Prepara tu propia nutella

Francisco María García · 2 julio, 2018
Con esta crema de chocolate y frutos secos, se pueden hacer galletas, tartas, panqueques, panes, rellenos, bombones y más; lo cierto, es que su preparación en casa es más fácil y rápida de lo que en un principio puede parecer

Pocas personas se resisten a una buena porción de nutella, solo probarla ya es un placer. Su olor seduce, su textura se adapta a cualquier elaboración y su sabor es casi adictivo.

¿Qué se necesita para preparar nutella?

No hace falta ser un experto en artes culinarias para obtener una deliciosa nutella. Este producto no requiere cuantiosos ingredientes, y el proceso de elaboración se puede resumir en seis o siete pasos. El mejor beneficio es que la mezcla lograda será libre de químicos y conservantes.

La única exigencia en la mayoría de las recetas de nutella casera, es la utilización de un procesador de alimentos. Cuanto más ágil y potente sea, más sencillo será dar con una crema que resulte suave y delicada al paladar; quien la prefiera crujiente, puede reducir el tiempo de licuado. También los fanáticos del fitness, pueden hacer su propia nutella light.

Preparar nutella vegana.

Tip para lograr la nutella perfecta

El secreto para conseguir una nutella perfecta es pelar muy bien los frutos secos. Ya sean almendras o avellanas, es importante tostarlas en el horno, para que desprendan su cáscara; funciona bien frotarlas con un paño seco, hasta que queden completamente desnudas.

Algunos frutos desprenden las cáscaras antes de tostar. Otra opción es hervir agua con bicarbonato y sumergir los frutos secos cuando el líquido rompe en hervor. Al cabo de unos minutos se pasan a un recipiente con agua fría y trozos de hielo, para que la cáscara se suelte sola. En este caso, hay que secar antes de hornear.

¿Qué tipo de chocolate emplear?

La nutella se puede hacer con chocolate en trozos o en polvo. Sin embargo, es preciso saber que con la segunda opción la crema puede volverse más seca. Para darle ligereza, un buen truco es añadir un toque de sirope o miel. Asimismo, se puede aumentar un poco la porción de esencia de vainilla reflejada en las indicaciones.

Una alternativa para variar el sabor es agregar chocolate de sabores, naranja seca, licor o café. Lo ideal sería no escoger ningún producto perecedero, como los lácteos, para que la nutella se pueda conservar por más tiempo. Con los ingredientes básicos, puede durar dos o tres semanas.

Nutella con almendras y avellanas

Ingredientes:

  • 1/2 taza de almendras
  • Una taza de avellanas
  • 1/2 taza de azúcar refinada
  • 1/2 taza de cacao
  • 2 cucharadas de aceite de avellana, coco u oliva.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
Preparar nutella en casa.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200°C
  2. Colocar las almendras y las avellanas en una bandeja y hornear por unos ocho minutos o 15 minutos. Se deben ubicar bien distribuidas para que se tuesten equitativamente.
  3. Transcurrido el tiempo de cocción dejar enfriar y desprender la cáscara.
  4. Verter los frutos secos en el procesador y triturar lo más que se pueda, hasta que empiece a formarse una mezcla cremosa.
  5. Incorporar el resto de los ingredientes y continuar procesando hasta obtener la textura deseada.
  6. Se puede conservar en frascos de vidrio manteniendo todo su aroma.

Nutella light en siete pasos

Ingredientes:

  • 100 gr de avellanas previamente tostadas y sin piel
  • 100 gr de chocolate negro, puro, sin azúcar, preferiblemente en polvo
  • Una pizca de sal
  • Esencia de vainilla al gusto
  • 1 cda de aceite de avellana o coco
  • Leche de almendras o de soja (la necesaria)
  • Edulcorante al gusto

Preparación:

  1. Lo ideal es que las avellanas estén tostadas y peladas. Se pueden comprar fileteadas, para tostar en el horno a una temperatura de 180-200 grados. También se pueden adquirir las enteras. En ese caso conviene tostar con cáscara, para luego retirarla cuando se haya enfriado.
  2. Pasar las avellanas con la pizca de sal y el edulcorante por el procesador.
  3. Cuando estén lo suficientemente molidas, añadir el resto de los ingredientes, a excepción de la leche y el aceite. Continuar batiendo.
  4. Si no se tiene a la mano cacao en polvo, se puede comprar en tableta y derretir a baño de María o en el microondas. No calentar demasiado.
  5. Cuando la mezcla esté tomando una consistencia cremosa, añadir el aceite.
  6. Si se desea más suelta o líquida, incorporar gotitas de leche y batir hasta que la crema quede en el punto.