Recetas con castañas

Jorge Camon · 25 septiembre, 2018
Las castañas son un ingrediente sano y barato que podemos disfrutar tanto crudas como en recetas más elaboradas como las que te presentamos a continuación

La castaña es el fruto del castaño y proporciona diversos beneficios sobre el organismo. Los frutos cocidos son muy nutritivos y fáciles de digerir, además de proporcionar fibra y energía suficiente para todo el día.

En el caso de que el fruto sea hervido, tienen buenas propiedades para los estómagos irritados, así como para trastornos intestinales como la diarrea. A continuación explicamos unas recetas con castañas, con las que se pueden hacer un primer plato, un segundo y un postre.

Sopa de castañas y setas

Ingredientes

  • 1 litro de caldo de pollo
  • 250 gramos de castañas peladas
  • 30 gramos de setas
  • Nata líquida
  • 3 lonchas de jamón ibérico
  • Sal y pimienta
Sopa de castaña y setas.

Elaboración

Comenzamos por hidratar las setas poniéndolas en un colador bajo el grifo del agua fría. Las limpiamos bien y las dejamos reposar en agua templada entre 20 y 30 minutos. Seguidamente cortamos en trozos pequeños tanto las setas como el jamón.

En una olla vertemos el caldo de pollo, añadimos las castañas y cocemos a fuego medio hasta que queden blandas. Posteriormente las retiramos y guardamos algunas castañas, el resto las pasamos junto con el caldo de cocción por la batidora hasta lograr la textura deseada.

Salpimentamos y añadimos las setas y las volvemos a poner a fuego lento un tiempo más. Añadimos un poco de nata líquida y el jamón, mezclamos, retiramos y servimos el plato añadiendo las castañas guardadas anteriormente. Podemos usar cebollino para decorar, ya que le dará al plato una presentación más atractiva.

Esta sopa con setas, es una de las recetas con castañas que podemos utilizar como primer plato durante una comida, ya que es algo original con lo que podemos variar la alimentación del día a día.

Pavo con vino y castañas: recetas con castañas navideñas

Ingredientes

  • 1 kilogramo de muslos de pavo
  • Medio litro de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Castañas
  • Hierbas aromáticas
  • Mantequilla
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
Pavo al vino blanco con castañas.

Elaboración

Comenzamos por pelar las castañas y preparamos las cebollas con los ajos, los pelamos y partimos muy finos.
En una olla, ponemos un litro de agua y el vino. Añadimos las hierbas aromáticas que prefiramos y un poco de canela, para posteriormente ponerlo al fuego.

Mientras tanto, en una sartén con aceite de oliva, vamos dorando los muslos de pavo, previamente salpimentados al gusto. Cuando se doren, los ponemos en la olla con el agua y el vino, pero guardamos un vaso de este caldo para más tarde.

En otra sartén con dos cucharadas de mantequilla, sofreímos la cebolla y los ajos. Añadimos tres cucharadas de harina y las castañas, y doramos unos minutos para luego añadir el vaso de caldo que habíamos guardado.

Removemos bien para evitar los grumos y sumamos también uno o dos cazos más del líquido de la olla donde está el pavo. Seguimos cocinando unos minutos y, finalmente, vertemos esta mezcla en en la olla con el pavo. Mezclamos todo bien y dejamos al fuego hasta que el pavo esté tierno.

Antes de servir esta comida, dejamos reposar el pavo unos 10 minutos. Cogerá así mejor el gusto de todos los ingredientes. Conseguiremos así, una receta con castañas muy recomendable en fechas navideñas.

Pudding de castañas

Ingredientes

  • Medio kilogramo de castañas
  • 750 mililitros de leche entera
  • 4 huevos
  • 60 gramos de mantequilla
  • 80 gramos de azúcar
  • Esencia de vainilla

 

Elaboración

En primer lugar, cocemos las castañas en agua unos 10 minutos para poder pelarlas bien, para después escurrirlas, pelarlas y trocearlas. Las colocamos en una olla junto con la leche, la mantequilla, el azúcar y una cucharadita de esencia de vainilla. Dejamos cocer al menos una hora a fuego muy lento y vamos removiendo de vez en cuando.

Pasado el tiempo, pasamos todo por una batidora hasta que nos quede una fina crema. Añadimos entonces las yemas de los huevos y mezclamos bien, hasta que se forme una pasta homogénea y agregamos las claras al punto de nieve y seguimos batiendo para que no pierda esponjosidad.

Vertemos la mezcla en un molde para horno previamente untado con un poco de mantequilla. Dejamos horneando al baño maría durante una hora a 180 grados y cuando cuaje el pudding, retiramos del horno y dejamos que se enfríe. Podemos acompañar este pudding con natillas o con alguna crema pastelera, para realizar una receta con castañas como postre con un sabor exquisito.