Las mejores recetas de humus

Pilar · 29 abril, 2018
Es uno de los últimos descubrimientos en gastronomia de occidente de la comida árabe, pese a ser un plato muy antiguo, no es hasta estos últimos años que se ha empezado a valorar esta receta como merece, y no como simple puré de garbanzos o lentejas

El humus es una receta desconocida hasta hace relativamente poco tiempo en nuestro país. En los últimos años se ha popularizado tanto en restaurantes como en el consumo doméstico. Esto es debido a que son cada vez más los supermercados que ofrecen este producto ya preparado. Desde aquí te mostramos varias recetas de humus y te animamos a que la hagas tú mismo. 

El hummus se hace con tan solo cuatro ingredientes: puré de garbanzos, zumo de limón, tahina y aceite de oliva. A partir de estos ingredientes base podemos incluir otros o modificarlos para crear nuevas recetas. A continuación te enseñamos como hacer la receta tradicional y después te mostramos alguna más por si te animas a innovar en esta centenaria receta.

Receta clásica

En primer lugar te vamos a dar las pautas para que sepas hacer la versión clásica del humus. Una vez que conozcas esta podrás modificarla y crear las mejores recetas de humus.

Receta de humus clásico.

El humus se suele servir en un cuenco y es perfecto para comer en tostadas, con palitos de zanahoria o como complemento en algún bocadillo. Para hacer una cantidad generosa necesitamos:

  • Medio kilo de garbanzos cocidos
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Zumo de un limón
  • Una pizca de sal
  • 3 cucharadas de tahina

Bate los garbanzos cocidos hasta que quede un puré. Después añade el zumo de limón, la sal y la tahina. Remueve toda la mezcla durante varios minutos hasta que quede uniforme y ya estará listo. A la hora de servir añadimos por encima el aceite y espolvoreamos un poco de perejil.

Como ves es una receta fácil y rápida. Lo mejor es hacer una cantidad considerable, ya que la podemos usar en muchos platos y se conserva perfectamente durante días en la nevera. Basta con que cubramos el cuenco con film transparente para poder disfrutar durante días de esta receta tan sana y con tantas propiedades.

Humus con pimiento rojo

La receta de humus con pimiento rojo es muy parecida a las recetas de humus tradicionales. La única diferencia es que incluiremos dos nuevos ingredientes: el pimiento rojo y el pimentón. 

Las mejores recetas de humus.

Seguiremos los mismos pasos que en la receta anterior con la diferencia de que asaremos un pimiento rojo y lo trocearemos. Lo batiremos junto con el resto de ingredientes y de este modo quedará un humus de color rojizo y con un ligero sabor a pimiento.

Cuando lo sirvamos en un cuenco espolvorearemos un poco de pimentón por encima. Otra opción si nos gusta mucho este ingrediente es incluir el pimentón en la batidora. Así quedará más rojo y con más sabor. Además de estar buenísimo, este humus queda genial en los platos por su color vistoso.

Humus de lentejas

El humus de lentejas es una variante del humus tradicional. Para muchos esta receta no es un hummus propiamente dicho ya que carece de su ingrediente principal, el garbanzo. Desde el punto de vista nutricional este falso hummus sigue siendo una gran fuente de propiedades. La lenteja es una fuente de proteínas y aporta hierro, fósforo y vitaminas del grupo B.

La receta se elabora igual que la tradicional con la diferencia de que se utilizan lentejas en vez de garbanzos. Te recomendamos que añadas menos cantidad de limón. Lo mejor será que vayas añadiendo poco a poco y probando. La lenteja tiene un sabor más fuerte y puede quedar demasiado ácido si añadimos mucho limón.

Humus de remolacha

De todas las recetas de humus esta es probablemente la más desconocida. Su impactante color será la decoración protagonista de cualquier plato. Lo mejor de todo, que sabe igual de bien que decora los platos.

Una vez más tomaríamos de referencia la receta de hummus tradicional. La única diferencia es que en vez de 500 gramos de garbanzos añadiremos solo la mitad. A cambio incluiremos en la receta 200 gramos de remolacha previamente cocida.

Una vez que todos los ingredientes estén mezclados formando una masa uniforme lo serviremos en un cuenco y añadiremos unas hojas de hierbabuena.