Postres aptos para dietas

Pilar 4 marzo, 2018
Seguir una dieta no significa obligatoriamente tener que renunciar a comer sabrosos postres, como los que te presentamos

En ocasiones parece que por el hecho de estar a dieta no se puede tomar postre. Lejos de la realidad, hoy te mostramos una serie de postres aptos para dietas y así demostramos que el dulce no está reñido con la pérdida de peso. Como verás, tan solo hay que prestar atención con las cantidades de azúcar y grasas. De este modo podrás disfrutar de un rico flan, hojaldre o tarta sin tener remordimientos.

Copa de frutas con yogur

postres aptos para dietas.

Esta copa de frutas es un postre sano, nutritivo y que poco o nada tiene que envidiar a un postre convencional. Lo primero que deberemos hacer será trocear la fruta que queramos añadir a la copa.

Es recomendable no escoger frutas en almíbar porque tienen un alto contenido en azúcar. Después añadiremos el yogur, que será preferiblemente bajo en grasas. Podrá ser natural o de algún sabor, según sean tus gustos.

Si queremos darle un toque final, podemos rallar un poco de chocolate y espolvorearlo por encima. Lo mejor será escoger un chocolate negro, ya que tiene menos contenido en grasa y muchas más propiedades.

Hojaldre de manzana y mermelada

postres aptos para dietas.

Esta es una versión sana de una tarta convencional. Normalmente las tartas tienen un alto contenido azúcar y grasas, así que esta versión es la alternativa perfecta si buscamos disfrutar de un rico postre sin tener remordimientos y así poder seguir una dieta equilibrada.

En primer lugar extenderemos la masa de hojaldre y haremos unos pequeños agujeros con la ayuda de un tenedor para que suba en el horno más fácilmente. La masa de hojaldre podemos comprarla o hacerla nosotros mismos.

Cuando el horno se encuentre a unos 170 grados metemos la masa unos minutos para que empieza a crecer. La sacamos del horno sin que esté totalmente cocinada. Si la metiéramos cruda con la manzana encima el peso de la fruta no le dejaría elevarse y el postre no queda tan crujiente.

Después untamos una capa de mermelada sin azúcar y encima colocamos las tiras de manzana. Para que el hojaldre presente un mejor aspecto podemos untar la manzana con yema de huevo con la ayuda de un pincel.

Volvemos a introducir al horno y sacamos cuando la manzana esté dorada. Ya tenemos lista un riquísimo hojaldre de manzana que forma parte de los postres aptos para dietas.

Flan casero con manzana asada

postres aptos para dietas.

Pocos postres hay más típicos que un flan o una manzana asada. A continuación te vamos a mostrar como podemos disfrutar de estos dos manjares aún que estemos a dieta. Aunque parezca raro, tanto el flan como la manzana asada son postres aptos para dietas.

El flan es uno de los postres más fáciles de realizar. La versión que proponemos es apta tanto para dietas como para personas diabéticas ya que no lleva azúcar. En tan solo 40 minutos tendremos listos unos flanes sanos ricos que podrán conservarse en la nevera y así comerlo cuando nos entre el apetito. Los pasos para realizar el flan son los siguientes:

  1. Calentar medio litro de leche, preferiblemente desnatada.
  2. Mezclar 3 huevos con el edulcorante.
  3. Añadir la leche caliente con la mezcla de huevos y edulcorante a la vez que removemos continuamente.
  4. Verter en el molde toda la mezcla. Podemos añadir primero caramelo, pero ya no será un postre tan saludable.
  5. Horneamos durante 40 minutos a 180 grados.
  6. Sacar del horno y dejar enfríar.

Para asar una manzana hay que comenzar por precalentar el horno a 200 grados. Introducimos la manzana y esperamos 20 minutos. Transcurrido ese tiempo sacamos la manzana y la troceamos. Podemos acompañar el fran con dos trozos de esta manzana. Verás que bien combinan estos dos clásicos.

Tarta de queso versión light

La tarta de queso light es uno de los postres aptos para dietas por excelencia. Tan solo hay que hacer unos cambios en la receta original para poder disfrutar de ella sin saltarnos la dieta. A continuación te damos los pasos que debes seguir para elaborarla

  1. Batimos las yemas 250 gramos de queso cremoso o% materia grasa, rayamos limón al gusto y añadimos un yogurt desnatado y 200ml de leche también desnatada. Mezclamos también el edulcorante.
  2. Montamos cuatro claras y añadimos un yogur lleno de harina y medio sobre de levadura.
  3. Mezclamos el contenido de los dos boles y removemos bien hasta que quede una masa uniforme.
  4. Introducimos al horno, que estará a 180 grados y lo dejamos cocinar durante 50 minutos.

 

Te puede gustar