Ensalada estilo oriental

Francisco María García · 31 mayo, 2018
Las ensaladas al estilo oriental llevan una gran cantidad de ingredientes, todos ellos propios de esta cultura, como punto positivo, encontramos que muchos de ellos son adaptables y pueden serr cambiados por otros que nos gusten más

Las ensaladas orientales tienen un sabor particular al cual nadie se resiste. Eso se debe a sus ingredientes y aderezos, que juntos evocan ese mundo lejano y exótico.

El jengibre es uno de esos ingredientes que siempre está presente en estos tipos de ensalada. A continuación, proponemos una receta estilo oriental que combina muchos elementos que satisfacen los paladares más exigentes.

Algunos de los ingredientes de esta receta se pueden sustituir, manteniendo los principales sabores, por ello, ofrecemos una lista de los ingredientes de la cocina oriental para conocer las características y cualidades de cada uno.

Ingredientes usados en la comida oriental

  • Fideos de arroz. Estos populares fideos, como su nombre lo indica, se elaboran a base de arroz. Deben ser remojados un rato antes de la cocción; igual que en el caso de esta receta, son muy empleados en ensaladas.
  • Cebolleta o cebollitas verdes. Este vegetal se emplea con un uso similar a la cebolla, pero es más suave. Otorga un agradable sabor que se potencia al saltearlo, como en esta preparación, de su tallo lo que mayormente se aprovecha es la parte blanca. No deben confundirse las cebolletas con los calsots, que son cultivados de manera especial para hacerlos más tiernos.
  • Jengibre. Este rizoma muy conocido de sabor suavemente picante y muy aromático tiene propiedades culinarias y medicinales. Es muy empleado en la alimentación oriental; los procesos que permite en la cocina son muy abundantes, desde dar sabor a refrescos hasta postres.
Ensalada oriental.

Productos interesantes, con un toque exótico

  • Salsa de soja. Esta salsa oscura, producto de la fermentación de las semillas de soja puede ser el condimento chino más utilizado. Hay diferentes variedades en intensidad suave y fuerte, a escoger la según el tipo de plato a condimentar. Se recomienda escoger una marca de buena calidad que no contenga aditivos artificiales.
  • Semillas de sésamo o ajonjolí. Estas exquisitas semillas no son de origen oriental, pero poco a poco se han adaptado y forman parte de muchos de sus platos muy conocidos. Es nutricionalmente rica y añade una agradable textura a muchas comidas.
  • Aceite de ajonjolí. Este aceite se extrae, como su nombre lo indica, de las semillas de ajonjolí o sésamo. Expele un aroma muy particular que se potencia según el tipo de alimento que acompañe. Es el caso de los fideos de arroz de la receta propuesta.
  • Vinagre de arroz. El komezu o vinagre de arroz se caracteriza por su suavidad y se incluye en numerosos platos de la culinaria asiática. Su color puede ir del blanco brillante al dorado; su sucedáneo occidental sería el vinagre de manzana.

Ensalada estilo oriental

Esta ensalada a base de pollo incluye varios ingredientes típicos de la comida oriental. Todos son de origen natural, por lo que es un plato apto para quienes buscan una alternativa saludable. Se prepara en poco tiempo y tiene rendimiento para unas cuatro personas.

Ingredientes:

  •  250 gr de pechuga de pollo
  • 2 mandarinas
  • 2 tazas de fideos de arroz
  • 3 cebolletas
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 taza de brotes de soja
  • Salsa de soja
  • 1 zanahoria
  • Un calabacín
  • 1 mix de lechugas troceadas
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo tostado
  • Aceite de ajonjolí
  • Vinagre de arroz
  • Sal
Ensalada templada de calabacín.

Elaboración:

  1.  Cocinar la pechuga de pollo en agua hirviendo con sal, dejar enfriar y desmenuzar.
  2. Retirar la parte verde de las cebolletas y las raíces. Cortarlas finamente.
  3. En una sartén engrasada, dorar el pollo desmenuzado.
  4. Agregar la cebolleta y continuar salteando un par de minutos con un poquito de salsa de soja. Reservar.
  5. Cortar la zanahoria y el calabacín en trozos largos y delgados. Desgajar las mandarinas y rallar el jengibre.
  6. Remojar por un rato los fideos de arroz y cocinarlos durante el tiempo indicado en el empaque.
  7. En un bol disponer todos los ingredientes anteriores, los brotes de soja bien lavados y secos y la lechuga.
  8. Bañar la mezcla anterior con la salsa de soja y revolver.
  9. Preparar una emulsión con el aceite de ajonjolí y el vinagre de arroz.
  10. Agregar sal al gusto.
  11. Servir de inmediato con el aderezo aparte y adornar con las semillas de sésamo tostadas.

Esta ensalada de estilo oriental puede ser acompañada con algún pan o galleta ligeros. Además, es posible conseguir una experiencia completamente oriental si se ingiere mediante los palitos chinos en lugar de los cubiertos comunes.