Recetas saludables con carne

Pilar Gimeno Landa · 4 marzo, 2019
Para una cena, una comida e independientemente del tiempo del que dispongas con estas recetas podrás animarte a experimentar y conseguir platos increíbles con carne

La carne es una fuente de proteínas fundamental en cualquier alimentación. En ocasiones la rebozamos o acompañamos de grasas haciendo de ella una comida poco saludable. A continuación te mostramos como realizar varias recetas saludables con carne.

Brochetas de pollo y verduras

Ingredientes para dos personas:

  • Una pechuga de pollo
  • 1 calabacín
  • 2 tomates
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Orégano
Brochetas de pollo.

Elaboración:

Empezamos por cortar la pechuga en tacos y añadirle sal y orégano. La reservamos en un plato. Después lavamos y troceamos el calabacín, el tomate, el pimiento rojo y el pimiento verde. Lo cortamos en una medida adecuada para la brocheta teniendo en cuenta que luego vamos a tener que clavarlo.

Una vez que tenemos todos los ingredientes troceados los clavamos en la brocheta. Vamos alternando el pollo con las diferentes verduras. Calentamos la plancha o una sartén y le agregamos un poco de aceite de oliva. A fuego medio cocinamos la brocheta y la giramos cada dos o tres minutos para que se cocine por todas las partes.

Así de fácil habremos hecho una receta saludable con carne que se complementa perfectamente con una ensalada para formar una comida completa y saludable. Además, es una forma diferente de comer carne y verdura y a los más pequeños les encantará por su original forma de presentación.

Conejo encebollado con zanahoria

Ingredientes para dos personas:

  • Medio conejo
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1 vaso de café de agua
  • 1 vaso de café de vino blanco
  • Aceite
  • Orégano
  • Pimentón dulce
  • Una cucharada de maizena
Conejo con zanahoria.

Elaboración:

Calentamos una sartén con un poco de aceite. Echamos un poco de sal en el conejo y orégano. Sofreímos el conejo a fuego lento y cuando este listo lo retiramos del fuego y los reservamos. Ese aceite nos servirá de base para cocinar este guiso. A continuación en esa misma sartén añadimos la cebolla y la zanahoria cortada el láminas. A fuego lento dejamos que se vaya pochando poco a poco y removemos con frecuencia.

Cuando ambos ingredientes estén sofritos añadimos el agua y el vino. Se introduce el conejo y se deja tapado a fuego lento para que el líquido se consuma. Si nos gusta que la salsa quede espesa añadimos una cucharada de maizena dos minutos antes de apagar el fuego. También es opcional espolvorear pimentón dulce para que la receta coja color y resulte más atractiva.

Solomillo de cerdo relleno de setas

Ingredientes para cuatro personas:

  • 1 solomillo preparado para rellenar. Si no eres muy habilidoso con los cuchillos puedes pedirle al carnicero que lo prepare para rellenar
  • 4 lonchas de jamón serrano que no contengan mucha grasa
  • 250 gramos de setas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Solomillo relleno de setas.

Elaboración:

Comenzamos calentando una sartén a fuego máximo con un poco de aceite. Cuando esté caliente añadimos los champiñones que previamente habremos lavado y troceado. Cuando estén cocinados los retiramos en un plato y los reservamos para añadirlos a la receta más adelante.

Empezamos a preparar el solomillo. Si está demasiado grueso con ayuda de un rodillo se puede extender para que quede más grande y fino. Una vez que esté extendido toca rellenarlo. En primer lugar colocamos las lonchas de jamón serrano y después añadimos las setas. Por último espolvoreamos queso rallado o ponemos unas lonchas del queso que más nos guste. Quedará mejor si es especial para fundir. Si no te gusta el queso puedes cambiarlo por nata. La nata la deberás añadir a los champiñones cuando estos están en la sartén.

Aquí llega la parte más complicada de a receta. Te recomendamos que la hagas despacio y si puede ser que alguien te ayude. Ve enrollando poco a poco el solomillo. Es importante que quede bastante apretado para que luego no se salga el relleno y sea más fácil comerlo. Ayúdate de una cuerda para atarlo y así asegurarte que se mantiene perfecto durante el cocinado.

Una vez que esté atado márcalo en la sartén vuelta y vuelta. Después debes introducirlo al horno que estará previamente calentado a unos 200 grados. El solomillo estará en el horno alrededor de media hora aunque dependerá del su tamaño.