Recetas de pizza fitness para hacer en casa

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 7 febrero, 2019
Oriana Noguera · 7 febrero, 2019
Si eres amante de las pizzas pero no les encuentras un hueco en tu dieta por su aporte calórico, te encantará conocer estas recetas saludables para darte el gusto.

La pizza es un exquisitez italiana que se come en todo el mundo. Sin embargo, su alto contenido en calorías la hace poco saludable. Por este motivo, en este artículo te mostramos recetas de pizza fitness para que puedas deleitarte sin problemas.

La pizza es un pan redondo horneado cubierto de salsa de tomate, queso y orégano. Al pasar el tiempo, surgieron diferentes estilos de pizza con otros ingredientes añadidos, como la pizza hawaiana, argentina, mexicana, entre otras.

Pizza para todos

Ahora bien, la pizza suele ser una comida apreciada por muchas personas a nivel mundial. De hecho, se encuentra como una de las comidas más difundidas del mundo, junto a la hamburguesa. 

El inconveniente para las personas que cuidan su alimentación es que la pizza está compuesta en su mayor parte por carbohidratos, grasas saturadas y sal. Entonces, se ven bajo la obligación de eliminar o reducir su consumo. No obstante, es muy poco probable que quedemos satisfechos con tan solo una porción de pizza, ¿cierto?

De ahora en adelante, eso no será un problema, ya que la solución está en preparar tu propia pizza en casa. Normalmente, las cadenas de pizzerías suelen apegarse a recetas con alimentos procesados y, además, incluir ingredientes en la masa y cobertura que favorecen el aumento de calorías.

Recetas de pizza fitness

Al preparar tu propia pizza tú tienes el control de qué ingredientes usas para hacerla lo más saludable posible para tu organismo. De esta forma, las siguientes recetas de pizza para cocinar en casa son una opción sana para comer rico cada vez que quieras:

Pizza de masa de coliflor

La pizza en sí está compuesta por el pan, que es básicamente harina, así que en esta receta no solo la cobertura será baja en grasa, sino también la masa. Y más importante: sin perder el sabor delicioso de una pizza. La preparación es la siguiente:

Ingredientes

  • 500 gramos de coliflor.
  • 1 huevo.
  • Queso cheddar bajo en grasa.
  • 2 cucharadas de pasta de tomate.
  • Un puño de albahaca fresca cortada.
  • 50 gramos de polvo de proteína de arroz o guisantes.
  • 2 rebanadas del jamón de tu preferencia.
  • 50 gramos de mozzarella baja en grasa.
  • 2 cucharaditas de hierbas italianas u orégano.

Preparación

Pon la coliflor en un procesador hasta que la textura sea como la del cuscús. Ponla en un recipiente y llévala al microondas por 7 minutos; luego, vértela sobre un paño de cocina. Espera unos minutos a que se enfríe y exprímela hasta que no salga líquido.

Hacer la masa con coliflor es una buena alternativa para lograr una pizza fitness.

Luego, en un recipiente, mezcla la coliflor, el huevo, el polvo de proteína, las hierbas u orégano y el queso cheddar. Combina todo con las manos hasta tener una especie de masa y rocía una bandeja con spray antiadherente de cocina. Estira la masa en forma redonda, lo más delgada posible.

Una vez estirada, hornea por 15 minutos a 200 °C. Al sacarla del horno, espera 5 minutos a que se enfríe para después añadir la pasta de tomate, mozzarella y albahaca. Una vez que hayas puesto la cobertura, llévala al horno otros 10 minutos más y, ¡listo, pizza para degustar!

Pizza de jamón serrano

Esta receta es muy sencilla, divertida y rápida de hacer. Además, el toque de jamón serrano es exquisito y sofisticado. Es una buena opción si quieres sorprender a tus amigos con tus habilidades culinarias al preparar recetas de pizza fitness.

Para la masa:

  • 185 gramos de harina de trigo integral leudante.
  •  1 taza de yogur griego.
  • Aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.

Cobertura:

  • Jamón serrano.
  • Cebolla roja cortada en tiras.
  • Albahaca.
  • Pasta de tomate.

Preparación

Mezcla la harina, la sal y el yogur hasta tener una masa. Luego, amasa por 10 minutos en una superficie enharinada (puedes agregar más harina a la masa si está muy pegajosa). Extiende la masa hasta que tenga el grosor que deseas.

Las recetas de pizza no tienen porqué ser grasosas y dañinas.

Precalienta el horno a 200°C e introduce la bandeja sola por 5 minutos. Retira la bandeja, rocía con aceite de oliva y coloca la masa en ella; llévala al horno por 5 minutos. Una vez pasado ese tiempo, sácala del horno y coloca la cobertura en el orden que prefieras. Finalmente, hornea por 10 minutos y tu pizza estará lista.

Recetas de coberturas

Ahora que conoces dos recetas de pizza fitness bajas en calorías, solo queda jugar con las coberturas. Puedes usar los ingredientes que gustes, e incluso cocinarlos un poco antes de hornearlos con la pizza para que tengan un sabor más intenso. Aquí te mostramos algunas ideas:

  • Rúcula: Cubre con queso crema, aceitunas, aceite de oliva y rúcula.
  • Pollo: Corta y cocina una pechuga de pollo con ajo, sal y pimientos, ponlo en la pizza junto con pasta de tomate y queso mozzarella.
  • Pesto: Prepara pesto con albahaca, aceite de oliva, sal y queso parmesano. Cubre la pizza con queso ricotta y luego el pesto.

Las recetas de pizza no tienen porqué ser grasosas y dañinas; al contrario, pueden ser sanas, ricas y muy fáciles de preparar en casa. ¡Anímate a llevar estas recetas de pizza fitness a tu cocina!

  • Christenson, Eric (9 de marzo de 2011). «The Great Debate: Burgers vs. Pizza». The Spectator.
  • Ashakiran, & Deepthi, R. (2012). Fast Foods and their Impact on Health. Journal of Krishna Institute of Medical Sciences University1(2), 7–15. https://doi.org/10.1101/112268