Acompaña tus platos con salsas caseras

Paco María García 10 abril, 2018
Comer sano no está reñido con las salsas, pese a su mala fama, las podemos preparar en casa para acompañar nuestros platos favoritos

Son deliciosas y muy nutritivas, y es posible acompañar la mayoría de nuestros platos de cocina con salsas caseras, adaptadas a cada gusto. Además del placer de prepararlas, encontraremos en ellas alternativas para combinar con distintos platos. Pueden acompañar ensaladas, legumbres, carne, arroz o pescado.

Salsa Romesco

Ingredientes:

  • Tres ñoras o pimientos choriceros
  • Una cabeza de ajo
  • Dos tomates maduros
  • 1 guindilla
  • 10 almendras tostadas
  • Una rebanada de pan frito
  • Seis cucharadas de aceite
  • Una pizca de sal y de pimienta

Elaboración:

  1. Poner a remojar las ñoras en agua tibia hasta que ablanden. Se extrae la carne con un cuchillo, raspando.
  2. Colocar los dos tomates y la cabeza de ajo en una fuente.
  3. Rociarlos con aceite de oliva y llevarlos al horno hasta que estén bien asados.
  4. En un mortero se coloca la carne fresca de las ñoras, las almendras, la guindilla, el pan frito, los tomates sin piel y los ajos asados y pelados.
  5. Machacar hasta conseguir una pasta homogénea.
  6. Incorporar el aceite y el vinagre poco a poco.
  7. Agregar la pizca de sal y la de pimienta.

Salsa Española

Una de las elaboraciones básicas en el manual de un buen cocinero es la salsa española; utilizada en muchos restaurantes, no es difícil incorporarla a nuestra cocina en casa.

Para ello, se parte de un roux oscuro (harina bien rehogada en mantequilla); además, necesitaremos un caldo oscuro de carne (resultado de tostar previamente los huesos en el horno). Al final, se dará el toque de espesor deseado a la salsa.

Ingredientes:

  • Media taza de caldo de carne (100 mL)
  • Una cebolla
  • Una zanahoria
  • 1 tomate maduro
  • Un puerro
  • 1 cucharada de harina
  • Un vaso de vino de Jerez (200 mL)
  • Aceite de oliva
  • Pimienta y sal

Elaboración:

  1. Lavar las verduras, pelarlas y cortarlas en trozos.
  2. Sofreírlas en una cacerola con un poco de aceite durante unos minutos.
  3. Se incorpora la harina y se sofríe por unos minutos, sin que se queme
  4. Incorporar el caldo de carne, removiendo constantemente para evitar los grupos.
  5. Se añade el vino.
  6. Añadir sal y pimienta al gusto.
  7. Cocinar a fuego lento durante 40 minutos.
  8. Retirar del fuego y triturar la sala, que debe quedar homogénea y espesa.

Salsa Barbacoa

Bol de salsa barbacoa.

Ingredientes:

  • Cuatro cucharadas de agua (100 mL)
  • Dos guindillas picantes
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Tres cucharadas soperas de vinagre o limón
  • Cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Una cucharada de sal
  • Tres cucharadas de azúcar

Elaboración:

  1. Se incorporan todos los ingredientes en la licuadora
  2. Se licúa hasta que quede una salsa suave, homogénea y aceitosa

Salsa Vinagreta Caliente

Ingredientes:

  • 1 pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Una cebolla
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gramos de alcaparras
  • 100 mL de vinagre
  • 100 mL de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

  1. Pelar y picar bien finos los ajos y la cebolla.
  2. Lavar los pimientos y el tomate, cortarlos en dados.
  3. Calentar el aceite en un sartén.
  4. Freír los ajos, la cebolla y los pimientos durante 10 minutos.
  5. Añadir los tomates y cocinar todas las verduras por otros 10 minutos.
  6. Incorporar las alcaparras y el vinagre.
  7. Cocinar por cinco minutos más.
  8. Sazonar al gusto.

Salsa de yogur y mostaza

Ingredientes:

  • 1 yogur natural
  • ½ cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharada de perejil fresco picado

Elaboración:

  1. Mezclar bien el yogur con la mostaza hasta conseguir una pasta homogénea.
  2. Incorporar el zumo de limón.
  3. Agregar el perejil.
  4. Batir muy bien. Es una salsa muy sencilla de realizar, y que aporta un toque refrescante a muchas elaboraciones.

Salsa Chimichurri

Chimichurri con carne.

Ingredientes:

  • Cinco cucharadas de perejil fresco
  • Tres cucharadas de orégano seco
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • Una cucharadita de sal
  • Dos dientes de ajo
  • Ají molido o 1 guindilla roja
  • 50 mL de agua
  • 125 mL de vinagre de Jerez
  • 250 mL de aceite de oliva

Preparación:

  1. Colocar orégano seco en un bol y agregarle agua tibia.
  2. Remover y dejar reposar.
  3. Si se opta por ají molido en lugar de la guindilla, incorporarlo al orégano en remojo.
  4. Cortar los dientes de ajo, el perejil en trozos finos y la guindilla si es la escogida para dar el toque picante.
  5. Añadir al orégano hidratado la sal, la pimienta negra, los ajos, la guindilla y el perejil.
  6. Mezclar ligeramente.
  7. Incorporar el vinagre de Jerez y el aceite de oliva.
  8. Remover bien.
  9. Dejar reposar un día para que se junten bien los sabores. El resultado será una salsa con un carácter propio, contundente y muy aromática.
  10. Colocarla en un tarro o botella de vidrio previamente esterilizado.
Te puede gustar