Errores que no te permiten bajar de peso

Francisco María García · 28 noviembre, 2018
Conoce los errores más comunes cuando intentamos perder algunos kilos o encontrar nuestro peso ideal; lo cierto es que debemos mirar siempre a largo plazo y olvidarnos de dieta milagro y retos express

El hecho de bajar de peso puede volverse una tarea difícil en los tiempos que corren. La rutina diaria no nos deja espacio para planificar un cuidado del cuerpo y la alimentación.

Durante el invierno, la silueta perfecta no parece ser problema. La preocupación suele aparecer en el verano y es ahí donde se presentan algunos errores que impiden adelgazar.

Sin embargo, no es una tarea imposible; se puede bajar de peso, sin prisa pero sin pausa, hasta alcanzar un peso saludable. La alimentación es parte esencial de nuestras vidas, por lo que quizá el primer paso sea considerarla como una fuente de energía, vitalidad y salud.

¿Qué hacer y qué no hacer para poder bajar de peso?

No existen soluciones mágicas

Es frecuente encontrar en las redes sociales o en la publicidad, a profesionales que prometen bajar de peso en quince, veinte o treinta días.

Asimismo, las dietas con nombres resonantes como ‘dieta de la luna’, ‘dieta del agua’ y similares, constan de pasos a seguir que supuestamente garantizarían a quien los siga una reducción de su masa corporal en poco tiempo.

Razones para evitar las dietas milagro.

Si bien es cierto que a algunas personas pueden funcionarles estas soluciones, también es verdad que son mayoría quienes terminan frustrándose. También ocurre que se logra bajar de peso, pero al poco tiempo se vuelve a recuperar esos kilos perdidos, con un efecto rebote una y otra vez.

Una dieta restrictiva en exceso no sólo tiende a generar estrés en quienes las practican, sino que no es una solución a largo plazo. En realidad, lo importante para bajar peso es descubrir qué alimentos y qué hábitos diarios te impiden lograr tu peso ideal, aquél que te permita tener vitalidad y que te haga sentir a gusto con tu cuerpo.

Cada edad tiene su peso

Otro error que se presenta cuando se pretende bajar de peso es olvidar que el cuerpo va cambiando con la edad. Una persona de 30 años difícilmente entrará en la ropa de cuando tenía 16. La sarcopenia es el nombre que recibe la pérdida de masa muscular con el envejecimiento. Se calcula que, cada 10 años, esta masa se reduce un 8%.

Por todo esto, la estrategia para reducir grasas no es la misma con el paso del tiempo. Si el objetivo es conservar la masa muscular, el ejercicio es indispensable llegada cierta edad.

El músculo ideal será el que se trabaja con periodicidad y de manera continua a través de los años. Por su parte, las proteínas deben acompañar toda rutina de ejercicios de manera regulada.

El dilema de comer sano

Se dice que comiendo sano se puede bajar de peso. A veces las recomendaciones para una nutrición adecuada se vuelven contradictorias, dejándonos en un mar de dudas que no hace más que hundirnos en malos hábitos de alimentación. Lo que sucede es que hay mucho de mito en torno a la comida saludable.

Entre los mitos sobre alimentación sana que sólo empeoran las cosas, encontramos afirmaciones como que los cereales son la base de toda buena nutrición. Otros mitos ya negados, pero que en cierta época condicionaron mucho la alimentación de las personas, decían que frutos como el plátano o el aguacate hacían engordar.

Asimismo, las grasas, los huevos, los frutos secos, quedaban relegados de cualquier plato diario entre quienes querían bajar de peso. Sin embargo, esas premisas han caducado y hoy se sabe que las proteínas son imprescindibles para el buen funcionamiento del metabolismo.

Trucos y técnicas para acelerar el metabolismo.

Por otra parte, el auge por lo saludable ha impulsado a muchas compañías alimenticias a procesar y envasar productos bajo etiqueta que incitan al error. Desde zumos de fruta hasta barritas de muesli, pasando por otras opciones repletas de harinas y conservantes encubiertos, que están bastante lejos de ser realmente saludables.

¿Cuál es el camino para bajar de peso?

En base a estos errores a la hora de alcanzar el peso ideal para nuestro cuerpo, podemos considerar que la alimentación sana debe ser un estilo de vida, no una ‘dieta rápida’. Cada edad tiene su proceso muscular y su peso característico, por lo que la proteína y el ejercicio no pueden ausentarse nunca.

Por último, una alimentación saludable para bajar de peso debe incorporar diariamente frutas y verduras (al menos el %50 de lo que se ingiere). En definitiva, la manera más efectiva de perder kilos de más es ser conscientes de lo que comemos y bebemos, pensando no tanto en la silueta como en la salud y el placer del cuerpo.