Pesas para adelgazar: ¿pueden ayudarme a lograrlo con éxito?

Adrián Pérez · 29 septiembre, 2018
Después de una dieta, siempre pensamos en actividades físicas como nadar, correr, andar en bicicleta, y quizás te apuntes a ellas por el nivel de placer que nos brinda pero, ¿has considerado la posibilidad de utilizar las pesas para adelgazar?

Después de un tiempo, podría ocurrir que has bajado unos cuantos kilos, pero también hay cierto agotamiento y debilidad en tu cuerpo, o comienzas a notar flacidez en algunas zonas. Por tanto, para equilibrar el desarrollo de tu cuerpo lo mejor posible y obtener los resultados deseados, es bueno que incluyas en tu rutina el entrenamiento con pesas para adelgazar.

Cómo funciona el gasto calórico

El gasto calórico es la capacidad o equilibrio de tu organismo para consumir o quemar la energía derivada de lo que comes y la que en verdad necesita tu cuerpo según su actividad.

Es algo que los profesionales de la salud miden diariamente aplicando una tasa reglamentaria. Tiene algunas variantes por la edad y el período en que te encuentres, ya sea en la infancia, adolescencia o en la etapa adulta.

Estocada con pesas en Step.

Para poder funcionar, tu cuerpo gasta la energía que consumes de los alimentos en tus actividades cotidianas. Por eso, si tu objetivo es adelgazar, entonces tu gasto calórico debe ser mayor a la energía que consumes de los alimentos.

Pero si lo que buscas es ganar peso o masa muscular, no tendrás que adelgazar sino fortalecer tu musculatura al punto de gastar una cantidad menor de energía de lo que consumes.

Este es uno de los mayores errores. Las personas quieren adelgazar e inician una rutina de ejercicios que los hacen bajar peso, pero pocas veces logran el equilibrio deseado, debido a que su masa muscular también disminuye por no darle atención.

Cómo usar pesas para adelgazar 

Los profesionales en este campo recomiendan que antes de una actividad aeróbica trabajes con pesas y luego pasar a los ejercicios cardiovasculares, ya que tendrías mayor resistencia y tus músculos mayor energía para ejecutarlos.

Si logras combinar el uso de pesas con tu rutina, el gasto calórico será mayor, por lo que estarás involucrando más grupos musculares.

Otra idea sería la combinación de levantar poco peso pero con mayor número de repeticiones. Sprogresivamente aumentas la intensidad en peso y pocas repeticiones, lograrás mayor masa muscular.

Cada una de estas alternativas te ayudarán a adelgazar, pero también a tonificar tu cuerpo, de manera que el entrenamiento sea más integral.

Tips para el entrenamiento de pesas para adelgazar

En teoría, el levantamiento de pesas puede en promedio quemar entre 15 y 20 calorías por minuto. Si lo combinas con una dieta equilibrada y un buen descanso, de seguro disminuirá tu peso de un modo efectivo. Claro, siempre será importante el asesoramiento de un entrenador personal en un gimnasio.

Toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Es bueno que te familiarices con las máquinas si optas por entrenar en un gimnasio.
  • Inicia con ejercicios de calentamiento. Tómate de 5 a 10 mínutos.
  • Hazle estiramiento a los músculos que trabajarás ese día.
  • Comienza con pesos ligeros con lo que te sientas cómodo.
  • Asesórate del margen o ciclo de repeticiones que requieres.
  • Establece una rutina de días de entrenamiento y horas para que tu cuerpo y músculos puedan reposar y recuperarse.

Tampoco te obsesiones con las pesas para adelgazar. Permite que tu cuerpo se vaya ajustando a la rutina de ejercicios y progresivamente tendrás resultados. Recuerda que los músculos también pesan. Así que debes ir encontrando el equilibrio entre tu contextura y la masa muscular que estás ganando.

Una chica hace ejercicio con pesas.

Da el paso utilizando pesas para adelgazar y fortalece tu musculatura

Tanto los ejercicios aeróbicos como los anaeróbicos se pueden combinar, y ambos son realmente productivos para adelgazar. Ten en cuenta que levantando pesas, las fibras de tus músculos se irán haciendo más gruesas, por lo que demandarán mayor gasto de energía al levantar peso.

Así que no tengas miedo en comenzar a utilizar pesas para adelgazar en tu entrenamiento. Mantén una rutina constante y progresiva y no pienses tanto en tu peso, sino en tus medidas.

Inicia con algo sencillo, pueden ser botellas de agua, mancuernas de arena y en un lugar cómodo y de fácil acceso, de tal modo que comenzar a entrenar con pesas no te cause estrés. Recuerda entonces que si te entrenas con pesas para adelgazar, quemarás grasas y ganarás resistencia.