¿Son todos los postres malos para la salud?

Francisco María García · 28 mayo, 2018
Si estamos a dieta o buscamos cuidar nuestra salud, no tenemos porqué renunciar a los postres, también podemos preparar algunos igual de ricos sin descuidar nuestra nutrición

¿Son todos los postres malos para la salud? En exceso todo es dañino, pero un bocado dulce de vez en cuando, además de agradable al paladar, propicia la buena energía, optimismo, el compartir en familia y endulza la vida. Hay que tomar los postres sabiendo que no se debe abusar, y eso hará el momento más placentero.

El azúcar añadido a los alimentos es perjudicial cuando las porciones son exageradas. La Organización Mundial de la Salud recomienda que su consumo no supere el 10% de la ingesta calórica diaria.

Esta es una precaución vital cuando la persona padece de diabetes, sobrepeso o enfermedades del corazón; lo ideal es obtener azúcar de forma natural, a través de las frutas, cereales y hortalizas.

postres aptos para dietas.

¿Son todos los postres malos para la salud?

Los postres con alto contenido de grasas “trans”, que afectan el flujo sanguíneo, no son buenos compañeros de ninguna dieta. Hay muchos ejemplos que pueden aportar hasta mil calorías en una sola comida.

Aunque de exquisito sabor, la Nutella y otras cremas malteadas se suman a este grupo de excesos calóricos. Junto con el tradicional y delicioso arroz con leche conforman una dieta cargada de azúcar que aumenta las enfermedades cardíacas. Los riesgos de abusar de ellas, por tanto, son muy elevados.

¿Hay que desterrarlos de la dieta? No. Solo hay que ingerirlos con prudencia para no dejar pasar esos pequeños placeres de la vida. Los postres no son malos para la salud; lo realmente dañino es abusar de ellos.

Recetas fáciles y económicas

Para esos momentos en los que no hay que privarse de un rico postre, estas son recetas fáciles de preparar y económicas.

Bizcocho casero

Ingredientes:

  • 230 gramos de harina
  • 230 gramos de azúcar
  • 50 mililitros de leche
  • 1 cucharada grande de levadura
  • 3 huevos
  • 100 gramos de mantequilla simple o 100 mililitros de aceite de oliva
  • Un poco de ralladura de limón

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180°C, encendido abajo y arriba.
  2. Mezclar los huevos con el azúcar en un recipiente. Batir hasta lograr una crema homogénea, con el azúcar disuelto.
  3. Agregar la leche y la mantequilla derretida o el aceite de oliva. Mezclar bien todos los ingredientes.
  4. Añadir lentamente la harina, la levadura y la ralladura de limón. Revolver bien para evitar los grumos en la masa.
  5. Colocar la mezcla en un molde para bizcocho, cubierto con mantequilla y harina para que no se pegue.
  6. Llevar al horno precalentado por unos 40 minutos. Poco antes de que se cumpla el tiempo se recomienda introducir un palillo en el bizcocho. Si sale seco, ya está listo.
  7. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente, se saca del molde y se sirve. Se puede decorar con crema y otros ingredientes.

Galletas clásicas de avena con miel

Galletas de avena.

Ingredientes:

  • 1 taza de miel (200 mL)
  • 60 gramos de avena fina
  • 100 gramos de azúcar morena
  • 50 gramos de harina
  • 150 gramos de mantequilla en punto de pomada

Preparación:

  1. Mezclar los ingredientes secos en un bol.
  2. Hacer un agujero en el centro y agregar la mantequilla y la miel.
  3. Mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa suave y homogénea.
  4. Se coloca la mezcla en una bandeja enharinada y se lleva a la nevera por media hora o hasta que se pueda amasar.
  5. A continuación, estirar la masa hasta que quede de un centímetro aproximadamente. Se despega de la bandeja con un cuchillo.
  6. Con un molde de unos cinco centímetros se cortan las galletas. Se colocan en un recipiente engrasado y se llevan al horno, precalentado a una temperatura de 190°C, por 15 minutos.
  7. Se retiran del molde y se dejan enfriar.

 Postre de canela y chocolate

Postre de canela y chocolate.

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • Una lata de crema de leche (200 mL)
  • 1 paquete de chocolate instantáneo
  • 2 cucharadas de maizena (60 g)
  • 1 paquete de galletas (dulces)
  • 1 taza de leche (200 mL)
  • 200 gramos de canela en polvo

Elaboración:

  1. Se unen la leche, chocolate, la crema de leche y la leche condensada. Se separa una taza de esta mezcla y se le agrega la maicena.
  2. El resto se pone a hervir a fuego medio y se le agrega la mezcla de la maicena. Se revuelve hasta que espese.
  3. En un molde se coloca una capa de galletas, una capa de la mezcla y se espolvorea la canela. Ir repitiendo hasta completar el molde
  4. Dejar enfriar la mezcla y llevar a la nevera por unas horas; se puede acompañar con mermelada de frutos rojos.