Propiedades de la Yuca

La yuca es uno de los productos que pueden pasar de inadvertidos para parte de los consumidores, pero esconde grandes beneficios, en especial si buscamos una dieta económica

De todas las alternativas con las que contamos para añadir hidratos a nuestra alimentación, tenemos como opciones saludables las hortalizas amiláceas y los tubérculos como la yuca. Un alimento poco conocido en nuestra cultura pero cuyas propiedades y beneficios si te interesa conocer.

¿Por qué introducir en nuestra alimentación, productos de otras culturas?

Hemos llegado a un punto en el que cuando se piensa en una alimentación saludable aparece la lechuga y la pechuga. No hay nada más bárbaro que creer que esto es cierto. Sin embargo aunque hay una diversidad, en ocasiones podemos inundar nuestros platos de monotonía y sabores neutros.

Probar nuevas formas de cocinar un mismo producto es el inicio, pero la aventura sigue con conocer nuevos alimentos, cómo se cocinan y lo que no aportan a nuestra dieta. No por ello cualquier producto que provenga de otra cultura es saludable, pero en pequeñas cantidades y ocasionalmente es interesante que se disfruten.

La yuca: todo un descubrimiento

Yuca cruda ya partida.

La yuca, también conocida como mandioca, es un tubérculo cuyo origen reside en el área tropical de América. La condiciones ambientales necesarias para su crecimiento es el calor y la humedad principalmente pero es lábil en la adaptación a otros climas. Su cultivo es de bajo impacto económico y puede crecer con escasez de agua

La parte de la yuca que consideramos alimento son las raíces, como la zanahoria o la patata. Se consume de la misma manera que estos producto que forman la base de nuestra alimentación pero la composición nutricional de la mandioca es gratamente diferente.

Composición nutricional de la yuca

La mandioca a diferencia del resto de tubérculos con los que la podríamos comparar, contiene un 90% más de almidón y muy pobre en proteínas y grasas, según estudio publicado en la Nigerian Journal of Science. Por otro lado, si bien resulta interesante su aporte vitamina C, calcio y algunas vitaminas del complejo B, la proporción de micronutrientes es más bien escasa.

Sin embargo, cabe la pena destacar que las hojas que afloran del tubérculo tienen mayor proporción de proteínas, semejante o incluso mayor que la soja. Aunque suele ser la parte que se desecha del producto. Posee una mínima concentración de fibra y es fuente de polifenoles y taninos (como la uva) que destacan por su acción antioxidante.

Según la investigación realizada en Nigeria, citada anteriormente, también posee glúcidos cianogénicos, es decir, que su transformación da lugar al cianuro. Por ello, si su consumo es crónico y en el marco de una dieta deficitaria en vitaminas y minerales puede causar desde neuropatías hasta envenenamiento.

Que no cunda el pánico. Para que esto se produjese, prácticamente deberíamos de llevar una dieta a base de yuca y nada más. Aire y Agua. Y como ya hemos dicho, lo que queremos es darle variedad y nuevos sabores a nuestra alimentación actual.

Conoce los: Beneficios de la cola de caballo.

Yuca frita con especias.

Propiedades de la Yuca

Como ya hemos dicho, la yuca consta mayoritariamente de hidratos de carbono, por lo que es un alimento de alto rendimiento energético. Lamentablemente gran parte del almidón es de tipo resistente, el cual puede ser equiparable a la fibra dietética.

El almidón resistente beneficia el tránsito intestinal,produce saciedad, mejora condiciones metabólicas y brinda una ayuda para perder peso. La yuca no es un alimento de alta densidad nutricional, sino que si queremos consumirlo debería ser en el marco de una alimentación variada que garantice vitaminas y minerales, así como proteínas de calidad que este tubérculo no tiene.

Otra utilidad de la yuca es que a partir de este producto podemos obtener una farinácea, similar a la producida por la tapioca sin gluten. De modo que es un producto que puede diversificar la dieta de pacientes celiacos.

¿Cómo podemos consumirla?

Es un tubérculo mucho más denso en almidón que la patata lo que lo hace también más sabroso.De color entre blanco y amarillo, de sabor neutro aunque puede ser más dulce si escogemos una variedad más rica en fructosa.

Debemos de atender a si percibimos un sabor amargo porque nos indica alto contenido en cianuro. Este tubérculo se cocina en menos de 30 minutos y puede consumirse como tal hervido, al vapor, a la parrilla o al horno o bien, frito al igual que las patatas.

Carmen Horno

Estudiante de Dietética y Nutrición. Comer como placer y como profesión. Constancia y evidencia científica. La alimentación saludable te está buscando, déjame ayudarte a encontraros.

Ver perfil
Te puede gustar