La dieta Dukan: un método de pérdida de peso peligroso

Antonio Reyes · 8 abril, 2019
Se trata de una de las dietas más famosas y a la vez controvertidas para perder peso. La dieta Dukan tiene sus partidarios y sus detractores, pero hoy te contamos qué riesgos puede suponer para nuestra salud.

Cuando nos iniciamos en la práctica deportiva, intentamos maximizar los resultados, tanto los estéticos como los ligados al rendimiento deportivo. Para ello, seguimos planes nutricionales que nos permitan mejorar y, si buscamos perder peso, acelerar esta pérdida. La dieta Dukan es uno de esos planes, que asegura una rápida pérdida de peso sin pasar hambre.

Más allá de esta eficacia que tanto se le reconoce, hoy vamos a ver qué es lo que realmente hay tras esta dieta: un método de pérdida de peso peligroso.

La dieta Dukan: en qué consiste

Esta famosa dieta fue ideada por el doctor francés Pierre Dukan, especialista en control del peso corporal. Uno de sus pacientes dijo que podría dejar cualquier comida con tal de librarse de esos kilos que le sobraban, excepto de la carne. Entonces, el doctor Dukan utilizó esta frase de forma literal y comenzó a restringir todo tipo de alimentos, menos el preferido de su paciente.

Años más tarde, en el año 2000, publicó un libro en el que explicaba cómo seguir su régimen. Esta dieta es muy restrictiva en hidratos de carbono y grasas, mientras que permite únicamente el consumo de alimentos con elevado contenido de proteínas.

¿Cómo se realiza la dieta Dukan?

Esta dieta está organizada en cuatro fases:

  • Fase de ataque: esta etapa durará alrededor de una semana. Mientras tanto, solo podremos consumir proteínas procedentes de carnes magras como el pavo o el pollo, de forma ilimitada.
  • Fase de crucero: puede durar de uno a doce meses, dependiendo del peso con el que partamos inicialmente. Aquí se añaden a los alimentos de la fase anterior, vegetales verdes como el brócoli, las espinacas y las judías. Así, se alterna un día de solo proteínas con un día de proteínas y vegetales.
La dieta Dukan es considerada nociva por muchos profesionales. ¿A qué se debe?

  • Fase de consolidación: esta fase durará diez días por cada kilo de peso perdido durante las fases anteriores. A partir de aquí, podemos comenzar a reintroducir alimentos como el pan integral, los lácteos o la fruta. Sin embargo, mantendremos un día a la semana en el que comeremos exclusivamente proteína, como en la fase de ataque.
  • Fase de estabilización: en esta etapa tendríamos que mantenernos, idealmente, toda la vida. Consiste en comer todos los días de forma saludable y equilibrada para no recuperar el peso perdido en las primeras fases.

Estas cuatro fases están organizadas de forma que las dos primeras sean para acometer una rápida pérdida de peso; de este modo, se favorece que el organismo entre en cetosis debido al bajo consumo de hidratos de carbono.

Como consecuencia, se obtiene energía de los cuerpos cetónicos resultantes de la degradación de la grasa corporal. La tercera y la cuarta fase son, como sus nombres indican, para estabilizar la pérdida de peso y evitar el conocido ‘efecto rebote’.

El problema de la dieta Dukan

La dieta Dukan tiene muchos detractores hoy en día, y de forma justificada. Tanto es así que Pierre Dukan fue expulsado del colegio médico de Francia por atentar contra la salud pública. Vamos a enumerar algunos motivos por los que esta dieta no es recomendable:

  • Puede ser dañina para los riñones: aunque aún no hay evidencia científica de ello, se piensa que las dietas basadas en una toma tan alta de proteína puede saturar y dañar los riñones a largo plazo, especialmente si se tiene alguna enfermedad que afecte al hígado o al tracto digestivo.
  • La carencia de micronutrientes: el elevado consumo de proteína y la restricción de alimentos tan nutritivos como las frutas o algunas verduras pueden conducir a déficits de vitaminas como las del grupo B o la C.
Las vitaminas del grupo B son indispensables para transformar los alimentos en energía.

  • Puede alterar el sistema hormonal: llevar a cabo una pérdida de peso tan brusca no da tiempo al organismo a adaptarse a la nueva situación metabólica. Por lo tanto, se puede producir un importante desajuste hormonal que lleve a recuperar todo el peso perdido.
  • Debilita el sistema inmunitario: cualquier dieta de choque, en la que restringimos elementos tan importantes como los ácidos grasos (poliinsaturados y monoinsaturados), vitaminas esenciales y minerales, puede debilitar el sistema inmunitario durante el proceso.

Conclusión

Por todo lo comentado previamente, se recomienda que, siempre que una persona quiera iniciar un plan alimentario enfocado en la pérdida de peso, lo haga poniéndose en manos de un profesional.

Hay una gran variedad de dietas con restricciones moderadas en hidratos de carbono que funcionan mucho mejor a largo plazo, aunque los resultados se obtengan de una forma más progresiva. No vale la pena poner en riesgo la salud por intentar acelerar el proceso.

  • Hession M, Rolland C, Kulkarni U, Wise A, Broom J. Systematic review of randomized controlled trials of low-carbohydrate vs. low-fat/low-calorie diets in the management of obesity and its comorbidities. Obes Rev [Internet]. 2009 Jan [cited 2019 Apr 8];10(1):36–50. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18700873
  • Halton TL, Hu FB. The effects of high protein diets on thermogenesis, satiety and weight loss: a critical review. J Am Coll Nutr [Internet]. 2004 Oct [cited 2019 Apr 8];23(5):373–85. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15466943
  • Wyka J, Malczyk E, Misiarz M, Zołoteńka-Synowiec M, Całyniuk B, Baczyńska S. Assessment of food intakes for women adopting the high protein Dukan diet. Rocz Panstw Zakl Hig [Internet]. 2015 [cited 2019 Apr 8];66(2):137–42. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26024402
  • The Dukan Diet Review: Does It Work for Weight Loss? [Internet]. [cited 2019 Apr 8]. Available from: https://www.healthline.com/nutrition/dukan-diet-101