Batidos de proteínas con maltodextrina

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 16 enero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 19 enero, 2019
Conoce los beneficios y los efectos nocivos de la maltodextrina, una sustancia presente en muchos batidos de proteínas.

Los batidos de proteínas son un básico en el plan de entrenamiento de muchos deportistas. Los hay de diversas marcas, sabores y composiciones, y hoy nos centramos en uno en concreto. Se trata de la maltodextrina, un componente que cada vez más batidos de proteínas incorporan.

Además de detallar sus características, también te informamos acerca de los beneficios de su consumo y, como no podía ser de otra manera, de su lado más nocivo. Conoce todos los detalles de este controvertido componente, que cuenta con tantos adeptos como detractores.

¿Qué es la maltodextrina?

La maltodextrina es un componente muy utilizado en la elaboración de los batidos de proteínas debido al aumento de energía que le aporta al organismo. Habitualmente, la consumen aquellos deportistas que trabajan las áreas de fuerza o resistencia, ya que proporciona un pico de energía muy elevado y de forma rápida.

La maltodextrina es el resultado de la unión de una serie de moléculas de glucosa. De este modo, cuando se ingiere, se elevan rápidamente los niveles de glucosa en el cuerpo y se mantienen así durante un tiempo. Se cuenta entonces con un extra de energía que tanto necesitan los deportistas que someten su cuerpo a grandes esfuerzos.

Beneficios de la maltodextrina

La maltodextrina puede llegar a ser muy beneficiosa, siempre que se utilice de la forma adecuada y en la dosis justa. Un consejo muy útil es que la compres siempre en tiendas especializadas y que te asesore un profesional.

En función de la cantidad de este componente —que varía según la marca— y la intensidad y el tipo de ejercicio que lleves a cabo, se te indicará la dosis que debes tomar.

Consumiendo batidos de maltodextrina ricos en proteínas de la forma adecuada, puedes conseguir estos beneficios:

  • Durante la realización del ejercicio, aumenta el rendimiento y retrasa la fatiga.
  • Después del ejercicio, contribuye a que la recuperación sea más rápida y efectiva.
  • Favorece la absorción de proteínas.
Suplemento pre-entrenamiento para mujeres.

Efecto perjudicial

Como hemos comentado en otras ocasiones, los batidos de proteínas se deben tomar solamente en su justa medida. Es falso que tomar una cantidad mayor a la indicada favorece el aumento de la masa muscular y la rapidez con la que esta se logra.

Por el contrario, un consumo mayor al recomendado provoca un aumento de la grasa en el organismo y, por lo tanto, un aumento de peso. Lejos del objetivo de definir el músculo, lo que se consigue es engordar como consecuencia de la grasa.

Además, aquellos batidos que contienen maltodextrina están totalmente prohibidos para los dos grupos de personas que explicamos a continuación. Si estas en uno de ellos, no debes tomarlos bajo ninguna circunstancia:

Personas diabéticas

Las personas que padecen diabetes no deben tomar batidos de proteínas que contengan maltodextrina bajo ningún concepto, ya que su salud puede verse gravemente afectada.

Esto es debido a que la forma en la que los batidos logran un aumento de la energía es a través de los glúcidos, algo nada recomendado para las personas diabéticas, quienes ya cuentan de forma habitual con una cantidad elevada de glucosa en sangre.

Aunque la maltodextrina no resulte tan perjudicial como la dextrosa, también puede tener efectos muy perjudiciales. La dextrosa provoca en el organismo un gran pico de glucosa; es decir, un aumento muy grande de la energía. En cambio, la maltodextrina no logra que los niveles sean tan elevados, pero sí que los mantiene por más tiempo.

Personas celíacas

Aquellos individuos que sufren intolerancia al gluten deben evitar consumir batidos de proteínas con maltodextrina, a no ser que en el envase quede debidamente certificado que se ha sido sometido a procesos por los cuales se ha retirado el gluten.

Proteína secuencial y caseína son dos suplementos distintos que pueden ofrecer grandes resultados, dependiendo del objetivo.

Desgraciadamente, esto no suele ser así y solo se informa que contienen este componente. Entonces, ante la duda, la mejor decisión es no tomarlo.

La maltodextrina se obtiene a partir del almidón, que puede provenir de cabada, trigo, maíz u otros alimentos. Por lo tanto, a no ser que especifique de dónde se ha extraído, no se debe consumir. Las consecuencias pueden ser muy perjudiciales.

En cualquiera de estos casos, lo mejor es preguntar a un médico especialista y también al profesional del establecimiento donde compres los batidos. Ambos te podrán asesorar de la forma más adecuada; así, aprovecharás las virtudes de este compuesto sin poner en riesgo tu bienestar.