¿Qué requisitos tienen los productos ecológicos?

Pilar 17 mayo, 2018
Habitualmente compramos productos ecológicos en tiendas de alimentación especializadas o los identificamos con algún tipo de etiqueta en el supermercado, pero detrás de ellos hay mucho más que un simple producto

Los productos ecológicos son cada vez más demandados. La conciencia sobre la alimentación saludable es mayor y por ello estos productos ocupan cada vez más espacio en los estantes de los supermercados.

¿Sabemos de verdad qué es un producto ecológico? ¿Qué requisitos tienen los productos ecológicos? ¿Cómo reconocerlos? Te contamos todas las medidas que cumplen y como han sido cultivados y cuidados.

¿Qué es un alimento ecológico?

Un alimento ecológico es aquel que ha sido cultivado sin utilizar pesticidas ni ningún producto químico. Desde el momento de la siembra hasta el de la cosecha, todo el proceso se realiza de forma tradicional tal y como se hacía hace décadas.

Caja de verduras frescas.

Los alimentos ecológicos tienen un precio más elevado que los convencionales y su aspecto no es tan bonito. A pesar de ello, cada vez cuentan con más adeptos y la gente que los compra casi siempre repite. Su sabor es mucho más intenso que el de los alimentos convencionales y además tienen más propiedades.

¿Cómo identificar un producto ecológico?

Si quieres apuntarte a la alimentación ecológica debes saber identificar este tipo de productos. No basta con que el cartel o el propio vendedor lo indique. Los productos que cumplen los requisitos para ser ecológicos llevan alguna o varias de las siguientes etiquetas:

  • EU Organic Logo. Desde Europa se lleva utilizando este sello bastantes años. Es una forma de agrupar e igualar a todos los productos ecológicos del continente. Si ves este sello en los productos puedes estar totalmente seguro de que no se han utilizado pesticidas ni transgénicos.
  • Ecolabel. Este sello europeo es usado por productos que no son alimentos. Puede verse en cualquier mobiliario, electrodómestico, aparato informático y muchos más objetos. Indica al comprador que en su proceso de fabricación se han utilizado materiales reciclados y procesos que contaminan muy poco.
  • Agricultura ecológica española. Los productos ecológicos españoles cuentan con un sello propio. Este sello indica que el alimento se ha producido siguiendo la normativa europea.

¿Por qué consumir alimentos ecológicos?

Los alimentos ecológicos tienen mucho más sabor, pero también es verdad que su precio es notablemente más elevado ¿Compensa desembolsar más dinero a la hora de hacer la compra? La realidad es que os productos ecológicos son mucho más que su sabor. Detrás de ellos hay una forma de vida y una conciencia sobre el medio ambiente y la vida saludable.

Beneficios de comer huevo.

Las personas que cultivan y consumen estos alimentos no lo hacen solo por su sabor, sino que también lo hacen por convicción. Algunos de los motivos por lo que consumir alimentos ecológicos son los siguientes:

  • En el caso de la carne, y de los huevos se busca el bienestar animal. Los ganaderos ecológicos defienden que es posible consumir carne de forma sostenible y velando por la calidad de vida de los animales. Los animales cuya carne se destina a la venta ecológico son criados en semilibertad y cuentan con más espacio que los animales que se crían en granjas convencionales.
  • Menos contaminación. Al no utilizar pesticidas ni otros elementos químicos se reducen los niveles de contaminación que genera la producción de alimentos. Además hay que sumar que en la mayoría de los casos los productos ecológicos son de proximidad por lo que la contaminación derivada del transporte se reduce drásticamente.
  • Productos más saludables. Aunque al consumir productos ecológicos lo que notamos principalmente es el sabor, en realidad son mucho más. Se trata de productos que han sido cultivados respetando los períodos de crecimiento, han sido recolectados cuando estaban maduros  y utilizando fertilizantes naturales tales como el abono orgánico.
  • Se potencia la economía rural. La mayoría de alimentos que consumimos provienen de miles de kilómetros e incluso de otros continentes. Esto provoca que en el proceso de transporte se contamine y que la economía de las áreas rurales se vea afectada. Consumiendo alimentos ecológicos se potencia la economía rural, ya que son pequeños agricultores de nuestra proximidad los que cultivan este tipo de alimentos y después van a a los mercados especializados a venderlos.
Te puede gustar