dietas tan solo cuando es necesario y no de forma regular. A continuación, te explicamos cuáles son estos momentos. Además, profundizaremos acerca de las características de este tipo de regímenes y cómo se deben hacer para que sean efectivas y beneficiosas para el organismo.

¿Cuándo es necesario realizar una dieta depurativa?

Las dietas depurativas cumplen la función de limpiar el cuerpo. Es por ello que no hay que hacerlas de modo habitual, sino tan solo cuando es necesario.

Un buen momento para esto es después de navidad. Por lo general, es el período del año en el que más comemos. A lo largo de un par de semanas, se acumulan en todas las mesas los platos contundentes, los dulces y alcohol.

Una vez que estas fiestas terminan, nos encontramos con unos cuantos kilos de más. Además, no se trata solo de una cuestión de peso, sino que también estamos molestos con el estómago, tenemos acidez y pesadez como consecuencia de ingerir una gran cantidad de alimentos en un breve lapso de tiempo.

Pues bien, es el momento perfecto para comenzar una dieta depurativa. Bastan un par de días para limpiar el organismo y deshacernos del exceso de grasas y alcohol que hemos tomado.

Dieta depurativa como punto de inflexión

Una decisión muy acertada es tomar la dieta depurativa como un punto de inflexión entre los momentos de excesos y la alimentación saludable habitual. Pasar un par de días realizando una dieta depurativa hace que olvidemos la pesadez y la acidez de estómago y podamos volver a alimentarnos como lo hacíamos anteriormente.

Errores que no te permiten bajar de peso.

De nada sirve realizar una dieta depurativa si tras su finalización vamos a seguir alimentándonos de forma poco saludable. Es por ello que debe ser un punto de inflexión para limpiar el organismo y volver a la rutina de la alimentación saludable.

Recuerda que tampoco hay que obsesionarse con la alimentación, y que es inevitable que en épocas tales como la navidad caigamos en algún exceso con la comida. No pasa nada si después de las fechas señaladas volvemos a cuidar nuestra alimentación y a realizar ejercicio de forma habitual.

Características de una dieta depurativa

Una dieta depurativa no implica que tengamos que dejar de comer o pasar hambre durante varios días. Es imprescindible realizar cinco comidas diarias, con la variación de que vamos a evitar ciertos alimentos.

Los protagonistas de este estilo de alimentación son las vitaminas, los minerales, el agua y las proteínas que no van asociadas a grasas. Respecto a los alimentos que durante estos días van a estar totalmente prohibidos, como no podía ser de otra manera, se encuentran las grasas, los azúcares y el alcohol.

Además, la fibra debe estar presente en cada una de las comidas. Es fundamental para eliminar los excesos y estimular el funcionamiento del sistema digestivo.

Los líquidos también deben consumirse cinco veces al día. En este sentido, los zumos naturales o el té son muy beneficiosos y altamente recomendables en cualquier dieta depurativa.

Respecto a la duración, depende del nivel de excesos que hayamos tenido durante los días anteriores. De todos modos, este tipo de dietas nunca debe prolongarse más allá de una semana. Lo más adecuado es que tengan una duración de entre 3 y 6 días.

Los zumos de frutas son ideales para cualquier dieta depurativa.

Conclusión

Las dietas depurativas son muy beneficiosas en momentos puntuales en los que hemos cometido excesos. Deben ser una referencia entre estos momentos de comidas copiosas y el retorno a la alimentación habitual.

Recuerda, como aconsejamos previamente, eliminar durante estos días el azúcar, las grasas y el alcohol y no prolongar la dieta más allá de una semana.

De todos modos, tienes que tener en cuenta que esto son solo unas pautas muy básicas. Si quieres llevar a cabo una dieta depurativa, lo más recomendable es que te dejes asesorar por un profesional. Esta persona elaborará una dieta totalmente personalizada atendiendo a tus necesidades y características.

  • Elisa Blázquez Blanco. La dieta depurativa. Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud. Recuperado de: http://www.sntsa37.org/bien/docs/dietad.pdf
  • OMS. (2003). Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas. Serie de Informes Técnicos 9161, 1–152. https://doi.org/ISBN 92 4 120916 X ISSN 0512-3054 (NLM classification: QU 145)