Cómo hacer salsa de guacamole

Pilar · 20 abril, 2018
Una de las salsa favoritas para acompañar con nachos o casi todo tipo de carnes, en realidad es una de las más fáciles de preparar

El guacamole es la salsa mexicana por excelencia. Su sabor es tan delicioso que ha traspasado fronteras y es mundialmente conocida y consumida en cualquier parte del mundo. A continuación te explicamos como se elabora la salsa de guacamole, sus propiedades y proponemos una serie de elaboraciones con las que acompañarla.

Receta

Ingredientes:

  • 2 aguacates maduros
  • 1 tomate maduro
  • Media cebolla
  • Medio limón
  • Sal
  • Cilantro
Receta de salsa de guacamole.

Elaboración:

Comienza por pelar los dos aguacates maduros y sacar la carne. Pon la carne de los aguacates en un bol y con la ayuda de un tenedor cháfalos. Es importante que estén maduros para que aplastarlos con el tenedor sea más sencillo y la salsa tenga una textura más cremosa.

Después pela el tomate y pícalo en dados muy pequeños. Haz lo mismo con la cebolla. Añádelos al bol en el que están los aguacates aplastados. Remueve y chafa también los tomates y la cebolla.

Pica el cilantro y exprime el medio limón. Ve añadiendo poco a poco estos ingredientes al bol y sigue removiendo. por último prueba la salsa y añade un poco de sal. Así de fácil, sin machar la cocina y sin necesidad de fuego se elabora esta saludable salsa de guacamole.

Propiedades de la salsa de guacamole

Como has podido ver en la receta, la salsa guacamole se compone principalmente de aguacate. Esta fruta de origen sudamericano tiene muchas propiedades, por lo que su consumo esta muy recomendado. Algunos de los beneficios del aguacate son los siguientes:

  • Alto contenido en grasas saludables y Omega3. A pesar de que la palabra grasa ya nos evoca algo negativo no es así. Las grasas son necesarias para el organismo y el aguacate es una liemnto estrella para nutrirnos de grasas saludables.
  • Rico en potasio. Regula la tensión y facilita las digestiones.
  • Contiene magnesio. Fundamental para los huesos y dientes, por lo que previene la osteoporósis y las caries. Además contribuye a la relajación del sistema nervioso.
  • Saciante. El aguacate tiene un alto contenido calórico comparado con la mayoría de las frutas. Esto no hay que verlo como algo malo, ya que se debe a que contiene un gran porcentaje de grasas saludables. Por ello el aguacate es una de las frutas más saciantes y te harán no tener hambre transcurridos varios minutos.
Salsa de guacamole con nachos.

Además del aguacate, el resto de ingredientes que contiene la salsa de guacamole son muy saludables. Es una salsa elaborada con una base de frutas y complementada por hortalizas. Si a esto le sumamos que no incluímos aceite para elaborarla el resultado es una salsa casera muy saludable.

¿Con qué combina la salsa de guacamole?

La salsa de guacamole se utiliza habitualmente para acompañar a los nachos. Además hay otras muchas formas de comer esta salsa. A continuación te proponemos algunas elaboraciones rápidas, sencillas y saludables con las que poder disfrutar de la salsa de guacamole:

  • Tostada de guacamole y salmón. Corta una rebanada de pan rústico y ponla a tostar. Después unta una capa gruesa de guacamole y coloca encima dos lonchas de salmón ahumado. Espolvorea un poco de perejil  ya está lista esta propuesta de cena saludable.
  • Ensalada con salsa de guacamole. Corta en dados piña, tomates, aguacate,  una patata cocida, pepino y añade olivas. Después añade un par de cucharadas de salsa de guacamole y remueve bien para que todos los ingredientes se unten con la salsa. Esta ensalada se puede comer directamente o también utilizarla como relleno para unas fajitas.
  • Hamburguesa con guacamole. La salsa de guacamole puede acompañar a cualquier hamburguesa. Se complementa perfectamente con la carne, el queso, la cebolla o cualquier otro ingrediente que quieras incluir. Además es mucho más saludable que la mayonesa u otro tipo de salsa similar.

Como puedes ver, las opciones de la salsa guacamole son muy amplias. La hemos combinado con pescado, carne y verduras para que veas que cualquier combinación es posible. Si te gustan las salsas y las consumes frecuentemente te recomendamos que hagas bastante cantidad de salsa guacamole y la guardes en la nevera. Esta salsa casera es un buena alternativa a las salsas que compramos elaboradas.