Salsas bajas en calorías

Pilar · 20 abril, 2018
Con estas recetas vamos a seguir disfrutando de las salsas sin aumentar apenas las calorías de nuestras comidas. Quizá al principio sus sabores y texturas te resulten diferentes, pero enseguida te acostumbrarás

Las salsas es una de las cosas de las que primero nos tenemos que privar cuando estamos a dieta y queremos perder peso. A partir de ese momento hay muchas comidas que no son los mismo.

Algunas de ellas son los huevos rellenos, la ensalada de pasta, las patatas fritas o un sándwich. Para que puedas seguir disfrutando de estas comidas y de otras como lo hacías antes de comer sano te damos la receta de varias salsas bajas en calorías. Anímate, deja de comprar salsas ya elaboradas y crea tus propias salsas mucho más sanas.

Salsa de yogurt

Receta de salsa de yogurt.

Ingredientes:

  • Un yogur natural desnatado
  • Zumo de medio limón
  • Aceite de oliva
  • Cilantro picado
  • Sal

Elaboración:

En el vaso de la batidora vertemos el contenido del yogur y agregamos el zumo de limón, el cilantro picado, una pizca de sal y una cucharadita de aceite de oliva. Así se fácil tenemos hecha una salsa casera de yogurt baja en calorías.

Esta salsa es una de las más conocidas dentro del mundo de las dietas. Las podemos modificar introduciendo pimienta, cilantro o zumo de naranja. Si quieres una salsa suave añade un par de cucharadas más de yogurt. Si por el contrario quieres una salsa más fuerte aumenta la cantidad de zumo.

Képchup casero bajo en calorías

Receta de ketchup casero.

De todas las salsas que podemos comprar en el supermercado el kepchup es una de las más saludables. Esto no quiere decir que sea una salsa sana, sino que dentro de la oferta de cualquier supermercado es la mejor opción. Pese a ello tiene un alto contenido en azúcares que es muy poco recomendable. Para que elabores tu propia salsa de képchup a continuación te damos la receta:

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates maduros
  • Media cebolla
  • 1 ajo
  • 50 ml de vinagre
  • Pimentón dulce
  • 4 clavos

Elaboración:

Pochamos la cebolla  y el ajo con un poco de aceite. Cuando esté a mitad de cocinar añadimos los tomates que previamente habremos lavado, pelado y troceado. Es importante quitarles las pepitas para que el resultado sea más cremoso. Aunque nos cueste un poco de tiempo después el resultado será mucho mejor.

Cocinamos a fuego lento durante 15 minutos y removemos de vez en cuando. Añadimos el vinagre, el pimentón y los clavos. Cocinamos durante media hora más y seguimos removiendo cada varios minutos.

Una vez que todos los ingredientes estén deshechos tan solo queda triturarlos. Dejamos enfríar y guardamos en un tarro hermético de cristal para que se conserve en la nevera durante varios días.

Salsa César baja en calorías

La salsa César es la acompañante perfecta de cualquier ensalada o carne. A continuación te damos una receta casera con la que podrás elaborarla tu mismo. Así conseguirás deshacerte de ingredientes poco saludables y además tener la satisfacción de que la has hecho tú.

Ingredientes:

  • 150 gramos de queso batido bajo en grasas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Perejil picado al gusto
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración:

En el baso de la batidora vertemos el queso batido, que será la base de nuestra salsa. Después añadimos una cucharada de aceite de oliva y exprimimos el zumo de medio limón. Añadimos también un poco de perejil que previamente habremos lavado y picado en trocitos muy pequeños. Por último introducimos la pimienta negra y la sal. Trituramos todos los ingredientes y ya tenemos lista nuestra salsa César casera.

Salsa de naranja

Receta de salsa e naranja.

Esta propuesta de salsas bajas en calorías es la menos conocida. Te animamos a que la cocines y la combines con carnes o pescados. Seguro que te sorprendes y vuelves a prepararla una y otra vez. A continuación te explicamos como elaborarla:

Ingredientes:

  • 2 naranjas
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Elaboración:

En una olla calentamos el zumo de las dos naranjas y añadimos la harina de maíz. A fuego lento vamos removiendo la mezcla con cuidado para que no se hagan grumos. Una vez que la harina se ha deshecho añadimos el vinagre, el aceite y la miel.

A fuego lento seguimos removiendo la mezcla un par de minutos más. Cuando todos los ingredientes estén mezclados apagamos el fuego y dejamos enfríar.