Trucos y técnicas para acelerar el metabolismo

Yamila Papa Pintor 28 agosto, 2018
El metabolismo influye de forma directa en la pérdida de peso, si resulta ser muy lento favorecerá que ganemos algunos kilos de más, pero si conseguimos acelerarlo nos será más fácil adelgazar

Si conseguimos acelerar el metabolismo podremos procesar más rápido los alimentos y convertirlos en energía para todas las actividades cotidianas. Por ello es tan importante que esto suceda cuando queremos bajar de peso. Te damos algunas técnicas y trucos en el siguiente artículo.

Consejos para acelerar el metabolismo

Quizás el responsable de que engordes o que no bajes de peso como esperas es tu metabolismo. Si es demasiado lento, tardará más en digerir los alimentos. Y cuanto más tiempo estos pasen en tu cuerpo más difícil te será adelgazar. Para revertir esta situación, te damos algunos trucos:

1. Come más proteínas

Existe una especie de ránking donde se indica la cantidad de ‘termogénesis inducida por la dieta’ (DIT por sus siglas en inglés) que tienen los alimentos. A mayor DIT, más trabajo para el organismo, o lo que es mejor, más aceleración para el metabolismo.

Resultados de una dieta hiperproteica.

Las proteínas se encuentran dentro del grupo de nutrientes con más cantidad de DIT. En el mismo lugar podemos encontrar al agua. Por ello se recomienda consumir al menos dos litros por día si quieres hidratarte y al mismo tiempo mantener tu peso a raya.

2. Desarrolla músculos

Para mantener los músculos bien formados se necesita quemar más calorías que para las reservas de grasa. Por lo tanto, si tenemos una buena musculatura, nuestro metabolismo se acelerará.

Los músculos queman energía para convertirla en calor y poder equilibrar la temperatura corporal. Esto sucede tanto en invierno como en verano. Entonces, una buena manera de acelerar el proceso es incluir un entrenamiento de pesas en tu rutina.

3. Desayuna bien

Cuando comes correctamente en las mañanas tu cuerpo reacciona positivamente ya que le estás incorporando nutrientes después de varias horas (cuando dormías). Con un buen desayuno el organismo tendrá energía y menos apetito durante toda la jornada ya que los niveles de insulina y de glucosa serán constantes.

La importancia de desayunar saludable.

¿Qué debe tener un desayuno completo? Lácteos, cereales y frutas. No pueden faltar tampoco los frutos secos y los huevos (no fritos).

4. Haz entrenamiento de alta intensidad

Actualmente se lo conoce como HIIT y es una disciplina más que interesante para que puedas acelerar tu metabolismo, en combinación con la rutina de levantamiento de pesas. Los ejercicios de alta intensidad es 100% cardio, perfecto para quemar calorías y también energía.

Practica los llamados ‘sprints’ cuando andas en bicicleta (de calle o fija), corres en la cinta o haces abdominales. El método HIIT es de los más efectivos y lo mejor de todo es que las clases son más cortas que las demás: entre 20 y 30 minutos. Eso sí, la rutina es bastante intensa y puede que al principio te cueste seguirle el ritmo.

5. Reduce la ingesta de calorías

Cuando más quemamos calorías y más rápido funciona nuestro metabolismo es cuando consumimos menos cantidad de grasas. Para ello debemos aumentar las proteínas -como se dijo anteriormente- pero también los hidratos de carbono, que elevan la termogénesis.

Es preferible comer muchas veces al día pero que las raciones sean más pequeñas (y más saludables) que solo cumplir con dos ingestas copiosas, entre ellas la cena. Opta por aperitivos o snacks saludables, frutas, frutos secos y lácteos para cuando te ataca el hambre.

6. Lleva una dieta metabólica

No es para nada complicado cumplir con este plan de alimentación, ya que incluye muchos alimentos fáciles de conseguir. Por ejemplo, es muy importante que bebas té verde a diario y aquellos productos que contengan una buena cantidad de ácidos grasos Omega 3 (como el salmón o el atún).

La infusión tiene muchos antioxidantes y ayuda a perder kilos, mientras que los pescados reducen los niveles de azúcar en sangre y la resistencia a la leptina, una de las tantas hormonas que nos permiten bajar de peso.

Justamente, es fundamental prestar atención al papel que tienen las hormonas en cuanto a aceleración o ralentización del metabolismo se refiere. Los cambios en este aspecto pueden ‘jugarnos en contra’ por lo cual se recomienda consultar con un médico para saber cuál es la forma más saludable y eficaz para bajar de peso.

Bibliografía

Te puede gustar