Pizzas saludables, una forma sana de darte un capricho

Fernando Clementin 1 julio, 2018
Te mostramos algunas recetas para aquellos amantes incondicionales de la pizza que quieren cuidar su alimentación; comer sano no implica tener que renunciar a ciertos platos, simplemente hay que adaptarlos

Para conseguir los resultados que pretendemos en cuanto a musculación y rendimiento deportivo, es necesario llevar una alimentación sana. Sin embargo, no son pocas las veces que nos atacan las ansias por comer nuestra comida favorita. Gracias a las pizzas saludables, este deseo es algo que podemos complacer sin romper nuestro régimen.

Principalmente por su exquisito sabor, pero también por su practicidad y porque nos sirve de pretexto para reunirnos con nuestros amigos, la pizza se ha vuelto uno de los alimentos más populares. De hecho, algunos informes aseguran que en muchos países se ha vuelto el alimento más consumido.

No obstante, este delicioso plato presenta un dilema para quienes acostumbran alimentarse sanamente. Ellos se ubican entre la tentación y la voluntad para seguir un plan de alimentación. ¿Qué hacer en esos casos?

¿Comer pizza engorda?

Si bien la mayoría de las recetas de pizza incluyen ingredientes ricos en carbohidratos y grasas, es injusto acusar a las pizzas de los kilos de más. En realidad, existen variedades que están lejos de ser comidas poco saludables.

Chica comiendo pizza.

Sí es necesario aclarar, en cambio, que su consumo debe ser moderado, tal y como pasa con muchos otros alimentos. Si una persona come pizza todos los días y además lleva una vida con escasa actividad física, seguramente verá reflejadas las consecuencias en la báscula.

A continuación, te mostramos tres recetas de pizzas saludables que te servirán para darte un gusto de vez en cuando. Así, podrás llevar una dieta equilibrada sin que esto signifique un enorme sacrificio y la privación de una comida que tanto te gusta.

3 recetas de pizzas saludables

La gran diferencia entre las pizzas saludables y el resto, además de los aditivos, está en la masa. En este caso, deberás usar harinas integrales y no refinadas. Las integrales se digieren más fácil y aportan mayor cantidad de nutrientes como la fibra, que ayuda a regular el sistema digestivo.

Además, las masas finas contienen menos calorías que las gruesas. La preparación de las masas integrales es igual a las masas de pizza con harinas normales:

  1. Mezcla media taza de agua con aceite y sal.
  2. En otro recipiente, combina la harina con levadura.
  3. Añade media taza de agua tibia y haz una masa.
  4. Deja reposar por media hora.
  5. Agrega la mezcla de agua, aceite y sal y amasa.
  6. Nuevamente, deja reposar. Luego de dos horas, tendrás la masa lista para estirarla y enviarla al horno para la precocción.

1.- Pizza vegetariana

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 2 zapallitos
  • 3 tomates
  • Queso muzzarella
  • Sal
  • Pimienta
Masa de pizza casera.

  1.  Preparación (con la masa integral ya preparada)
  1. Cortar la cebolla y los zapallitos y rehógalos con unas gotas de aceite y agua. Se debe aprovechar que ambas verduras permiten este método de cocción por su contenido de agua.
  2. Agregar los tomates troceados e incluir también su jugo. También se puede utilizar un pisapatatas para formar una salsa antes de agregarla a la cebolla y los zapallitos.
  3. Salpimentar y cocinar a fuego lento por unos minutos más.
  4. Agregar el queso y hornear hasta que se derrita.
  5. Opcional: agregar rúcula, orégano, albahaca o cualquier otro vegetal para decorar y darle más sabor.

2.- Pizzetas de berenjena

Ingredientes (para 4 porciones)

  • 2 berenjenas
  • 2 tomates
  • 250 gramos de queso mozzarella
  • 2 cebollas
  • Sal
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • Salsa de tomate
Pizza de berenjena.

Preparación

  1. Cortar las berenjenas en rodajas de grosor medio.
  2. Ponerlas en una bandeja de horno con sal y un poco de aceite de oliva. Hornear a 180° por 20 minutos.
  3. Picar las cebollas, los tomates y el ajo.
  4. Freír la cebolla y el ajo en aceite de oliva durante 3 o 4 minutos. Añadir el tomate y una cucharada de salsa de tomate.
  5. Salpimentar a gusto y dejar en el fuego por 10 minutos.
  6. Retirar la bandeja del horno y añadir la mezcla a cada rodaja de berenjena.
  7. Poner el queso y hornear por 5 minutos para que se derrita.

3.- Pizza de pollo

Ingredientes (con la masa integral ya lista)

  • 1 cebolla
  • Media pechuga de pollo
  • Queso port salut light
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • 2 tomates picados o salsa de tomate (opcional)
  • Rúcula, albahaca u orégano (opcional)
Pizza de pollo.

Preparación

  1.  Picar la cebolla y rehogar en aceite de oliva hasta que quede transparente.
  2. Agregar el pollo cortado en cubitos y cocinar hasta que esté listo.
  3. Antes de agregar la mezcla a la masa, podemos agregar tomates picados o salsa de tomate para crear una salsa.
  4. Salpimentar.
  5. Agregar a la masa y poner el queso encima.
  6. Hornear hasta que el queso se derrita.
  7. Colocar los vegetales encima de la pizza una vez que esté lista.

Estas pizzas saludables pueden ser la salida perfecta para esos momentos en los que quieres complacerte con la comida. También son ideales para las reuniones con amigos o familiares y son fáciles de preparar. ¡Pruébalas y combínalas con otros ingredientes que te agraden!

Te puede gustar