Cómo establecer y planificar los objetivos de pérdida de peso

Oscar Dorado · 7 febrero, 2019
Si estás buscando perder peso, quizás debes cambiar tu estrategia. A continuación, te contamos cómo establecer y planificar los objetivos.

Si estás deseando perder peso y reducir el tamaño de tu cintura, no hay duda que los dos aspectos claves que se deben modificar son la alimentación y la vida sedentaria. Sin embargo, para perder calorías y cambiar esta tendencia negativa, también debes saber cómo establecer y planificar los objetivos de pérdida de peso.

Ciertamente, planificar los objetivos para dejar esos kilos de sobra en el pasado es, probablemente, uno de los pasos más difíciles en cualquier programa de pérdida de peso. Esto ocurre porque debes saber cuánto necesitas perder y cómo calculas ese número.

Antes de establecer metas basadas en el que consideras que debe ser tu peso ideal, te recomendamos hablar con tu médico de confianza. Él tendrá acceso a cuadros de altura y peso y a otros recursos que pueden ayudarle a determinar un rango de peso saludable para tu tipo de cuerpo.

Asimismo, a la hora de planificar los objetivos de pérdida de peso, los resultados deben ayudarte a concentrarte menos en un peso objetivo y más en tomar decisiones saludables todos los días. La única manera de lograr cambios es implantando buenos hábitos para tu cuerpo. Si deseas iniciar un plan de pérdida de peso, es importante tener en cuenta algunas cuestiones.

Pasos para planificar los objetivos para perder peso

Una vez que determinas tus metas de pérdida de peso, debes registrar ese objetivo y luego llevar a cabo un plan para alcanzarlo. Entre otras características, este debe ser específico, medible, alcanzable, realista y tangible. A continuación, te contamos cuáles son los mejores pasos para lograrlos. ¡Toma nota!

El mejor método para perder grasa.

1. Establece un objetivo específico y medible

En primer lugar, evita proponerte metas que sean demasiado amplias. El primer paso en tu proceso de establecimiento de metas es reducirla a un logro específico o hito que te gustaría alcanzar. Una forma de ayudar a refinar tu objetivo es hablar con el médico.

Por otro lado, debes aprender a establecer objetivos de pérdida de peso alcanzables y que puedas medir. Para poder realizar un seguimiento de tu progreso durante el periplo de la pérdida de peso, el objetivo que establezcas debe ser cuantificable y comparable.

Define cómo medirás tu éxito a medida que avanzas en este proceso. Por ejemplo, puedes buscar adelgazar ‘X cantidad de kilos’, o reducir en un determinado número tu porcentaje de grasa corporal.

2. El objetivo debe ser alcanzable

Para que tu meta de pérdida de peso sea alcanzable, debes evaluar tu historial de pérdida de peso. Si nunca has podido perder más de 10 kilos, entonces un objetivo de pérdida de peso de 20 kilos podría no ser razonable.

Asimismo, recuerda que, una vez que alcanzas una meta, siempre puedes establecer una nueva. Todos los objetivos deben ser desafiantes, pero no deben ser tan difíciles como abrumadores. Ajusta tu meta para que sean razonables.

3. La meta debe ser importante para ti

Tu meta necesita importar en tu vida. Definir por qué los objetivos son importantes puede ayudarte a mantenerte motivado cuando aparece la complacencia. Por ejemplo, si visitas a tu médico al comienzo de tu proceso de pérdida de peso, anota cómo la pérdida de peso afectará tu salud.

Trucos para perder peso.

En este sentido, es importante definir en qué sentido esto es relevante en tu vida y recordarte a menudo estas razones cuando tengas la tentación de caer en malos hábitos o tirar la toalla.

Establecer tus intenciones y comprender la motivación para perder peso te ayuda a mantenerte enfocado en lo que necesitas. Así, nunca perderás de vista lo que más importa: tu salud y tu felicidad.

Finalmente, recuerda que tu objetivo debe ser alcanzable, por lo que debes estar dispuesto a establecer nuevos objetivos si los anteriores no te funcionan. Lo que es interesante es que, a medida que incluyas comportamientos más saludables, formarán parte de tu rutina y te permitirán sentirte mucho mejor, más fuerte y más segura, además de garantizar la pérdida de peso.

Como has podido observar, ningún programa de pérdida de peso o dieta funcionará hasta que establezcas una meta para alcanzar el éxito. Un objetivo sólido servirá como una hoja de ruta para todo el proceso, que puede llevar su tiempo. En definitiva, planificar los objetivos de pérdida de peso es clave para que todo el esfuerzo arroje resultados.

  • Boutelle, K. N., Libbey, H., Neumark-Sztainer, D., & Story, M. (2009). Weight Control Strategies of Overweight Adolescents Who Successfully Lost Weight. Journal of the American Dietetic Association109(12), 2029–2035. https://doi.org/10.1016/j.jada.2009.09.012
  • Makoundou, V., Habicht, F., Bobbioni-Harsch, E., Pataky, Z., & Golay, A. (2010, March 31). Lone term weight loss maintenance. Revue Medicale Suisse. Editions Medecine et Hygiene. https://doi.org/10.1093/ajcn/82.1.222S