Que tu dieta esté centrada en alimentos 100% naturales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 11 diciembre, 2018
Pilar · 30 noviembre, 2018
Es común observar en cualquier supermercado como las cestas y carritos se llenan de productos precocinados o artificiales, cuando en realidad son más caros y menos sanos; empieza a planificar tu compra pensando en la salud y pásate a los productos naturales

Que los alimentos naturales son los más saludables y beneficiosos para nuestro organismo es algo que todos sabemos. En cambio, si ahora abres la nevera de tu casa seguro que ni la mitad de lo que hay en el interior son alimentos naturales. ¿Y si nos proponemos cambiar esta situación para gozar de una mejor salud y mantener un peso adecuado?

La popularidad de los procesados, precocinados y congelados

¿Por qué cada vez son más populares los alimentos procesados, precocinados o congelados? Esta pregunta no tiene solo una respuesta, ya que son varios los motivos por los que este tipo de productos se han popularizado en todas las casas.

Este tipo de alimentos necesita un tiempo mínimo de elaboración o simplemente no lo necesita. Abrir, calentar y comer. Así de sencillo. Solemos recurrir a este tipo de alimentos cuando tenemos prisa o simplemente no nos apetece cocinar.

Otro de los motivos por los que estos alimentos se han popularizado es por su conservación. A diferencia de los alimentos frescos, estos se conservan durante meses intactos y conservando todas sus propiedades. No tenemos que estar pendientes de su estado o comerlos rápidamente porque se van a echar a perder.

Además, hay que tener en cuenta que estos alimentos están ricos. Son sabrosos, jugosos y a toda la familia le encantan. Este es sin duda un motivo del peso por el cual nos cuesta dejar de tomarlos.

Hasta aquí todo parece muy bonito. Sigue leyendo y descubre que es lo que estamos sacrificando a cambio de optar por estos y no por alimentos naturales.

Alimentos naturales, la mejor opción

Los alimentos naturales son aquellos que no han sido procesados o que lo han sido mínimamente. Es por ello que se encuentran en un estado muy similar al de su recolección. Este tipo de alimentos deben estar presentes en todas tus comidas, ya que son los más saludables.

Si vas a hacer dieta que sea con alimentos naturales.

Al ser totalmente naturales contienen un número mayor de propiedades y el organismo los asimila de una forma más eficaz. Además, están libres de excesos de sal, azúcar o grasas saturadas.

Es cierto que hay que invertir tiempo en cocinarlos, pero merece la pena y tu salud lo agradecerá. Además, es importante acostumbrar a los más pequeños de la casa a tomar este tipo de alimentos desde la infancia. Es la única forma de que mantengan durante toda su vida unos hábitos alimenticios saludables y no tengan problemas de obesidad o sobrepeso.

Escoge preferiblemente alimentos ecológicos

Incrementar la ingesta de alimentos naturales es el primer paso hacia una alimentación 100% natural. Si quieres alimentarte de una forma todavía más saludable debes optar siempre por los alimentos ecológicos. Es cierto que tienen un precio más elevado, pero merece la pena gastar un poco más si eso supone un mejor estado de salud.

La principal característica de los alimentos ecológicos es que en su proceso de cultivo no intervienen agentes químicos tales como los pesticidas. Esto hace que el producto resultante sea totalmente natural, con mucho más sabor y un mayor número de propiedades.

Además, tienes que tener en cuenta que consumiendo productos 100% naturales no solo ayudas a mejorar tu salud sino que también contribuyes al cuidado del planeta. Esto es debido a que este tipo de agricultura es de cercanía, no contamina y fomenta el desarrollo sostenible. También hay que tener en cuenta que se evita el derroche de agua y la deforestación.

Comprar productos sin gluten.

¿Cómo cambio mi rutina?

Si intentas cambiar radicalmente tu modo de alimentación y tomar solamente alimentos naturales seguramente te parecerá un proceso complicado y acabarás tirando la toalla. Nuestra recomendación es que lo hagas progresivamente hasta que alcances el punto máximo.

Piensa en las comidas que sueles tomar a lo largo de la semana y los alimentos procesados que hay en ellas. Busca una alternativa e intenta sustituirla. Además, puedes involucrar a todos los miembros de tu familia en el proceso. ¿Por qué no hacéis vuestras propias hamburguesas o pizzas? Y si durante la semana no tienes tiempo de cocinar lo mejor será que te planifiques y cocines con antelación alimentos naturales.

Los alimentos 100% naturales son los más saludables. Como has podido comprobar merece la pena que vuelvan a ser los protagonistas de nuestro frigorífico. Reduce la ingesta de procesados, congelados y precocinados y comienza a cuidarte.