Falso pesto de brócoli

Francisco María García · 17 junio, 2018
Nutritivo y fácil de encontrar en el mercado, el brócoli es un producto muy versátil; crudo en ensalada o como ingrediente de alguna receta, el consumo de este alimento de origen vegetal es muy saludable y un gran invento que facilita la tarea de integrar este alimento de alto valor nutritivo a la dieta

Un delicioso falso pesto de brócoli es una sugerencia muy práctica para el almuerzo o la cena.   Es especialmente útil para tenerlo listo en el refrigerador y utilizarlo en esos días en los que el tiempo no alcanza. Un falso pesto de brócoli es, también, un buen complemento para algún plato con el que atender a las visitas inesperadas.

¿Por qué se lo llama ‘falso pesto’? Para marcar la diferencia con el pesto de albahaca de tradición italiana. En realidad, está inspirado en esa receta, y, excepto por el brócoli, los ingredientes son los mismos. También es similar el uso.

Receta del  falso pesto de brócoli

Es una propuesta muy sencilla, rápida y económica; requiere pocos ingredientes, todos accesibles. Una receta especialmente apta para los que no son muy proclives a los largos procesos de elaboración.

Ingredientes:

  •  1 brócoli mediano (aproximadamente 250 g)
  • 3 hojas de albahaca
  • 50 g de queso parmesano
  • 2 dientes de ajo
  • 80 g de de nueces, almendras o semillas (una sola especie o un mix)
  • 100 g aceite de oliva
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ½ cucharadita de sal

Elaboración: 

  1. Lavar el brócoli y quitarle el tronco grueso.
  2. Separar los trozos en forma de pequeños arbolitos y ponerlos en el vaso de la picadora.
  3. Agregar el resto de los ingredientes.
  4. Procesar para triturar hasta obtener la consistencia que se prefiera. Hay personas a las que les gusta más grueso y granulado. Otras lo preparan muy cremoso.

Listo para usar o guardar.

Variantes:

  • Esta misma receta puede prepararse con brócoli cocido. También es sencillo cocinarlo al vapor y se lo puede tostar levemente al horno. En este caso, hay que colocar los ‘arbolitos’ en una fuente forrada con papel vegetal. Llevarla a horno medio (180º) durante veinte minutos; después proceder como se indica en la receta.
  • Para preparar un falso pesto de brócoli vegano, solo es necesario eliminar el queso parmesano. Se lo puede sustituir por un queso vegano, que se prepara en base a levadura de cerveza.

Conservación:

El falso pesto de brócoli se puede guardar en el refrigerador. Si se prepara para guardar, es aconsejable temar algunas precauciones para que se conserve sin problemas y acompañar a una cena.

  • Lavar bien el frasco y, si es posible, rociarlo con un poco de alcohol para esterilizarlo.
  • Fraccionar el pesto en pequeños frascos es mejor que guardarlo en un recipiente grande. De este modo se asegura mejor la asepsia.
  • Deben taparse bien los recipientes, casi al vacío. De lo contrario, se pueden formar hongos en la capa superior.
  • Si la intención es tenerlo en reserva durante mucho tiempo, lo mejor será congelarlo en la nevera.

Usos del falso pesto de brócoli

Los amantes de este pesto encuentran usos nuevos cada día; se trata de una salsa muy versátil que se integra bien con otros sabores. Algunos ejemplos que seguramente actuarán como disparadores para imaginar otras posibilidades:

  • Pasta con pesto de brócoli. Cualquier pasta larga es una buena combinación para el falso pesto de brócoli. Permiten que su sabor se realce y, al mismo tiempo, lo suavizan.
Pasta con pesto de brócoli.

  • Risotto al pesto de brócoli. Los amantes del risotto encuentran en el falso pesto de brócoli una buena variante.
  • Salmón con pesto de brócoli. El pescado al grill, aderezado con esta sabrosa salsa es una opción exquisita para paladares exigentes.
  • Pollo relleno de pesto de brócoli. Una sencilla pechuga de pollo se enriquece extraordinariamente si se la rellena con falso pesto de brócoli.
  • Champiñones al pesto de brócoli. Ideal para veganos. En general, el sabor apagado de los champiñones combina muy bien con el pesto. Basta dorar los hongos en una plancha o sartén y aderezarlos con la salsa.
  • Paella de bacalao con pesto de brócoli. Un original plato que mucho satisface a los amantes del pescado.

La organización Mundial de la Salud aconseja incorporar en la dieta trescientos setenta y cinco gramos de brócoli al menos tres veces a la semana .El falso pesto es una sabrosa manera de incluirlo en la cocina familiar.