3 recetas de batidos verdes

Pilar Gimeno Landa · 18 junio, 2018
No hay excusas para preparar estos batidos, en apenas 5 minutos están listos, ya que como todos los ingredientes se introducen crudos tan solo hay que trocearlos y triturarlos; fácil, rápido y sano

Seguro que has oído hablar de los batidos verdes. Últimamente hay una fiebre por su consumo, sobretodo entre las personas que practican ejercicio, están a dieta y llevan a cabo una vida saludable. Si todavía no te has animado a probarlos te recomendamos que lo hagas. A continuación te damos una serie de recetas para elaborar estos saludables y nutritivos batidos.

Quizá a simple vista no te parezcan muy atractivos, pero enseguida te acostumbrarás a su sabor y no podrás dejar de tomarlos. La clave es encontrar el batido que más te guste, así será más fácil tomarlo y no te supondrá un esfuerzo cada mañana. Nosotros te proponemos una serie de recetas, pero tu puedes ir modificándolas   hasta lograr hacer la tuya propia.

Propiedades de los batidos verdes

Los batidos verdes están hechos a partir de la combinación de verduras, frutas y frutos secos. En ocasiones también se le añade un poquito de leche o de algún alimento similar como la leche de soja, arroz o avena.  Los principales beneficios del consumo de batidos verdes son:

  • Pérdida de peso. Si estás a dieta, los batidos verdes son una buena opción. Su contenido calórico es bajo y al mismo tiempo son muy saciantes, lo que hará que no tengas hambre en toda la mañana.
  • Fuente de energía. Por su alto contenido en vitaminas, los batidos verdes dan ese chute de energía que todos necesitamos en algún momento del día.
  • Facilitan las digestiones. Al ser un batido todos los alimentos están triturados. Es por ello que el estómago tiene que trabajar menos para digerirlo y por lo tanto la digestión es más sencilla y rápida.
  • Es una forma fácil de aumentar la dosis diaria de frutas y verduras. A todos nos resulta difícil llegar a las 5 raciones de fruta y verdura al día. Con estos batidos será más sencillo y sin apenas darte cuenta estarás tomando varias piezas de fruta y verdura a diario.
Sorbete de espinacas y kiwi.

Batido verde de kiwis y espinacas

Ingredientes

  • 250 gramos de espinacas frescas
  • 300 gramos de kiwis
  • Una cucharada sopera de semillas de chía
  • Medio vaso de café de leche de arroz (se puede sustituir por otro tipo de leche)

Elaboración

Pela los kiwis y trocéalos. Después mételos al vaso de la batidora y junto con estos el resto de ingredientes. Pon la batidora a potencia máxima y bate hasta que se quede una textura homogénea. Una vez que  ya esté hecho déjalo enfriar en la nevera.

Este batido es especialmente recomendado para aquellas personas que sufren estreñimiento. Los kiwis facilitarán el tránsito instestinal y acabarán con estos problemas.

Batido verde de piña, espinacas y apio

Ingredientes

  • 1 rama de apio
  • 200 gramos de espinacas frescas
  • 2 rodajas de piña natural
  • Medio vaso de café de leche de soja

Elaboración

Pela la piña, corta dos rodajas y trocéalas. Lava el apio y las espinacas y añádelas también. Por último introduce en el vaso de la batidora el medio vaso de leche de soja. Pon la batidora a máximo potencia y tritura la mezcla hasta que quede la textura característica de este tipo de batidos. Pasa el zumo a una jarra de cristal y deja enfriar en la nevera.

Este batido verde es un gran antioxidante y aliado en la pérdida de peso. La piña y el apio son los alimentos depurativos con muy poco contenido calórico. Las espinacas, por su alto contenido en hierro nos aportan la energía necesaria cuando el cansancio acecha.

Batido verde de pomelo, manzana y col

Ingredientes

  • 1 pomelo maduro
  • 1 manzana
  • 2 puñados de col rizada
  • Dos o tres hojas de menta
  • Medio vaso de bebida de arroz
Batido de manzana.

Elaboración

En primer lugar haz que hacer zumo con el pomelo. Por ello es importante que esté maduro. El resto de ingredientes se trocean y también se añaden al vaso de la batidora. Se trituran a máxima potencia y ¡listo!

Este batido es una inyección de vitamina C para el organismo. Esta vitamina protege el sistema inmunológico y contribuye a la regeneración muscular. Es el aliado perfecto para estar a tope en esas últimas horas del día en la que el cansancio se va acumulando.