3 desayunos equilibrados

Es importante que el desayuno sea variado y que incluya diferentes alimentos, de modo que comencemos el día nutriéndonos con vitaminas, cereales y proteínas

El desayuno es la comida más importante del día. Después de haber pasado varias horas sin consumir ningún alimento, el organismo necesita energía para empezar el día con las pilas recargadas. Para que empieces el día a tope te mostramos tres propuestas de desayunos equilibrados. 

Como verás a continuación, todos los desayunos equilibrados que te proponemos se preparan en menos de 15 minutos, por lo que no hay ninguna excusa para no tomarlos.

Bol de yogurt con cereales, zumo natural y plátano

Esta propuesta de desayuno equilibrado es una de las más completas. Combina la fruta, los lácteos, los cereales y además cuenta con un montón de vitaminas y fibra. Si eres de esas personas que les gustan los desayunos contundentes este es el tuyo.

Desayuno equilibrado de yogur, zumo natural y plátano.

La base de este desayuno va a ser el yogurt con cereales y frutas. Vierte en un cuenco un yogurt natural bajo en grasa y espolvorea por encima una cantidad abundante de cereales. Los más saludables son los integrales, ricos en fibra o los copos de avena. Para darle el toque final a este sabroso yogurt añade unas frutas del bosque. Puedes comprarlas frescas, pero es mucho más práctico que compres una bolsita congelada y así cada día cojas un puñadito.

Para complementar este desayuno exprime una naranja. Es importante que el zumo sea natural porque las diferencias entre un zumo de naranja ya comprado y uno natural son abismales. Si quieres beneficiarte de todas las propiedades de un zumo de naranja no cuesta nada preparar un zumo casero.

Por último toma una pieza de fruta. Si te parece que este desayuno es demasiado contundente puedes reservar la pieza de fruta para el almuerzo de media mañana. Te recomendamos que escojas siempre frutas de temporada por todos estos motivos.

Tostada de aguacate y huevo

Nuestra segunda propuesta de desayunos equilibrados viene cargada de proteínas y grasas saludables. Aunque cualquiera puede tomarlo, está especialmente recomendado para aquellas personas que realizan deporte. 

Tostada de aguacate y huevo.

Comienza por tostar dos rebanadas de pan, preferiblemente integral. Mientras tanto vierte el contenido del aguacate en un cuenco y con la ayuda de un tenedor cháfalo. Añade zumo de limón. Según sea tu gusto puedes añadir más o menos y también una pizca de sal.

Unta el aguacate en las tostadas y coloca encima el huevo cocido cortado en rodajas. Para no perder tiempo por la mañana y para no ir con más prisa de la que ya tenemos habitualmente puedes cocer por la noche los huevos y así tenerlos listos para preparar estas deliciosas tostadas. Recuerda que el tiempo exacto que tarda un huevo en cocerse son 10 minutos.

Un zumo recién exprimido será el complemento perfecto para empezar el día con las pilas cargadas. Para que no te resulte aburrido el típico zumo de naranja, aquí te dejamos varias propuestas. Experimenta con las diferentes frutas y crea nuevos jugos cada mañana.

Macedonia y bebida de soja

La tercera propuesta de desayunos equilibrados es perfecta para aquellas personas intolerantes a la lactosa. Parece que por no poder tomar lácteos ni sus derivados las opciones en el desayuno son mucho más limitadas. A continuación te mostramos que no es así, y que tomar un desayuno rico, sabroso y saludable también es posible.

Macedonia y bebida de soja.

La base de este desayuno va a ser una deliciosa macedonia de frutas. Es tan sencillo como que elijas diferentes piezas de fruta que tengas en la nevera y las trocees. Para que esté más jugosa añade el zumo de media naranja. Si está muy ácida añade un poco de azúcar o en su defecto de algún edulcorante.

Es importante que la macedonia sea casera. Si por el contrario compras alguna ya elaborada ya no estarás consumiendo un desayuno saludable y equilibrado. Estas latas de macedonia tienen un alto contenido en azúcar añadido que no es recomendable.

Como acompañamiento a la macedonia te proponemos un vaso de bebida de soja. También la puedes cambiar por leche de almendras o arroz. Afortunadamente cada vez son más amplias las opciones para aquellas personas que no pueden consumir productos lácteos.

Te puede gustar