Los factores que más influyen para adelgazar

Francisco María García · 2 junio, 2018
Adelgazar es el objetivo más buscado por aquellos que se apuntan al gimnasio, pero está claro que no basta con el esfuerzo físico para lograrlo, otros muchos factores influyen en nuestro peso, entre ellos destaca la nutrición

Por razones de estética o de salud, cada vez son más las personas que emprenden la difícil misión de bajar de peso. Conocer los factores que más influyen para adelgazar contribuye a que la tarea sea más efectiva.

¿Salud o estética?

La Organización Mundial de la Salud informa que el 39% de las personas adultas de dieciocho o más años padecen de sobrepeso. Asimismo, es una enfermedad que afecta en forma creciente a los niños.

En el mundo, el sobrepeso y la obesidad son causa de muerte cada día. Esta situación determina que los organismos de salud propongan soluciones y estilos saludables; por ello se generan campañas que estimulan la alimentación saludable y la actividad física como formas de mantenerse en forma.

Estrategias psicológicas que nos ayudan a adelgazar.

Hay además, una razón de estética. El modelo visualmente atractivo siempre es delgado, tanto en caso de mujeres como de hombres. Y ese estereotipo está muy metido en las creencias populares; la influencia de famosos y famosas, el papel de los medios de comunicación y un mundo dedicado a la imagen, son factores decisivos.

¿Qué ha llevado al aumento del sobrepeso en la población mundial?

El estilo de vida actual es el principal responsable. En él, hay dos hábitos generados por los cambios sociales que son perjudiciales.

  • Aumento del consumo de alimentos ricos en grasa y harinas. La comida rápida comprada fuera de casa, la opción por el sabor industrial, que muchas veces no es lo más saludable, son algunas de las causas.
  • Escasa actividad física. La naturaleza de muchas formas de trabajo, la facilidad del transporte en coche, la urbanización que hace que la gente tenga que moverse menos para un fin, la tecnología que sustituye los movimientos, provocan ese creciente sedentarismo.
Algunas posturas que debes evitar porque pueden causar lesiones.

Atender a estas dos condiciones de vida, es visualizar dos de los factores que más influyen para adelgazar: la comida y la actividad física.  Pero no son los únicos. No se trata de dejar de comer y de matarse en el gimnasio. Todo intento para adelgazar, por las razones que sea, debe estar enmarcado en la atención a la salud.

¿Cuáles son los factores que más influyen para adelgazar?

Se estima que la comida tiene un 70% de incidencia en el fracaso de los intentos para adelgazar. El 30% restante es la actividad física. Es decir, para adelgazar es necesario crear un estilo de vida que favorezca la pérdida de peso. No es fácil, pero es posible.

  • En primer lugar, toda persona que esté dispuesta a adelgazar tiene que estar convencida de que realmente quiere bajar de peso. Adelgazar es, antes que nada, una actitud mental. Si la persona no está íntimamente convencida y dispuesta, se engañará a sí misma y boicoteará el intento.
  • El estrés emocional juega en contra. Todo el metabolismo del organismo se afecta si la persona pasa por un período emocional complejo.
  • ¿Qué hay del entretenimiento y la diversión? Hay personas para las que comer es una forma de pasar el tiempo y de no aburrirse. Si están solas en casa, para no deprimirse comen. Todos los festejos y cualquier excusa pasan por comer.
Pan que podemos comer al día.

La obsesión por comer es uno de los factores que más influyen para adelgazar; es necesario cambiar el vínculo con la comida. Hay que dejar de ver los alimentos como entretenimientos y productores de placer.

Los factores alimenticios más importantes

  • Un secreto es evitar un cambio repentino y brusco en la forma de comer. Ni el cuerpo ni la mente soportan pasar de todo a nada; el proceso debe ser gradual.
  • El primer paso es reducir las porciones y tratar de sustituir la comida chatarra por alimentos más naturales. Frutas, verduras, snacks naturales son buenos auxiliares; además, las gaseosas y las harinas deben eliminarse de la dieta.
  • Para adelgazar es preciso quemar la grasa acumulada y ganar masa muscular; es decir, más ejercicio integrado a la vida. Los aeróbicos son especialmente adelgazantes.
  • El agua es vital. Hay ocasiones en las que la necesidad de agua se percibe como apetito. En lugar de beber, la persona come, cuando en realidad lo que el cuerpo necesita es agua. Beber agua en abundancia es una sana costumbre que contribuirá a la salud y al adelgazamiento.

Guiarse por un buen plan nutricional, elaborado en forma conjunta con un técnico en nutrición es la estrategia que mejores resultados produce.