¿Qué comer después de entrenar?

Pilar · 19 septiembre, 2018
Recuerda que la alimentación es tan importante como el ejercicio y que ambas siempre van de la mano, sin cuidarla es imposible rendir al máximo nivel y que los resultados lleguen, por lo que es fundamental alimentarse de la forma adecuada y no saltarse ninguna comida

Después de entrenar el cuerpo se encuentra en estado de agotamiento tanto por el esfuerzo realizado como por la pérdida de líquidos. Es por ello que es importante aportar nutrientes al organismo para que se recupere. En este momento no es válido cualquier nutriente, ya que una mala alimentación post entreno puede provocar que todo el esfuerzo realizado no sirva para nada. A continuación te explicamos qué comer después de entrenar.

Hidratación después de entrenar

Tal y como hemos comentado anteriormente, después del entrenamiento el cuerpo ha perdido una gran cantidad de líquidos por lo que se encuentra deshidratado. Es importante volver a hidratarlo, por lo que en un primer momento y antes de ingerir nutrientes sólidos debes tomar líquidos.

En cuanto acabes de entrenar puedes tomar agua, agua de coco o algún tipo de bebida específica para deportistas que incluya algunas sales. Esta último tipo de bebidas es especialmente recomendable para aquellas personas que realizar ejercicio a alto nivel.

Para evitar estos estados de deshidratación te recomendamos que asistas siempre al gimnasio con una botella de agua. Así podrás beber a medida que vayas perdiendo líquidos y te sientas cansado. Ten cuidado y no ingieras demasiada cantidad de líquidos porque podrá aparecer el flato y no rendirás igual al tener el estómago lleno.

¿Qué nutrientes debo tomar después de entrenar?

Los nutrientes adecuados en cada momento del día. Este es un tema que causa verdaderos quebraderos de cabeza a los deportistas porque como bien saben, alimentarse de forma poco adecuada hace que todo el esfuerzo realizado no sirva para nada. Para que esto no te ocurra te explicamos que debes comer después de haber realizado una sesión de ejercicio.

Después de entrenar es importante ingerir los alimentos apropiados porque se absorban rápidamente y notarás las mejoras en un corto plazo de tiempo. Es en este momento en el que hay que dar prioridad a las proteínas. Debes ingerir este tipo de nutriente en cantidad moderada, ya que tampoco es recomendable comer en exceso después del entrenamiento.

Algunos de los alimentos ricos en proteínas son la carne, el pescado o los huevos. No olvides cocinarlos de forma saludable porque de lo contrario de nada servirá haber tomado proteínas.

Tostada de aguacate y huevo.

Te recomendamos que lo hagas a la plancha o al horno ya que no se suman calorías extra y los alimentos conservan todos sus nutrientes. Además, es una forma rápida y fácil de cocinar por lo que no perderás mucho tiempo en la cocina y no es necesario que tengas un nivel alto de conocimientos.

Para que la recuperación sea más rápida, es interesante incluir en la comida post entreno una pequeña ración de carbohidratos de absorción rápida. Gracias a estos alimentos te sentirás menos cansado y estarás recuperado en un breve espacio de tiempo.

Diferentes propuestas de comidas post entreno

Para que veas lo sencillo que es preparar una comida, cena o tentempié después de un entreno, a continuación te proponemos tres recetas diferentes. 

Sándwich de atún y huevo. Esta receta tan sencilla y rápida de elaborar resulta ser una inyección de proteínas y un pequeño aporte de hidratos perfectos para la recuperación. Escoge pan de sándwich integral para beneficiarte de todas las propiedades del grano entero y atún al natural bajo en sal. Puedes complementar esta receta con lechuga o tomate.

Ensalada de atún.

 

Tortilla francesa con verduras salteadas. Una cena ligera perfecta después de una sesión de gimnasio. Al igual que la anterior, se elabora en un par de minutos y es muy saludable.

Pechuga a la plancha con queso. Escoge siempre pechugas sin la piel para eliminar la grasa. También puedes cambiar el queso por hierbas aromáticas y puedes tomar una rebanada de pan.

La alimentación adecuada después de realizar ejercicio es tan importante como el esfuerzo realizado. No olvides recuperar los líquidos que has perdido y tomar carbohidratos y proteínas para alcanzar los objetivos que te hayas marcado.