¿Se pueden mezclar hidratos de carbono con proteínas?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 15 enero, 2019
Virginia Duque · 26 junio, 2018
Es una teoría sobre nutrición bastante extendida, te explicamos porqué y si tienen algo de cierto

Una de las dietas más conocidas es la disociada que se basa en el acto de no mezclar hidratos de carbono con proteínas. Muchos se preguntan cuáles son los beneficios de esto y si realmente esta dieta funciona. Pues hoy te hablamos de dónde surge esta idea y qué beneficios puede o no reportar a nuestro organismo.

No mezclar hidratos de carbono con proteínas, ¿realidad o mito?

Esta creencia se ha extendido por una simple razón: los hidratos de carbono se digieren en el medio alcalino del intestino mientras que las proteínas lo hacen en el medio ácido. Para que se entienda más fácil, si ambos se comen juntos no podrán digerirse, pues el cuerpo no sabrá por dónde tirar.

El problema reside en que los hidratos son de digestión lenta mientras que las proteínas son de digestión rápida. Hablando de forma química: lo que sucede cuando se mezcla ácido con alcalino es que se neutraliza.

Ensalada de pasta y pepino.

Cuando mezclamos en una misma comida ambos componentes, el cuerpo se vuelve un poco loco, ya que la digestión es un asunto prioritario, así que gastará más tiempo y energía en segregar jugos digestivos para poder asimilar todos los alimentos consumidos.

Aunque haya nuevos jugos estos vuelven a neutralizarse dando lugar a que el cuerpo de nuevo necesite más energía para digerir los alimentos. Esto hará que pasen varias horas hasta que la digestión se finalice, nos hará sentirnos pesados y dará lugar a que los alimentos fermenten y no sean usados de la manera apropiada lo que nos hará engordar.

Durante todo ese tiempo, los hidratos de carbono se fermentan y pueden dar lugar a flatuencias, acidez o indigestión.

¿Y la dieta mediterránea?

Claro, una pregunta que puede surgir es que si no se pueden mezclar hidratos de carbono con proteínas, ¿porque los expertos afirman que la dieta mediterránea, en la cual se hace esto, es tan sana? 

Bien, solo hemos explicado lo que sucede en el organismo cuando se mezclan hidratos con proteínas, pero como siempre decimos, en el equilibrio radican todos los secretos. La dieta mediterránea mezcla hidratos con proteínas, pero en su justa medida.

Cuando la cantidad de proteínas y vitaminas es superior a la de hidratos, el cuerpo tiene tiempo de ir asimilando todo de la manera correcta y no permitir que los alimentos fermenten.

Aun así, no mezclar hidratos con proteínas es una dieta ideal en la que podrás comer de todo y perder peso rápidamente. Solo se necesita un poco de imaginación a la hora de comer, y saber qué alimentos escoger cuando vayas a comer fuera con amigos. ¿Quieres unas ideas?

Cómo comer sin mezclar hidratos con proteínas

Para entender cómo comer de esta manera sana y que nos ayudará a bajar de peso, hay que saber primero qué son los hidratos y qué son las proteínas. Pues bien, los hidratos son:

  • Cereales
  • Arroz
  • Harinas
  • Pastas
  • Plátano macho
  • Yuca
  • Patatas
  • Legumbres (aunque también aportan proteínas, su mayor contenido es de hidratos)
Garbanzos con bacalao.

Las proteínas tienen que ver con:

  • Carnes
  • Pescados
  • Lácteos (aunque el queso tiene un alto contenido en grasa)
  • Huevos
  • Pollo

Bien, ¿cómo comer entonces sin mezclar hidratos de carbono con proteínas? Pues por ejemplo, si quieres comer pasta, en vez de hacer una lasaña con pasta, haz una musaka, evita el tomate frito y cámbialo por triturado, y cómela sin bechamel y con queso.

Si quieres una ensalada, olvida los picatostes de pan, como el caso de la ensalada César. Cuando comas carnes y pescados puedes acompañarlos de verduras, setas o ensaladas. Olvida los fritos y cuando quieras comer legumbres, arroz o pasta hazlo siempre con vegetales.

Si tu idea es bajar de peso, no mezclar hidratos con proteínas puede ayudarte, siempre que te asegures de comer de todo durante la semana para que tu cuerpo tenga los nutrientes que necesita.

Si lo quieres en mantenerte en tu peso mientras llevas un estilo de alimentación saludable, la dieta mediterránea es una excelente opción.