Batidos fáciles de hacer para mejorar tu rutina

Junto al descanso, la nutrición es el otro complemento fundamental del ejercicio físico, si queremos obtener los mejores resultados no podemos obviar la influencia de una buena alimentación, por ello y para sacar el máximo rendimiento, te exponemos cuando y como ingerir los batidos según su composición

Hay muchos batidos fáciles de hacer para mejorar tu rutina que ayudan a tonificar los músculos. Conocer la hora y el momento apropiados para ingerirlos, según sus ingredientes, puede marcar la diferencia.

El batido natural es mejor

En el mercado se oferta diversidad de batidos preparados. Los conservantes y añadidos químicos que contienen no compiten en calidad y vitalidad con los frescos y naturales.

Los batidos caseros, fáciles de hacer para mejorar tu rutina, contienen una alta cantidad de proteínas e hidratos; proporcionan energías al cuerpo y fortalecen la masa muscular.

Las vitaminas elevan la energía en el cuerpo. Son claves en toda dieta pensada para tener una sana y adecuada alimentación.

Batidos de avena, más masa muscular

Este batido fácil de preparar para mejorar tu rutina es ideal para aumentar la masa muscular. Se recomienda tomarlo al levantarse o después de los ejercicios; nos ofrecerá la energía necesaria para las actividades cotidianas.

La combinación de los ingredientes permite recuperar energía en cualquier momento del día. Y además es ideal para reponer las calorías perdidas durante el entrenamiento, sin ganar peso.

A dos cucharadas de cereal se agregan dos vasos de leche descremada, 60 gramos de avena y yogurt natural sin grasa. Después se trituran y mezclan, hasta lograr una mezcla uniforme.

Cómo sacar el máximo rendimiento a tus batidos.
Los ingredientes de los que este compuesto son los que determinan su momento y cantidad adecuadas.

Batidos de frutas naturales, muy recomendadas

Los batidos de frutas naturales son muy recomendados, entre otras cosas porque no tienen los ingredientes químicos. Naranja, apio y zanahoria aportan energía y fortalecen los músculos; se recomienda no utilizar azúcar, pues la zanahoria aporta un sabor dulce.  Los ingredientes se llevan a la licuadora y listo.

De fresa y mango

Otro batido fácil de hacer para mejorar tu rutina es el que se elabora con fresas y mango. Media taza de fresas y de mango, ambas congeladas, se trituran con un vaso de agua natural. De acuerdo al gusto se le puede poner más o menos agua; si se quiere más frío y menos denso puede agregar unos cubos de hielo.

Este batido se puede tomar al finalizar los ejercicios. También es recomendado para los días de verano; el sol y las altas temperaturas hacen perder energía rápidamente y estos jugos de frutas la reponen con facilidad.

Naranja, zanahoria y remolacha

También un batido fácil de hacer, que incluye jugo de naranja, zanahoria y remolacha; se mezclan en la licuadora hasta eliminar grumos. Se trata de un batido delicioso y aporta mucha energía, sin sumar calorías que hagan ganar peso, ideal para fortalecer los músculos de los deportistas.

Estos jugos de frutas se pueden tomar antes o después del entrenamiento. En cualquier caso, se debe ingerir entre los 15 y 30 minutos previos al inicio de la rutina deportiva o al término de la actividad. En ambos casos el jugo aportará las energías necesarias para nutrir la masa muscular con las proteínas apropiadas.

Cómo sacar el máximo rendimiento a tus batidos.
Un buen batido es la mejor forma de complementar la práctica deportiva.

Plátano y claras de huevo

En una licuadora se coloca medio litro de leche desnatada, tres claras de huevo, 3 o 4 cucharadas de avena y un plátano; se mezclan hasta que no queden grupos. Es recomendable tomarlo después de entrenar por su alto contenido proteico que aumenta la masa muscular

Fresas y plátano

Un yogur y un vaso de leche descremados, un plátano y 4 o 5 fresas grandes se trituran hasta lograr una mezcla homogénea. Es ideal para antes de entrenar, pues aumenta la masa muscular y ayuda a eliminar grasas.

Batidos de frutos secos y proteínas

Batido de nueces

Para elaborar este batido, se necesita medio litro de leche, medio vaso de agua, 3 claras de huevo, un yogur desnatado, 50 gramos de nueces y un plátano. Tomado después del entrenamiento ayuda a reponer el glucógeno perdido y aumenta la masa muscular por su elevado aporte proteico.

De proteínas caseras

En una taza grande se colocan dos vasos de leche entera y entre cinco o seis claras de huevos hervidas. Se agregan dos o tres cucharadas de avena de hojuelas y 100 gramos de requesón. Con un batidor de mano se mezclan hasta lograr un líquido homogéneo; el batido debe tener una densidad apropiada para consumir lentamente. También se puede usar la licuadora.

Se puede tomar unos 20 a 40 minutos antes del entrenamiento para garantizar energías y no agotar las reservas. Si se toma después, ayudará a la reconstitución del organismo y al aumento de masa muscular.

Te puede gustar