Recetas con avena

Pilar 20 junio, 2018
Te mostramos dos ejemplos de recetas qeu podemos elaborar con avena, un alimento barato y saludable que nunca sobra en nuestra cocina si queremos mantener una dieta quilibrada

¿Sabías que hasta el siglo XX la avena era considerado un alimento de pobres? Hoy en día este cereal está considerado uno de los más saludables y está presente en cualquier dieta saludable. Para que te beneficies de él te proponemos dos recetas con avena.

Casi siempre la avena se utiliza para preparar elaboraciones dulces. Lo habitual es utilizarla en postres y repostería, aunque también es válida para recetas saladas. Para demostrartelo a continuación te traemos unas galletas de avena y sésamos y una pizza con base de avena.

Ambas elaboraciones son saludables y las puedes incluir en cualquier tipo de dieta. Además tienen la ventaja de que al ser preparaciones caseras son mucho más sanas. Esto es debido a que no incluyen azúcares añadidos ni otros componentes.

Galletas con avena y sésamo

Estas galletas son una forma saludable de comenzar el día con energía. Se conservan perfectamente, así que puedes hacer bastantes durante el fin de semana y disfrutar de ellas durante varios días. Sigue leyendo y mira lo sencillo que es hacerlas.

Galletas de avena y sésamo.

Ingredientes:

  • 100 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 70 gramos de azúcar. (Puedes sustituirlo por Stevia)
  • 150 gramos de harina
  • 150 gramos de avena
  • 1 naranja
  • Media cucharada de sésamo
  • 1 cucharada de levadura

Elaboración:

  1. Comienza por batir el huevo. Una vez batido añade la mantequilla derretida y el azúcar moreno. Mezcla bien los tres ingredientes.
  2. Parte la naranja por la mitad. Haz zumo con una mitad y añádela a los ingredientes. La otra mitad tan solo la utilizaremos para rallar. Añade también la ralladura a la mezcla y vuelve a remover todos los ingredientes.
  3. Agrega al bol la harina, el sésamo y la levadura. Vuelve a remover hasta que el resultado sea una masa homogénea.
  4. Tapa el bol con un plato y deja reposar durante media hora.
  5. Precalienta el horno a 180 grados.
  6. Coloca papel especial para hornear en la bandeja del horno. Moldea las galletas y ve colocándolas. Deja separación entre ellas porque al llevar levadura crecerán.
  7. Introduce las galletas en el horno durante 10 minutos. 

Puedes tomarlas a la hora del desayuno o de la merienda. También pueden guardarlas en una bolsita y comerlas como snack saludable cuando te pique el gusanillo.

Pizza de avena

Aunque la avena se suele consumir en preparaciones dulces, también puede utilizarse como ingrediente en recetas saladas. La pizza que te proponemos a continuación es un ejemplo de ello además de ser una opción más saludable que la pizza tradicional con masa de harina.

Pizza de avena.

Si estás a dieta esta es una receta a tener en cuenta porque tiene muchas menos calorías que una pizza de masa de harina. Además, esta receta tan solo incluye verduras por lo que su contenido calórico es muy bajo.

Ingredientes para una pizza de tamaño mediano:

  • 300 gramos de avena molida
  • 15 gramos de aceite de oliva
  • 200 ml de agua
  • 150 gramos de tomate triturado o frito
  • 150 gramos de champiñones
  • Un cuarto de cebolla picada
  • Medio pimiento verde
  • Medio pimiento rojo
  • 1 tomate

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Mezcla la avena, el aceite de oliva y el agua. Amasa hasta que el resultado sea homogéneo o fácilmente moldeable.
  3. Extiende la masa en forma redondeada e introdúcela al horno 8 minutos. Cuando la saques no estará cocinada del todo, ya que terminará de cocinarse cuando la metamos por segunda vez en el horno con todos los ingredientes.
  4. Mientras la pizza está en el horno lava y corta la cebolla, el pimiento, los champiñones y el tomate. Nosotros hemos escogido estos alimentos porque nos han parecido sabrosos y saludables a partes iguales. Puedes optar por otros tales como la berenjena, el calabacín o el bacon.
  5. Para darle sabor a esta pizza colocaremos en primer lugar una capa fina de salsa de tomate. Puedes hacerla tú mismo tal y como te indicamos aquí. Es una buena forma de evitar el consumo de azúcares añadidos.
  6. Una vez que hayas añadido el tomate coloca por encima todos los ingredientes que has picado. Repártelos bien por toda la masa para que todos los pedazos sean más o menos iguales.
  7. Vuelve a introducir la pizza en el horno 15 minutos. Cuando las verduras estén doradas la pizza ya estará lista.
Te puede gustar