3 recetas diferentes con plátano

Pilar · 18 junio, 2018
Habitualmente el plátano es utilizado para elaborar recetas dulces, pero tal y como te vamos a mostrar a continuación también puede utilizarse como ingrediente principal o para acompañar tus comidas

El plátano es una de las frutas más consumidas alrededor del mundo. Aunque habitualmente lo tomamos crudo también se puede cocinar para elaborar preparaciones tanto dulces como saladas. Sigue leyendo y aprende a hacer tres recetas diferentes con plátano como ingrediente principal.

Plátano relleno de carne

La combinaciones de sabores hace de preparaciones como esta un ‘menú’ que repetirás una y otra vez. Esta receta también recibe el nombre de canoas de banana y típica de la gastronomía de países latinoamericanos.

Plátano relleno de carne.

Ingredientes para 2 personas:

  • 4 plátanos maduros
  • 500 gramos de carne picada
  • 2 ajos
  • 2000 mililitros de tomate frito
  • Medio vaso de agua
  • 12 olivas rellenas
  • Queso rallado
  • Aceite

Elaboración:

  1. Calienta una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente añade la carne picada y cocina a fuego medio a la vez que remueves.
  2. Añade el tomate frito, el agua y los ajos picados. Si no te gustan los ajos puedes omitirlos. Mantén a fuego medio durante 15 minutos.
  3. Mientras la carne se cocina pela los plátanos y hazles una pequeña raja por la parte curva. Así será más fácil rellenarlos.
  4. En otra sartén con un poco de aceite fríelos. Hazlo con cuidado para que no se rompan, ya que es la parte más importante de toda la elaboración.
  5.  Deja enfriar y sécalos con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  6. Una vez estén fríos puedes rellenarlos con la carne picada. Espolvorea un poco de queso rallado encima de cada uno de ellos.
  7. Introduce al horno a 170 grados durante 10 minutos.

Chips de plátano

Las chips de plátano son una receta fácil, rápida y que a todo el mundo le encanta. Además se pueden combinar con cualquier preparación de carne o pescado. Si buscas una presentación especial, unas chips de plátano marcaran la diferencia.

Chips de plátano.

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Comienza precalentando el horno a 120 grados. Así se calienta al mismo tiempo que preparamos el plátano.
  2. Pela los plátanos y córtalos en rodajas finas. Cuanto más finas las cortes más crujiente será el resultado.
  3. Introduce las rodajas en el horno durante media hora por cada lado. Después deja enfriar. Así de sencillo se realiza este snack o decoración de platos.

Otra opción es cocinarlas en la freidora y espolvorear azúcar cuando todavía estén calientes para que se quede pegado. Esta forma de elaborarlas es mucho menos saludable y poco recomendada si se va a comer en grandes cantidades.

Aunque en este caso las hemos cortado en forma de rodajas también puedes cortar el plátano por la mitad y hacer lonchas. Si las haces así puedes utilizarlas hasta para dipear.

Bizcocho de plátano y almendras

De las tres recetas diferentes con plátano que hemos seleccionado esta es la más tradicional. Este bizcocho de plátano y almendras es perfecto para desayunar o merendar. Además, como es muy jugoso se conserva perfectamente durante varios días.

Bizcocho de plátano.

Ingredientes:

  • 2 plátanos maduros
  • 2 cucharadas soperas de leche condensada
  • 4 huevos
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 vaso de agua
  • Medio vaso de aceite de oliva
  • 2 vasos de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 70 gramos de almendras laminadas

Elaboración:

  1. Calienta el horno a 180 grados.
  2. Pela los plátanos y cháfalos con la ayuda de un tenedor. Si están maduros lo harás mucho más fácil y además el plátano estará más dulce.
  3. En un bol añade los huevos, el azúcar, la leche, el aceite, la harina y la levadura. Con la batidora bate todos los ingredientes hasta que el resultado sea una mezcla homogénea.
  4. Añade los plátanos que previamente has chafado y la leche condensada.
  5. Vierte la mezcla en un molde de silicona. Espolvorea las almendras laminadas por la superficie. También puedes añadir un poco de azúcar para que tenga un dulzor extra.
  6. Mete el bizcocho en el horno durante media hora. Si las almendras comienzan a tostarse apaga la resistencia de arriba y cocina solo con la de abajo. Para comprobar si el bizcocho está cocinado puedes clavar un palillo. Si al sacar el palillo está limpio ya puedes sacar el bizcocho del horno.