Cómo preparar una mousse ligera para los días de calor

Pilar · 6 octubre, 2018
Conoce diferentes recetas para preparar una mousse ligera en los días de calor, el postre ideal para tus comidas

La mousse ligera es el postre o merienda perfecta para los días de calor ya que nos ayuda a refrescarnos de forma saludable y sin apenas sumar calorías. Además, es una elaboración que se prepara en apenas unos minutos y que no requiere conocimientos culinarios. ¿Quieres aprender a hacerla? En este post te explicamos como a través de tres versiones diferentes de esta receta tan deliciosa.

Mousse ligera de fresas

La primera propuesta de mousse ligera que traemos es esta versión de fresa. Se trata de una elaboración muy sencilla, vistosa y que además se prepara fácilmente. Es perfecta para quedar como el anfitrión perfecto después de una cena de verano.

Mousse de fresas.

Ingredientes:

  • 1 sobre de gelatina sabor fresa
  • 200 gramos de fresas
  • 250 mililitros de agua
  • 1 sobre de Stevia
  • 1 yogur natural

Elaboración:

  1. Para comenzar a elaborar esta deliciosa mousse de fresas debes poner medio vaso de agua a calentar hasta que alcance el punto de ebullición. Añade entonces la gelatina y cuando esta esté disuelta agrega el otro medio vaso de agua. Deja reposar la mezcla durante media hora hasta que esté fría y cuajada.
  2. Mientras la gelatina se cuaja seguimos elaborando la receta. Lava y trocea las fresas y después mézclalas con el yogur. Comprueba el nivel de dulzor y añade si es necesario el sobre de Stevia. Si las fresas están demasiado maduras probablemente no sea necesario.
  3. Tritura la mezcla de las fresas con el yogur y el edulcorante. Cuando todos ingredientes estén totalmente picados añade la gelatina y vuelve a triturar. Es importante triturar durante al menos un par de minutos ya que es en este paso en el que la mezcla va a alcanzar la textura de mousse porque se va a ir mezclando con el aire.
  4. Sirve en una copa y deja reposar. Cuando lo vayas a tomar puedes decorarlo con una hojita de menta o trocitos de fresa.

Mousse de piña

La piña es una de las frutas más consumidas durante el verano. Es una fruta muy ligera apta para todo tipo de dietas. Si quieres elaborar un postre ligero, saludable y bajo en calorías esta es sin duda alguna una buena opción.

Mousse de piña.

Ingredientes:

  • 5 rodajas de piña en su jugo
  • Un vaso de café de jugo de la lata
  • 200 gramos de queso batido
  • 2 láminas de gelatina
  • 2 claras de huevo

Elaboración:

  1. Cortamos en trocitos 4 rodajas de piña y reservamos una para decorar. Las mezclamos con el queso batido y trituramos los dos ingredientes hasta que queden completamente mezclados.
  2. Por otro lado, calentamos el jugo de la piña hasta que hierva y entonces agregamos las láminas de gelatina. Mezclamos bien hasta que se deshagan y después dejamos enfriar.
  3. En un bol batimos las claras de huevo durante un par de minutos para que se monten. Este paso es muy importante porque es el que aporta la textura de mousse a la receta.
  4. Mezclamos todos los ingredientes, dejamos enfriar y servimos cada copa decorada con un trocito de piña.

Mousse de chocolate

No podíamos acabar esta lista de recetas de mousse ligeras sin incluir la más popular de todas, la de chocolate. Al igual que las dos anteriores, se prepara fácilmente y además a los niños les encanta.

Mousse de café.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 sobre de Stevia
  • 550 mililitros de nata para montar
  • 170 gramos de chocolate negro o con leche

Elaboración:

  1. Bate los huevos y mézclalos con la Stevia. 
  2. Calienta la mitad de la nata sin que llegue a alcanzar el punto de ebullición y después debes mezclarla lentamente con los huevos batidos. Bate durante varios minutos para que la mezcla vaya cogiendo aire.
  3. Vuelve a calentar esta mezcla y añade el chocolate. Corta el chocolate en trocitos para que se deshaga fácilmente a medida que se va calentando.
  4. Introduce la mezcla en la nevera para que se enfríe.
  5. Monta el resto de la nata con ayuda de unas varillas. Una vez que esté montada mézclala con el bol de la nevera y vuelve a batir todos los ingredientes a velocidad baja.
  6. Sirve y decora la mousse de chocolate.

Tres recetas diferentes con mucho en común. Las tres son saludables, ligeras y se elaboran fácilmente. Ahora que ya conoces estas recetas puedes elaborarlas y disfrutar de un delicioso postre refrescante.