Lo qué nunca debes hacer para adelgazar

Andrés Blanco · 9 junio, 2018
Es una guerra constante para muchas personas, la busqueda por perder algunos kilos y adelgazar parece que nunca termina, pero hay errores típicos que solemos cometer sin darnos cuenta y que nos lastran la progresión

Perder peso es uno de los objetivos que más gente anhela. Lo principal para perder peso es quemar más calorías de las consumidas. Esto es simple, pero en la práctica es distinto. Hay hábitos que pueden parecer inocuos pero que impiden que logres tu objetivo. En este artículo vamos a ver 5 hábitos que nunca debes hacer para adelgazar.

Evita alimentos cuya principal fuente de hidratos de carbono sean los azúcares

Deberías eliminar aquellos alimentos cuyo etiquetado nutricional indique que el azúcar es el principal ingrediente. Para hacer esto también hay que tener en cuenta que hay azúcares que están presentes de forma natural en los alimentos y que no son malos para la salud.

Como es el caso de la leche que el 100% de los hidratos de carbono son azúcares pero estos son lactosa, que es un azúcar presente de forma natural.

Evita alimentos procesados

Por norma general los alimentos procesados son más insanos que aquellos que han sufrido un procesamiento. Si bien hay alimentos procesados que son igual de sanos que aquellos que no.

Chica comiendo pizza.

Su salubridad depende de la valoración nutricional a la que debes estar muy atento. Pero alimentos como patatas fritas, comida rápida o carnes procesadas es mejor que las mantengas alejadas de tu dieta. Comer este tipo de alimentos es algo que nunca debes hacer si quieres adelgazar.

Alimentos que contengan grasas hidrogenadas

Estas grasas se encuentran en alimentos como margarinas, patatas fritas, bollería industrial, todo tipo de galletas y alimentos pre cocinados. Son muy usadas por la industria debido a que a diferencia de las otras son sólidas y mejoran tanto el aspecto como la durabilidad de los alimentos.

Además de suponer un importante aporte calórico las grasas insaturadas favorecen la acumulación de triglicéridos y colesterol, la aparición de enfermedades cardiovasculares, de diabetes y de enfermedades metabólicas.

Dormir poco

Ya hemos hablado de la enorme importancia de dormir para nuestra función tanto física como cerebral. Pero también es una buena forma de adelgazar. Al contrario de lo que podría decir la lógica, que a menos horas duermas, más calorías gastas.

¿Cómo afecta dormir poco?

Dormir es una buena forma de mantener la grasa a raya. Se recomienda dormir como mínimo 7 horas para que no se alteren los mecanismos hormonales del cuerpo. Además, un estudio del Centro de Investigación Biomédica sobre la obesidad y la nutrición considera que por cada hora adicional de sueño reduciríamos hasta un 36% el riesgo de sobrepeso.

Come despacio

El cuerpo necesita 20 minutos mínimo para enviar al cerebro la señal de que está saciado. Si comemos muy rápido vamos a ingerir más calorías de las necesarias. De otra forma no ingeriríamos ya que el cerebro habría enviado la señal de no comer más pues no lo considera necesario. Así que, come despacio y disfruta cada bocado.

Desayuna fuerte y cena suave

Aunque como estén distribuidas las calorías a lo largo del día no es mas importante que la cantidad y la calidad  de ellas. Si es cierto que el ser humano es un ser diurno y es capaz de procesar mejor las calorías por la mañana que por la noche. Así que, intenta desayunar fuerte para no llegar a la cena con hambre.