Beneficios y propiedades de la vitamina B

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 7 marzo, 2019
El grupo conocido como vitamina B está formado por 8 miembros, cada uno de ellos indispensable para la vida cotidiana, seamos atletas de elite, deportistas amateurs o incluso sedentarios.

El gran complejo de la vitamina B está relacionado al metabolismo celular y es hidrosoluble; es decir que se elimina por orina. En el siguiente artículo, te contaremos cuáles son los principales beneficios y propiedades de esta ‘familia’ de nutrientes tan importante para nuestra salud.

El complejo vitamina B

Hasta hace un tiempo, se creía que la vitamina B era una sola. Sin embargo, investigaciones posteriores indicaron que estamos ante todo un grupo, con nada menos que ocho integrantes.

En general, todas son buenas para reducir la hinchazón, conservar la función cognitiva, tener mejor estado de ánimo, estar motivado, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, reducir el estrés y gozar de buena visión y articulaciones fuertes.

Por el contrario, la insuficiencia de dichas vitaminas está relacionada con daños en el ADN, e incluso con la aparición de cáncer de colon. Ya que el cuerpo no puede producirlas, debemos ofrecérselas a través del alimento. De esta manera, el organismo trabajará mejor y no se enfermará.

Las vitaminas del grupo B son hidrosolubles, por lo cual no se almacenan en la grasa y tienen la capacidad de filtrarse a través de los riñones y eliminarse por la orina.

Conociendo a toda la familia de la vitamina B

Se conoce como complejo vitamina B a todas estas ‘subvitaminas’ (por llamarlas de alguna manera) que, si bien en general son importantes para la salud de la piel, las uñas, el cabello, la sangre, el sistema nervioso y el sistema inmunitario, cada una de ellas tiene ventajas especiales:

B1 o tiamina

Su principal tarea es la de convertir los hidratos de carbono en energía; por eso, es fundamental en el ejercicio físico. Además, contribuye a mejorar el sistema nervioso y a mantenerlo en buen estado.

Vitamina B, una de las formas de combatir el lactato.

B2 o riboflavina

La vitamina B2 cuida la vista, es necesaria para la producción de glóbulos rojos (encargados de transportar el oxígeno por el cuerpo) y contribuye en la conversión de la vitamina B6 para que el organismo pueda utilizarla.

B3 o niacina

Tiene como propiedades liberar la energía de los alimentos, mejorar la salud de los sistemas digestivo y nervioso, actuar en la dermis, reparar el ADN y producir hormonas, sobre todo las del estrés y las sexuales.

B5 o ácido pantoténico

Su tarea esencial es la de liberar la energía de los alimentos, pero también tiene la capacidad para producir neurotransmisores en el cerebro. A su vez, ayuda a asimilar la vitamina B2 y regular el colesterol.

B6 o piridoxina

Se trata de una vitamina bastante ‘ocupada’, que ayuda en más de cien reacciones físicas diferentes. Entre ellas, se encuentran las de producir hemoglobina, hormonas que intervienen en el ciclo de sueño y para almacenar azúcar en el hígado, el cual será utilizado cuando el cuerpo lo considere necesario.

B7 o biotina

Permite al cuerpo descomponer la grasa y al crecimiento de los huesos. También tiene un rol importante en la salud capilar.

B9 o ácido fólico

La vitamina B es muy importante para las mujeres embarazadas, pero el ácido fólico lo es aún más, ya que está involucrado en la producción de ADN y de glóbulos rojos. Su consumo es indispensable durante la gestación.

B12 o cianocobalamina

Es conocida por su participación para mejorar la salud del sistema nervioso, producir glóbulos rojos, liberar la energía de los alimentos y metabolizar las proteínas. La falta de vitamina B puede traer como consecuencia algunas enfermedades, tales como: beriberi, encefalopatía de Wernicke, anemia perniciosa, pelagra y anemia megaloblástica.

La vitamina B9 es esencial durante la gestación.

¿Dónde se encuentra la vitamina B?

Después de conocer todas las ventajas y propiedades de la vitamina B en cada una de sus variables, sin dudas querrás saber dónde la puedes conseguir de forma natural. Podemos decir que los ocho tipos de esta vitamina están ‘combinados’ en casi los mismos alimentos. Esto significa que, al ingerirlos, estamos incorporando más de uno.

En tu dieta, no pueden faltar los siguientes alimentos: carnes, legumbres, lácteos, verduras de hoja verde, cereales integrales y huevos.

En el caso de los veganos o vegetarianos, deben saber que la vitamina B12 no se puede obtener de fuentes vegetales o cereales. Por ende, es necesario consumir algún suplemento o alimento a base de soja.

Para concluir, el complejo de vitamina B tiene muchos beneficios, y por ello es necesario que se lo ofrezcamos a nuestro organismo. Con una dieta balanceada y dejando de lado los alimentos procesados, que imposibilitan la asimilación de los nutrientes benéficos, no tendremos problemas en cumplir con la dosis diaria de este fantástico grupo vitamínico.

  • Esposito, G. (1998). Ácido Fólico Y Vitamina B 12 En La Nutrición Humana. Revista Cubana Aliment Nutr.