Errores más comunes cuando queremos bajar peso

Francisco María García · 15 octubre, 2018
En la búsqueda de perder peso de una forma rápida podemos cometer algunos errores que a la larga acabaremos pagando; pon atención a la hora de elaborar tu dieta y entrenamiento para bajar peso

Quizá la misión de bajar peso se plantee como difícil y tormentosa; en especial para aquellos que esperan resultados inmediatos o milagrosos. Es gracias a estas expectativas poco realistas, que la tarea suele llevarse adelante sin una planificación adecuada.

En un mundo donde la obesidad es un problema de salud tan extendido, muchas personas han optado por buscar alternativas sanas, se eligen menús ricos en todos los nutrientes esenciales y exentos de productos procesados.

Siempre hay que recordar que, al implementar estos regímenes alimenticios, hay elementos que no pueden ser descartados. Como las grasas saludables o las calorías.

Por otra parte, muchas compañías han convertido la obsesión por adelgazar en un negocio bastante suculento. Es así como el mercado está repleto de suplementos supuestamente diseñados para que sus consumidores pierdan los kilos de más sin ningún esfuerzo.

El factor psicológico para perder peso.

Pero para lucir un cuerpo saludable no hay atajos. Alimentación balanceada y actividad física conforman una combinación indisoluble; cualquier otra receta roza el terreno de las utopías.

Pasar hambre: el error más común al intentar bajar peso

El ‘truco’ de saltarse las comidas y pasar hambre están entre los errores más graves que se pueden cometer en cualquier contexto. Y el efecto que se puede conseguir es justo el contrario al deseado.

Lo que ocurre en nuestro interior, es que el estómago hace la digestión con o sin alimentos en su interior. Por lo que si no dispone de nada para procesar, los ácidos terminarán actuando sobre las paredes del órgano.

Si el organismo no repone los nutrientes necesarios cuando corresponde, además delas energías mínimas que le permitan cumplir con sus funciones vitales, se declarará en emergencia y ralentizará el metabolismo.

El resultado de lo anterior es que, una vez que se ingieran proteínas, grasas y carbohidratos, empezarán a formarse depósitos con estos elementos, lo que a su vez derivará en una dramática subida de peso.

Eliminar los carbohidratos

Los hidratos de carbono representan la principal fuente de energía del sistema humano. Pretender eliminarlos por completo de la dieta es una muy mala idea, con resultados que pueden llegar a ser catastróficos.

En todo caso, lo recomendable es ingerir la mayor cantidad de hidratos de carbono en el desayuno, para que el cuerpo disponga de todo el día para ‘quemarlos’.

Abusar de los productos dietéticos

Otro error común cuando la meta es bajar peso corporal. Hay quienes están convencidos que optando solo productos diet o light, los excesos de azúcares que traen las bebidas azucaradas, los postres y otras comidas, están por completo eliminados.

Además de que, en ocasiones, estos productos no son más que un fraude, su consumo en exceso puede terminar afectando el correcto funcionamiento del organismo.

Suplementos nutricionales: conceptos básicos.

No hidratarse

Existe la creencia de que el agua engorda, ya que fomentaría la retención de líquidos. En realidad, ocurre lo contrario. El líquido vital facilita la digestión y la correcta asimilación de todos los alimentos. Además de incidir en el aumento del metabolismo.

Hacer solo dieta

Otra utopía: bajar peso solo con hacer dieta. Sin ejercicio, además de una alimentación perfectamente balanceada, que no deje de lado una correcta hidratación, eliminar los kilos de más es una fantasía.

La actividad física es necesaria para quemar grasas, fortalecer y tonificar los músculos, aumentar la resistencia, optimizar la capacidad pulmonar y un largo etcétera.

Ejercitarse solo con cardio

Si el objetivo es quemar el exceso de grasas acumulada entre los tejidos musculares, no basta solo entrenar con rutinas cardiovasculares. Trotar o correr, montar bicicleta y patinar, son actividades muy positivas para el organismo en general y para quitarse los kilos extras en particular.

Pero también son necesarios ejercicios destinados a hacer crecer la resistencia. Esta combinación conseguirá que el número de calorías que se consuman en cada sesión de trabajo sea mucho mayor.

No consumir suficientes proteínas

Los tres macronutrientes esenciales gozan de ‘mala reputación’ entre los que quieren bajar peso. Si bien el consumo de proteínas hay que mantenerlo bajo control, principalmente cuando ejercitarse de forma regular no forma parte de los hábitos, eliminarlas por completo es otra falta grave.

No olvidemos que de las proteínas dependen los tejidos musculares y el sistema inmunológico. Además de representar otra fuente de energía para el organismo.