Platos dulces con frutas y verduras

Pilar · 6 junio, 2018
Estas elaboraciones son una buena forma de hacer que los más pequeños de la casa coman verdura, y que por lo general los niños la rechazan y a prácticamente ninguno le gusta, en cambio de esta forma seguro que quieren repetir una y otra vez

¿Platos dulces con frutas y verduras? Seguro que en un primer momento te parece un poco extraño y hasta dudes de si estas elaboraciones estarán buenas. La respuesta es un sí rotundo. A continuación te enseñamos diferentes recetas con las que comer frutas y verduras de manera diferente a la que estamos acostumbrados.

Sorbete de espinacas y kiwi

Esta idea de sorbete de espinacas y kiwi es una receta refrescante perfecta para el verano. Además casi no tiene calorías y sus ingredientes principales tienen efecto diurético y evitan la retención de líquidos. Todo ello convierte a este sorbete en la compañía perfecta en las horas de sol y playa.

Sorbete de espinacas y kiwi.

Ingredientes para 4 sorbetes:

  • 4 kiwis
  • 3 plátanos
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 3 puñados de espinacas
  • Hielo picado
  • 1 vaso de café de agua

Elaboración:

  1. Pela el kiwi y el plátano. Parte todas las piezas de fruta en varios trozos para que licuarlos sea una tarea más sencilla.
  2. Introduce en la licuadora la fruta troceada, las espinacas, la miel, el agua y el hielo picado. Si la fruta está bastante madura puedes omitir la miel. La única función de este ingrediente es endulzar de una forma natural y saludable el sorbete. Si la fruta está madura ya aportará el suficiente dulzor, de todas formas dependerá de tu gusto.
  3. Licuamos todos los ingredientes.
  4. Servimos en cuatro copas e introducimos 3 minutos en el congelador. Ya está listo este sorbete fresco y saludable ideal para tomar entre horas o como postre

Bizcocho de zanahoria y chocolate

Este bizcocho es una auténtica delicia. El sabor de la zanahoria conecta perfectamente con el del chocolate. Es un postre diferente y original con el que conquistarás a los más pequeños de la casa. Sigue leyendo y te explicamos como elaborarlo.

Preparar un bizcocho de zanahoría.

Ingredientes:

  • 120 mililitros de aceite de oliva
  • 3 zanahorias
  • 4 huevos
  • 300 gramos de azúcar (puede sustituirse por Stevia)
  • 300 gramos de harina
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 3 cucharadas de chocolate en polvo
  • Medio vaso de leche

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a una temperatura de 180 grados.
  2. Comienza por pelas las zanahorias y rallarlas. Después debes triturarlas junto con los huevos y el aceite de oliva. Tritura hasta que quede una masa compacta y homogénea.
  3. Vierte esta mezcla en un bol y añade la harina y la levadura. Amasa hasta que quede un resultado homogéneo.
  4. Llegados a este punto puedes optar por añadir a la masa unas gotas de chocolate. Si eres un goloso y te gusta el chocolate te recomendamos que de momento no lo añadas.
  5. Vierte la masa en un molde de silicona y hornea durante 40 minutos.
  6. Mientras el bizcocho se hornea pon a hervir la leche y el cacao y remueve constantemente. Cuando el chocolate a la taza esté listo y el bizcocho ya haya salido del horno cúbrelo con una fina capa de chocolate. 

Pastel de coliflor e higos

Quizá la mezcla de coliflor e higos te parezca muy extraña. Aunque esta es una receta poco conocida si la pruebas seguro que repites porque la mezcla de estos dos sabores es magnífica. A continuación te explicamos como hacer esta receta que se elabora en apenas una hora.

Pizza de higos.

Ingredientes:

  • 500 gramos de coliflor
  • Media taza de harina de coco
  • 1 huevo
  • 6 claras de huevo
  • 8 higos

Elaboración:

  1. Comienza por precalentar el horno a una temperatura de 180 grados. Así cuando el pastel esté listo el horno ya estará caliente y ahorrarás tiempo de cocinado.
  2. Parte la coliflor en trozos y ponlos debajo del grifo para eliminar cualquier tipo de impureza. Después vuelve a trocearla e introdúcela en el accesorio para triturar que incluye la batidora. El resultado debe ser una pasta de coliflor.
  3. En un bol mezcla la coliflor con el huevo batido y las claras de huevo. Una vez que los ingredientes estén mezclados añade la harina y vuelve a remover hasta que quede una masa compacta.
  4. Vierte la mezcla en un molde de silicona y cocina en el horno durante 50 minutos.
  5. Una vez que el bizcocho esté terminado deja enfríar y decora con los higos pelados y cortados en gajos. Enfría en la nevera durante 1 hora y ya podrás disfrutar de este delicioso bizcocho de frutas y verduras tan refrescante para el verano.