Platos con carnes magras

Pilar · 10 junio, 2018
Lo mejor de estas recetas es que tienen un precio bastante económico y se cocinan fácilmente, te proponemos diferentes sugerencias de platos con carnes magras

Las carne magra es aquella que contiene menos de 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de producto. Además, esta carne contiene bajos niveles de grasas saturadas y colesterol. Por todo ello es una opción muy saludable para incluir en comidas o cenas en nuestro día a día.

Como vas a comprobar, los platos con carnes magras son perfectos tanto para el día a día como para las ocasiones más especiales. Además le gustan a todo el mundo y hay infinitas formas de cocinarlas. Toma nota porque comenzamos con nuestras tres propuestas.

Pechuga de pavo rellena con arándanos y albaricoque

El pavo relleno es una de las elaboraciones más comunes en los días más importantes del año. En este post te enseñamos a realizar otra receta que además tiene un sabor especial al contener fruta en su interior. Otra de las ventajas de este plato es que su emplatado, tal y como puedes ver en la imagen, es espectacular.

Pechuga de pavo con arándanos y albaricoque.

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 kilogramo de pechuga de pavo
  • 1 cucharada sopera de mantequilla
  • Medio vaso de vino blanco
  • Media cebolla
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 50 gramos de arándanos
  • 50 gramos de albaricoque
  • 100 gramos de bacon
  • Romero
  • Sal

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 grados.
  2. En una sartén pochar la media cebolla cortada muy fina. Cuando esté empezando a dorarse añadir el bacon y después los arándanos y el albaricoque troceados. Cuando añadas las frutas tan solo deberán saltearlas medio minuto. Así de sencillo estará listo el relleno de este delicioso pavo relleno.
  3. Abrir la pechuga de pavo y salpimentarla. Puedes pedirle al carnicero que la deshuese y la abra porque es una tarea un poco complicada y es importante que quede bien para que el plato tenga una presentación bonita y no se rompa al comerlo.
  4. Reparte el relleno por toda la pechuga excepto por los bordes. Así será más sencillo enrollarla.
  5. Cierra la pechuga con ayuda de una cuerda.
  6. Derrite la mantequilla y mézclala con el aceite de oliva. Con ayuda de un pincel unta la pechuga. 
  7. Añade por encima de la pechuga el vino blanco y el caldo de carne. Por último espolvorea un poco de romero por encima de la pechuga.
  8. Mantén en el horno durante 50 minutos. Si está muy seco puedes volver a untar la mezcla de mantequilla y aceite de oliva cada 15 minutos.
  9. Finalmente tan solo queda emplatar. Para ello debes cortar las pechugas en rodajas de un grosor de 2 centímetros. Si las cortas muy finas se romperán y el emplatado no será tan vistoso.

Conejo asado con patatas

El conejo es una de las carnes más tradicionales. Contiene muy poca grasa, por lo que se encuentra dentro de las denominadas carnes magras y además se pude cocinar de muchas formas. A continuación te proponemos una receta de conejo asado con patatas que se realiza en aproximadamente 50 minutos.

Conejo asado. 

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 conejo
  • 2 patatas
  • 1 vaso de vino blanco
  • Agua
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón (puedes escogerlo picante o no según sea tu gusto)
  • Perejil

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a una temperatura de 180 grados.
  2. Corta el conejo en cuatro trozos y salpiméntalos. También puedes pedir en la carnicería que te lo troceen.
  3. A continuación vamos a realizar la mezcla con la que untaremos el conejo para que quede más jugoso y no se seque en el horno. En primer lugar añade en el mortero el perejil picado, el pimentón y la sal. Después agrega aceite de oliva, vinagre y el vino blanco.
  4. Con ayuda de una brocha unta el conejo con la mezcla que acabamos de realizar. Añade bastante cantidad y reserva la mezcla sobrante.
  5.  Introduce el conejo al horno durante media hora. Si queda demasiado seco cuando lleve 15 minutos en el horno puedes sacarlo y volver a untar otra capa de la mezcla.
  6. Pela las patatas y córtalas en rodajas. Cuécelas durante 10 minutos.
  7. Una vez que las patatas estén cocidas fríelas para que se doren.
  8. Tan solo quede emplatar. Para ello coloca en cada plato un cuarto de conejo, varias rodajas de patata y añade dos cucharadas por encima de ambos del jugo que ha quedado en la bandeja del horno. Encima de las patatas espolvorea un poco de pimentón.