Perder peso después de los 40

Francisco María García · 30 mayo, 2018
Cuando llegamos a una edad adulta, nuestro cuerpo tiende a disminuir el ritmo de nuestro metabolismo, lo que se traduce muchas veces en que notemos un aumento de peso, pero no todo está perdido, aún podemos perder peso después de los 40

La pérdida de peso después de los 40 años resulta un poco más complicada que cuando se está en otras etapas anteriores. Sin embargo, siguiendo algunos consejos muy sencillos, es posible que el organismo responda positivamente ante el cambio deseado. Con un poco de paciencia y constancia, sí es factible perder peso después de los 40.

¿Por qué es tan difícil perder peso después de los 40?

No es un secreto que después de los 40 se hace mucho más complicado perder peso. Pero, ¿cuál es la razón para ello? La respuesta radica en el metabolismo, que se vuelve considerablemente más lento con el pasar de los años.

El cuerpo va cambiando y en muchas ocasiones las personas no se dan cuenta de ello; al llegar a ciertas edades pensamos erróneamente, que al hacer los mismos cambios que hacíamos en años anteriores, se verán los mismos resultados.

Deporte para envejecer bien.

Cuando esa situación ocurre y no pasa nada o por lo menos no al mismo ritmo, suele llegar la frustración y con ello el abandono de las metas propuestas. Es el momento de reflexionar sobre lo que está pasando.

Pese a que perder peso después de los 40 puede ser más complicado, no es imposible lograrlo. De hecho, con los cambios adecuados de acuerdo a la edad y la aplicación de ciertos consejos es factible acelerar el metabolismo y obtener los resultados deseados.

Hay que tener presnete que en esta etapa vital, pasados los 40 años, los resultados de la pérdida de kilos suelen ser un poco más lentos; por ello se requiere de un poco más de paciencia y perseverancia.

Factores que complican la pérdida de peso después de los 40

Metabolismo lento

Tal y como hemos visto, el metabolismo se vuelve considerablemente más lento con el paso de los años. Es por esa razón que muchas personas explican que en sus años 20 tan solo dejaban de comer postre o pan y bajaban de peso rápidamente; sin embargo, después de los 40 saltarse el postre no es suficiente para observar los cambios deseados.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es otro de los grandes problemas asociados a la imposibilidad de perder peso con relativa facilidad. Hay que aclarar que el hipotiroidismo puede aparecer en cualquier edad, pero en muchas ocasiones es diagnosticado después de los 40 años. Con una dieta adecuada y la medicación indicada, es posible controlar esta condición.

Estrés

Otro factor muy importante y que generalmente suele aparecer y también acrecentarse con la edad es el estrés. El estrés constituye una de las principales causas del aumento o pérdida de peso, ya que muchas personas drenan la ansiedad comiendo alimentos con alto contenido calórico y azúcares.

¿Cómo lograr bajar de peso después de los 40 años?

Comer porciones más pequeñas más veces al día

Está científicamente comprobado que comer más veces al día ayuda a acelerar el metabolismo significativamente. Dicho lo anterior, es importante resaltar que estas comidas deben ser saludables y en porciones pequeñas, especialmente aquellas que se comen a media mañana y a media tarde.

Algunos snacks ricos, saludables e ideales para consumir en dichas horas son: yogurt light, semillas, merey, maní sin sal, frutas, galletas integrales, entre otros.

Respetar los horarios

En la búsqueda de la pérdida de peso es muy importante respetar los horarios. ¿Por qué? Porque permite llevar una dieta más saludable, acelera el metabolismo y reduce las probabilidades de caer en la tentación.

Dieta macrobiótica.

No eliminar el desayuno

Muchas personas creen de forma equivocada que eliminar el desayuno contribuye a perder peso más rápidamente. Sin embargo, está probado que esta afirmación es tan solo un mito.

De hecho, no solo es importante desayunar, sino hacer un desayuno muy completo, ya que allí radica en buena parte el éxito de toda dieta. Un buen desayuno que incluya todos los nutrientes necesarios, hará que la persona se sienta con mucha más energía durante el resto del día.

Incorporar el ejercicio a la rutina diaria

Para ver resultados en la pérdida de peso es recomendable, además de llevar una dieta más saludable, incorporar ejercicios a la rutina diaria. En este sentido, el ejercicio a realizar dependerá de cada persona, lo importante es encontrar una actividad física que le agrade.

Hay muchas opciones a la hora de elegir esta actividad; puede ser desde caminar en un parque media hora todos los días hasta bailar o inscribirse en un gimnasio.

Decir adiós a los malos hábitos

Es fundamental eliminar, o por lo menos reducir las bebidas altas en azúcares como refrescos, té y bebidas energéticas. En su defecto, se recomienda ingerir las opciones ligeras con menos azúcar y calorías; también hay que reducir la ingesta de alcohol y eliminar algunos vicios, como el cigarrillo.

Perder peso después de los 40 es posible con un plan bien estructurado, así como también con mucha paciencia y perseverancia. Llevar una dieta más saludable, incorporar el ejercicio a la vida diaria y consultar de forma regular al médico son las claves para poder alcanzar los objetivos.