Snack para comer entre horas

Picar entre horas es una de las principales causas para engordar, a veces es culpa de una mala distribución de los horarios de comidas, o del propio menú, pero existe una gran variedad de snacks que podemos comer de manera saludable para matar el hambre

El hambre entre comidas es uno de los mayores desafíos de quien quiere adelgazar o mantener una alimentación saludable. Muchas personas recurren a golosinas, galletas o bocadillos ricos en carbohidratos y grasas para calmar el apetito rápidamente. Pero para ayudarte a equilibrar tu dieta sin perder tiempo, aquí te ofrecemos ideas de snack para comer entre horas.

Recetas simples y saludables de snack para comer entre horas

Vivimos con prisa y contamos con poco tiempo para preparar nuestras refecciones. Como consecuencia, ingerimos comidas rápidas con un alto contenido grasas saturadas e hidratos de carbono, pero pocas fibras, vitaminas y minerales.

Además del aumento de peso y sus consecuencias a medio y largo plazo, una alimentación desequilibrada perjudica nuestro rendimiento físico, cognitivo y emocional.

Debemos tener en claro que incorporar hábitos saludables en nuestra rutina requiere comprometimiento y planificación. Es preciso mantener una dieta equilibrada, realizar ejercicios físicos y bajar los niveles de estrés

Estas son algunas ideas simples y saludables de snack para comer entre horas. Son productos ideales para deportistas y para dietas de adelgazamiento.

Mix de frutas secas

Sin dudas, este es el snack más práctico de nuestra lista; no requiere cocción ni gran variedad de ingredientes. Basta preparar pequeñas porciones de frutas secas y llevarlas donde queramos. No obstante, es importante no sobrepasarse en las cantidades diarias, pues estos alimentos son altamente calóricos.

Recomendamos mezclar las frutas secas, como almendras, nueces, coco seco, castañas y piñones, con frutas fibrosas desecadas, como peras, manzanas, damascos, frutos rojos, etc. De esta manera, conseguimos un alto aporte de omegas 3 y 9, proteínas vegetales, fibras, vitaminas y minerales.

Rolls de jamón y queso magro

Otra receta muy práctica de un proteico snack para comer entre horas. Para prepararlos basta combinar jamón o pavo con algún queso magro, haciendo pequeños rollos. La porción indicada es de tres a cuatro rollos por persona.

Apio y zanahoria con salsa de yogurt o queso crema light

Esta es una buena receta para cuando tenemos invitados o cuando queremos regalarnos un sabroso snack con bajas calorías. La idea es combinar los nutrientes del apio y de la zanahoria con el sabor de una salsa cremosa y saludable.

Para preparar la salsa, podemos usar yogurt neutro o queso crema light. Aportamos sabor con los condimentos de nuestra preferencia, como orégano, nuez moscada o ciboulette.

Reservamos en la nevera por algunos minutos para concentrar sabor y ganar consistencia. Por último, cortamos los apios y las zanahorias en tallos medianos y disfrutamos de este snack.

Ensalada de frutas

Existen pocos snacks tan naturales, sabrosos y refrescantes como una buena ensalada de frutas; el método de preparación es clásico y sencillo, llevando apenas algunos minutos. Hay que evitar combinar frutas altamente calóricas en la misma ensalada, como mango, palta, coco, banana.

Gelatina con frutas

Beneficios de la gelatina

Con el tiempo, nuestro cuerpo va perdiendo el colágeno que aporta firmeza a nuestra piel y resistencia a nuestros huesos y articulaciones. La gelatina es una excelente fuente de colágeno, que ofrece un preparo práctico y sabores para agradar a diferentes apetitos.

Por ello,  proponemos preparar un snack simple y saludable combinando la gelatina con frutas de nuestra preferencia. Podemos agregar la fruta antes de llevar la gelatina a la nevera, una vez que está a temperatura ambiente. O simplemente servir las porciones de gelatina con frutas cortadas.

Sándwich natural con pan integral  

El pan conquistó cierta mala fama en los últimos años por tratarse de una fuente de hidratos de carbono. Sin embargo, estos nutrientes, en cantidades moderadas, son una excelente fuente de energía para nuestro organismo.

Lo ideal en los snacks para comer entre horas, es dar preferencia al consumo de panes y harinas integrales, que aportan fibras y favorecen la digestión de carbohidratos y grasas.

Una buena opción para cuando tenemos mucha hambre es hacer un sándwich natural can con pan integral. La idea es combinar las fibras y el carbohidrato del pan con los vegetales y una fuente de proteína.

Podemos usar pollo, pavo, jamón, pescado, huevo, queso magro, tomate, lechuga, espinaca, rúcula, etc. De esta manera, conseguimos resumir todos los nutrientes esenciales en un snack saludable, sabroso y práctico.

Yogurt con cereales

El yogurt es un clásico que no puede faltar en una dieta equilibrada. Los probióticos de su fórmula permiten recomponer nuestra flora intestinal, mejorar el proceso digestivo y fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Para lograr un óptimo snack para comer entre comidas, lo recomendable es combinar un yogurt natural con cereales, como lino, chía, avena, sésamo, amapola, etc.

Te puede gustar