5 consejos que debes seguir para perder peso de forma saludable

Yamila Papa Pintor 22 agosto, 2018
Perder peso es una manera de empezar a cuidarnos, más allá de la parte estética, por lo que no debemos perder ese objetivo, de poco sirve adelgazar a cualquier precio, puede tener efecto rebote y acabar dándonos otros problemas más graves

Cuando intentamos perder peso, cometemos varios errores que no nos permiten conseguir nuestro objetivo. Y si eso sucede, es más probable que recuperemos todo lo que hemos bajado. En vez de hacer dieta estricta un par de semanas, te recomendamos que lleves una vida más sana. ¡Así los efectos serán duraderos! En este artículo te daremos algunos consejos básicos para perder peso de forma saludable.

¿Cómo perder peso de forma saludable?

Cuando buscamos adelgazar tenemos dos alternativas: la ‘rápida’ o la ‘razonable’. En la primera, se suprimen las comidas y los nutrientes y perdemos peso en poco tiempo. En la segunda llevamos una dieta equilibrada y comemos menos calorías para que la reducción sea más lenta.

Por supuesto, que en la actualidad queremos resultados ahora mismo, nos cuesta mucho esperar. Sin embargo, esto no es bueno para nuestra salud ya que la pérdida excesiva de peso nos conduce a lo que se conoce como ‘efecto rebote’. Básicamente se trata de volver a engordar cuando regresamos a nuestros hábitos anteriores.

Perder grasa abdominal.

Para evitar recuperar todos los kilos que hemos bajado, la vida saludable y la dieta equilibrada son las principales claves. Presta atención a los siguientes consejos:

1. Haz ejercicio

Es una excelente manera de quemar calorías y al mismo tiempo reducir la ansiedad y el estrés. Con dieta sola no podemos esperar resultados positivos y duraderos. No hace falta que vayas todos los días al gimnasio, con salir a caminar media hora por día es suficiente. A medida que vas bajando de peso y te sientes mejor, podrás ir sumando otras actividades físicas a tu rutina. ¡Hay miles de opciones disponibles!

2. No al ‘pica pica’ entre horas

El picoteo a toda hora es un ‘autoengaño’ que evita cumplir con el objetivo de perder peso, sobre todo si esas ingestas incluyen alimentos poco saludables: snacks, dulces, grasas, fritos, etc.

Es necesario que realices seis comidas diarias: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde, merienda y cena. Las del ‘medio’ son ligeras pero saludables, por ejemplo una fruta, un yogur desnatado o un puñado de frutos secos. De esta manera ‘engañarás al estómago’ y no llegarás con tanto hambre a las comidas principales.

3. Sí a la comida fresca

Las frutas y las verduras deben ser tus aliados en tu plan para bajar de peso. Deben estar presentes en todas tus comidas y en una buena cantidad. Una buena técnica para añadirlos a tu dieta es dividir un plato por la mitad.

El 50% de su capacidad contendrá verduras frescas o cocidas al vapor. La otra mitad se dividirá nuevamente. Una parte tendrá legumbres o harinas integrales y la otra carnes magras (pollo y pescado). Cumple con esta regla y verás excelentes resultados en menos tiempo.

Lavar frutas y verduras.

4. No te olvides de la hidratación

El agua es incluso más importante que la comida. ¿Sabías que podemos pasar una semana sin probar alimento pero solo un día si beber antes de que el organismo se resienta? Seguro conoces los famosos ‘dos litros de agua diarios’. Eso es lo mínimo que debes consumir.

Cuando hace calor o practicas ejercicio, esa cantidad ha de aumentarse hasta llegar a los tres litros. Si no tienes el hábito de beber agua puedes llevar una botella a donde vayas, poner una alarma en el móvil o descargar una aplicación que te ‘avisa’ cuando es momento de beber agua.

5. Consulta con un especialista

Para perder peso no es cuestión de comer menos y nada más. La mirada de un profesional puede ser lo que necesitas para cambiar ciertos hábitos y ‘ajustar’ donde hace falta. Por ejemplo, puedes estar comiendo demasiadas harinas o muy pocas frutas y eso es lo que no te permite adelgazar.

Mujer en el médico midiendo su forma física.

La consulta con un especialista es vital, ya que además te puede indicar cuántos kilos debes reducir y de qué manera lograrlo.

Por último, te recomendamos que no te obsesiones con la balanza. Bajar de peso debe ser un proceso natural y consecuencia de nuestro cambio de hábito. Los kilos o las tallas son un dato, lo importante es que cada vez te sientas mejor contigo mismo.

Te puede gustar