Comienza tus días con un pudín proteico de chocolate

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 23 enero, 2019
Francisco María García · 24 enero, 2019
Junto a la necesidad de un programa de ejercicios físicos diarios, se encuentra la alimentación balanceada. Es importante empezar el día con un buen desayuno; para ello, este pudín proteico de chocolate es una excelente elección.

Uno de los más grandes desafíos de mantener una nutrición funcional y equilibrada es conciliar la meta de conquistar el cuerpo soñado con las ganas de comer dulce. Pensando en ello, esta receta de un pudín proteico de chocolate es ideal para empezar tus días con mucha energía.

¿Por qué desayunar un pudín proteico de chocolate?

Si bien todas las comidas son importantes, el desayuno es el punto clave en una dieta equilibrada. Al despertar, el cuerpo necesita recibir los nutrientes esenciales para activar el metabolismo y permitirnos ‘arrancar’ el día con energía.

Si tomamos un desayuno débil, probablemente nos sentiremos cansados en varios momentos del día. Esto, además, sin mencionar que irremediablemente nos veremos obligados a comer más durante la mañana.

Lógicamente, un desayuno ‘débil’ no se refiere a la cantidad de comida ingerida, sino que a la calidad nutricional de lo que consumimos luego de despertar. Más vale comer una porción moderada de un plato rico en proteínas y grasas buenas que consumir una enorme cantidad de ‘calorías vacías’ o sobrepasarse con los carbohidratos refinados.

Por ello, un pudín proteico de chocolate puede ser la alternativa ideal para un desayuno nutritivo, delicioso y moderado en calorías. A continuación, presentamos dos recetas: la primera es de un pudín tradicional, mientras que la segunda nos enseña a preparar un cremoso pudding de chocolate.

Receta de pudín proteico de chocolate

Al terminar de hornear, solo necesitamos esperar que el pudín proteico de chocolate esté a temperatura ambiente antes de consumirlo.
Imagen: Green Vivant.

Ingredientes

  • 300 ml de clara de huevo.
  • 200 gr cacao en polvo.
  • 250 gr de queso sin grasas.
  • 1 huevo.
  • 1 cuchara de proteína/suero de leche en polvo (sabor chocolate).
  • 100 gr de avena.
  • 7 unidades de nueces o almendras picadas.
  • 1 sobre de levadura.
  • Edulcorante al gusto.

Elaboración

  • Para empezar, ponemos el horno a precalentar a 180ºC.
  • Mientras tanto, cogemos un recipiente y comenzamos por batir las claras y el huevo hasta que se unan completamente.
  • Luego, añadimos el queso y seguimos batiendo levemente hasta que se integre.
  • Enseguida, sumamos los demás ingredientes (con excepción de las nueces) y mezclamos de forma suave y envolvente hasta conseguir una preparación homogénea. En este paso, es muy importante asegurarnos de que la proteína en polvo no forme grumos; debemos tener como resultado una masa líquida y uniforme.
  • Por último, añadimos también las nueces picadas y las integramos a la masa de chocolate.
  • Entonces, cogemos un molde o forma apta para horno y depositamos la preparación. Si parece conveniente, podemos forrar el molde con papel manteca o utilizar formas antiadherentes de silicona.
  • Ahora, será el momento de hornear la masa durante unos 25 a 30 minutos a temperatura de 180ºC. La idea es obtener un pudín proteico de chocolate con textura leve y espumosa, y no un bizcocho tradicional.
  • Antes de retirar el pudín del horno, debemos asegurarnos de que la preparación esté 100 % cocinada. Para ello, basta introducir un palillo de dientes o un cuchillo fino en el centro y constatar si la masa está cruda o cocinada.
  • Al terminar de hornear, solo necesitamos esperar que el pudín proteico de chocolate esté a temperatura ambiente antes de consumirlo.

Receta de pudín proteico de chocolate exprés

Para los que buscan una opción más económica y práctica, esta receta de pudín de chocolate exprés alegrará sus desayunos:

Ingredientes

  • 50 gr de puré de calabaza.
  • 1 huevo grande.
  • 40 gr de polvo de proteína/suero de leche en polvo (sabor chocolate).
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de cacao en polvo (opcional).
  • Endulzante al gusto.
Esta segunda receta nos enseña a preparar un cremoso pudding de chocolate.

Elaboración

  • Para hacer este pudín exprés, solo necesitamos batir todos los ingredientes con un batidor manual o en la licuadora.
  • Luego, depositamos la preparación en un molde de silicona y la llevamos a hornear por unos 10 o 15 minutos en el horno previamente calentado a 180ºC.
  • Si preferimos, podemos llevar la mezcla al microondas durante uno o dos minutos, hasta que el huevo esté perfectamente cuajado.
  • ¡Listo! Cuando el pudding esté a temperatura ambiente, ya lo podemos disfrutar en el desayuno o como postre eventualmente.

Para complementar un desayuno saludable y nutritivo, podemos añadir frutas frescas o bayas al pudín proteico de chocolate. Una excelente opción es utilizar frutos rojos con alto contenido de antioxidantes naturales y moderados en azúcares, como los arándanos y las frutillas.

Por último —y no menos importante—, te recordamos la importancia de consultar un nutricionista para establecer una dieta equilibrada, funcional y optimizada según tus objetivos y las necesidades de tu organismo. Además, antes de empezar una rutina de entrenamiento físico, consulta a tu médico de confianza.

  • Pérez-Guisado, J. (2009). Importancia del momento en que se realiza la ingestión de los nutrientes. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Fisica y Del Deporte9(33), 14–24.
  • Lezcano, E. P. (2010). Cereales para el desayuno. Alimentos Argentinos50, 26–37.