Reduce tu colesterol y previene ciertas afecciones de salud

Francisco María García · 17 noviembre, 2018
El colesterol es una de las principales causas de sufrir enfermedades cardiovasculares, y es considerado, junto al estrés, como una de las dolencias propias del ritmo de vida actual; ponle remedio a tiempo y reduce tu colesterol

El colesterol es un componente de aspecto ceroso, que en su justa medida resulta fundamental para el correcto funcionamiento del organismo. Hay una fórmula que reduce tu colesterol con el propósito de prevenir afecciones de salud, se trata de mantener una dieta equilibrada y lejos de excesos de grasas saturadas y harinas refinadas.

Las lipoproteínas, a través del torrente sanguíneo, funcionan como medio de transporte para distribuir el colesterol a lo largo del cuerpo. Estos complejos macromoleculares se dividen en dos tipos.

  • Por una parte el LDL (o colesterol malo), de baja densidad, responsables de esparcirlo a todas las células.
  • Mientras que el HDL (colesterol bueno) es de alta densidad, recoge todos los excedentes y los conduce de vuelta al hígado, para excretarlos a través de la bilis.
Colesterol acumulado.

¿Para qué sirve el colesterol?

Se puede decir que el colesterol cumple tres tareas vitales dentro del organismo. En primer lugar, transforma los rayos solares en vitamina D; es un elemento esencial para proteger la piel frente a la acción de agentes químicos, al tiempo que evita su deshidratación.

El colesterol también interviene en la formación de los ácidos biliares. Estos ácidos son fundamentales dentro de todos los procesos digestivos y la correcta asimilación de las grasas, así como en la formación de las hormonas sexuales y tiroideas.

Por qué aumentan peligrosamente los niveles de colesterol

Son muchos los factores que pueden actuar como detonantes en el aumento de esta sustancia. En primer lugar, casi siempre figura de fondo una mala alimentación.

Una dieta repleta de grasas saturadas y fast food, unido al abuso de elementos nocivos como el alcohol, azúcares y productos refinados. También influyen los malos hábitos, como el tabaquismo o el sedentarismo.

Formas de hacer que la comida rápida sea un poco más sana.

El ritmo de vida actual en muchas oportunidades no permite que el individuo se tome los tiempos necesarios para comer, descansar o distraerse en actividades recreativas. Sin dejar de mencionar que el estrés es un factor que atenta directamente contra el correcto funcionamiento del organismo.

Enfermedades hepáticas, renales o endocrinas, tienen su cuota de responsabilidad, lo mismo que la hipercolesterolemia familiar. Son patologías hereditarias que impiden que el colesterol LDL sea desechado por un defecto genético.

Riesgos latentes

El colesterol en exceso es el responsable de un número importante de dolencias. Se trata de cuadros que, de no tratarse oportunamente, derivan en afecciones de salud que en algunos casos pueden resultar en episodios sumamente graves.

Con niveles muy altos de colesterol, las células ven sobrepasada su capacidad para absorber correctamente este elemento. Tras la saturación de las células, es cuando los excedentes se instalan en las paredes de las arterias, dando lugar a la arteriosclerosis. De esta manera aumenta el riesgo de sufrir infartos y enfermedades cardiovasculares.

Consejos para enfermedades cardiovasculares.

Pasos a seguir para disminuir los índices negativos

  • La alimentación debe ser equilibrada y baja en grasas saturadas. Se deben evitar, en la medida de lo posible, productos como embutidos o el exceso de chucherías.
  • La peor manera de preparar alimentos como las carnes o las verduras es con el exceso de aceite que provoca freírlos. Para aprovechar al máximo los beneficios de las comidas sin variar negativamente su estructura molecular, es a la plancha o al vapor.
  • Elevar el consumo de grasas saludables. Esto se consigue con alimentos como frutos secos, pescados azules y aceite de oliva. Todos estos ingredientes aportan grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas, muy necesarias dentro de una dieta balanceada.
  • Mantener actividad física constante, en combinación con buenos hábitos alimenticios. Al hacerlo reducimos los niveles de colesterol LDL en sangre, además de aportar mayor equilibrio mental y físico.
  • Prohibido fumar. La nicotina eleva el porcentaje de colesterol malo en la sangre. Lo que se traduce de forma automática en un aumento dramático de los riesgos de padecer enfermedades cardiacas e infartos.
  • Aumentar el consumo diario de avena. Es un cereal saludable cuyo consumo diario permite controlar los niveles de glucosa en sangre. Así como reducir los niveles del colesterol malo.

Reduce tu colesterol

Además de afecciones como arteriosclerosis o hipercolesterolemia, los altos niveles de colesterol en la sangre están siempre asociados a otros factores de riesgo para la salud. En primer orden aparecen la obesidad y el sedentarismo.

Días de descanso del gimnasio.
A veces lo más cómodo es quedarse en casa, pero debe motivarnos los resultados que conseguiremos si persistimos en el esfuerzo.

Proponerse firmemente superar estos problemas, implica necesariamente una reducción del índice del colesterol, lo que conlleva beneficios directos para los afectados.

Reduce tu colesterol alimentándote correctamente, y complementando tu nutrición con la práctica regular de alguna actividad deportiva. Gracias a ello mejoraremos aspectos como la capacidad respiratoria, el sistema cardiovascular y la presión arterial.