Meseta en la dieta, ¿por qué?

Virginia Duque · 24 septiembre, 2018
La meseta en la dieta consiste en una parada en la pérdida de peso pero esta es provisional y no duradera, por lo que lo más importante es no rendirse a las primeras de cambio

Muchos que están haciendo dieta y ejercicio se preguntan por qué no bajan de peso. Es posible que en las primeras semanas perdieran algunos kilos pero ahora todo parece haberse estancado. Esto es lo que se conoce como meseta en la dieta. Te hablamos sobre ella.

Qué es la meseta en la dieta y por qué se produce

Entre las causas por las que se produce una meseta en la dieta podemos encontrar el aumento en la ingesta de calorías. Podríamos dar por sentado que estamos bajando de peso y que podemos darnos un capricho y seguir con la dieta como si nada.

Ejercicios para bajar de peso.

Cuando el cuerpo se acostumbra a comer lo mismo y hacer la misma actividad física, llega un momento en que se acomoda y ya no quiere seguir avanzando, especialmente porque el metabolismo se ralentiza. Sucede lo mismo en el caso de las dietas milagro.

Lo que nos ha quedado claro es que para adelgazar no hay nada mejor que un estilo de vida y alimentación saludables que podamos mantener en el tiempo y no aburrirnos, pero debemos analizar constantemente nuestros pasos para ver si lo que estamos haciendo sigue ofreciendo resultados.

Cómo salir de la meseta en la dieta

Entendemos que si estás alimentándote de manera saludable y haciendo esfuerzos para bajar de peso, te podrías desanimar si no ves resultados. Pero lo más importante que debes hacer cuando surge la meseta en la dieta es no rendirte. Sigue manteniendo una buena alimentación y haciendo ejercicio, pues rendirte te llevaría a atracones y un exceso de calorías que pueden estropear gran parte del trabajo logrado.

Además, hay varios aspectos que revisar y tener en cuenta para poder revertir esta meseta y seguir avanzando en la pérdida de peso. Estos son algunos consejos:

Anota lo que comes

Cuando comenzamos a comer saludable es posible que la imaginación se nos limite en algún momento y comencemos a comer cosas que cuando estábamos bajando de peso no comíamos. También podríamos estar incluyendo ingredientes a nuestras recetas que aporten demasiadas calorías y no nos demos cuenta.

Dieta semanal saludable.

Si te da pereza contar calorías o no sabes cómo hacerlo, puedes descargarte algunas apps para contar calorías que te ayudarán en esta labor. Podrás ir añadiendo todos los alimentos que consumes y ella sola irá diciéndote las calorías que ingieres y las que quemas con el ejercicio.

Descansa bien

Ya te hablamos en una ocasión de la importancia del descanso en un estilo de vida saludable; de hecho, es igual o más importante que el ejercicio. Si este falla, es posible que entres en la meseta en la dieta, ya que te impedirá realizar ejercicio con la misma intensidad de antes y aunque a priori sientas que haces lo mismo, tu báscula dirá lo contrario.

Revisa tus platos

Si crees que te estás aburriendo de la dieta, echa un vistazo en Internet y busca recetas de platos saludables. En nuestro blog tienes muchas de desayunos, meriendas, comidas y cenas light, ricas en proteínas, bajas en grasas y con pocas calorías.

Variar es lo que te permitirá mantenerte en el tiempo comiendo de forma saludable. Como bien decíamos antes, la imaginación puede tener límites, pero ¡bendito Internet!

No te saltes comidas

Hay quienes creen que una mínima ingesta de calorías ayudará a bajar de peso, pero aunque en parte es cierto, no debemos excedernos de unos mínimos. Además, saltarse comidas no solo no nos ayudará a bajar de peso sino que, además, puede perjudicar seriamente nuestra salud. No juegues con eso.

Cambia el entrenamiento

Igual que el cuerpo se acomoda a un tipo de alimentación, lo mismo sucede con el entrenamiento, así que revisarlo y cambiarlo puede ser importante para salir de la meseta en la dieta. Exígete más para que el metabolismo se active y así comience a trabajar.

Rutina de CrossFit de 20 minutos.

Si antes hacías más pesas que cardio, haz un par de sesiones de cardio intenso que pongan a trabajar tu organismo y de nuevo comience a quemar grasas.

En definitiva, si quieres salir de la meseta en la dieta, lo mejor es que sorprendas a tu cuerpo con un cambio en tus hábitos, haciendo un choque que resultará en una quema de calorías más rápida.