Galletas de avena y frutos secos

Pilar · 2 junio, 2018
Te contamos cuales son las propiedades de estos dos ingredientes principales y explicamos como se elabora esta receta, muy sencilla para hacer de forma rápida

Las galletas de avena y frutos secos son una receta fácil que podrás hacer en casa en muy poco tiempo. Además se conservan perfectamente por lo que podrás hacer bastantes y así desayunar de forma saludable durante toda la semana.

Propiedades de la avena

¿Sabías que la avena es el cereal con mayor concentración de vitaminas y minerales? Estas características la convierte en un ingrediente estrella para cualquier desayuno, snack o merienda. Además la avena es rica en fibra , potasio y magnesio.

Por todo ello la avena está especialmente recomendada para aquellas personas que tienen problemas intestinales como estreñimiento o dificultades para realizar la digestión. También la deben tomar aquellas personas que necesiten un extra de energía como por ejemplo los deportistas.

 

Cuenco de avena.

Como puedes ver, se trata de un alimento muy completo, por lo que es muy beneficioso incluirlo en nuestra dieta. En este post te proponemos tomar avena realizando unas galletas. Otras formas de comerla son con la leche en el desayuno, con yogurt o con barritas de cereales.

Propiedades de los frutos secos

Los frutos secos son una fuente importante de minerales, contienen un gran número de vitaminas, son ricos en grasas saludables vegetales y además contienen fibra. Por todo ello son un alimento estrella que en su justa medida se debe incorporar a cualquier habito alimenticio.

Una buena costumbre es empezar el día tomando un puñado de frutos secos como por ejemplo unas nueces o unas avellanas. Son el complemento perfecto a una tostada y un vaso de leche. Así empezarás el día cargado de energía. También puedes tomarlos en bizcochos, mezclados con un yogur, o a cualquier hora como un snack saludable.

El talón de aquiles de los frutos secos es su aporte calórico. Todos ellos tienen en común una gran cantidad de calorías y por ello hay que tomarlos siempre en pequeñas cantidades. Una justa cantidad nos da la energía necesaria sin hacernos acumular grasas.

Un consejo es que lleves siempre en el bolso una bolsita con un puñado de frutos secos. Podrás llevarla durante semanas y así cuando aparezca el gusanillo podrás calmarlo con este snack saludable y saciante que te hará no tener apetito hasta dentro de unas horas.

Receta de galletas de avena y frutos secos

A continuación te explicamos como elaborar en tu propia casa unas deliciosas y saludables galletas de avena y frutos secos. Esta receta no tiene ninguna dificultad y se realiza en menos de una hora por lo que no hay ninguna excusa para no realizarla.

Galletas de avena y frutos secos.

Además ya hemos comentado en muchas ocasiones todos los beneficios que tienen las recetas caseras. Es la forma más natural de comer y ademas así eliminamos todos los ingredientes poco saludables.

Ingredientes para 10 galletas:

  • 175 gramos de copos de avena
  • 75 gramos de harina
  • 1 cucharilla de levadura
  • 1 cucharada de almendras
  •  2 cucharillas de pipas de calabaza
  •  2 cucharadas de avellanas
  • 10 uvas pasas
  • Media cucharilla de semillas de lino
  • Miel
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. Comienza por calentar el horno a una temperatura de 180 grados. Así cuando las galletas estén listas para hornear ya estará caliente y no tendremos que esperar.
  2. Limpia los frutos secos para que no queden pieles ni restos de cáscaras.
  3. Trocea los frutos secos. Intenta que todos queden del mismo tamaño. Trocealos a tu gusto aunque debes tener en cuenta que no deben quedar demasiado grandes en relación con el tamaño de la galleta porque sino va a ser complicado moldearlos.
  4. En un bol añade la harina, los copos de avena y la levadura. Cuando las hayas mezclado añade los ingredientes húmedos, en este caso la miel y la cucharada de aceite de oliva. Mezcla hasta que el resultado sea una masa homogénea.
  5. Añade a la masa las semillas. Para que queden correctamente distribuidas comienza por extender la masa y espolvorear todas las semillas. Después amasa hasta formar una bola.
  6. En la bandeja del horno coloca un trozo de papel especial y ve colocando las galletas. La forma más fácil es haciendo pequeñas bolitas y chafándolas. Recuerda guardar distancia entre unas y otras porque como llevan levadura crecerán en el horno.
  7. Hornea durante 10 minutos.