Espirulina: composición nutricional

Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en ciencias de la actividad física y el deporte Rubén Guzmán
· 17 abril, 2019
¿Has oído hablar de la espirulina? Se trata de un suplemento que puede ser muy beneficioso, pero cuyo uso siempre debe ser supervisado por un profesional.

¿Aún no conoces la espirulina, ese complemento alimenticio que esta tan de moda? En este artículo, te comentaremos de qué se compone y los beneficios que conlleva su consumo para la salud. En cierta forma y con un uso adecuado, puede ser un muy recurso para evitar deficiencias en nuestro aporte nutricional.

Origen y descripción de la espirulina

Aunque suene impensado, el descubrimiento de este elemento se dio varios siglos atrás. Fue llamado ‘Tcuitlatl’ o ‘Dihe’ por parte de la antigua civilización azteca; es lo que hoy en día conocemos como un alimento revolucionario: Espirulina.

Actualmente, existen diferencias con respecto a su terminología; a veces es denominada como ‘cianobacteria’ y otras como alga verde-azul. De cualquier modo, la espirulina puede suministrarse de forma oral, tanto en el producto natural comestible como en su adaptación en pastillas o en polvo para batidos.

¿Qué contiene este recurso alimenticio que lo ha llevado a la cima de las ventas de los complementos saludables? Una de sus más importantes virtudes tiene que ver con la complementación deportiva y alimenticia, así como con el posible tratamiento de apoyo en enfermedades como obesidad o tensión alta.

Composición nutricional de la espirulina

Si bien estos números varían levemente dependiendo de la marca que suministre el complemento alimenticio, a continuación detallaremos las cantidades de cada elemento por cada 100 gramos de espirulina:

  • Calorías: 290 (0,90 Kilocalorias).
  • Grasas totales: 8 gramos.
  • Hidratos de carbono: 24 gramos.
  • Proteínas: 57 gramos.
  • Fibra: 3,6 gramos.
  • Sal: 1,9 gramos.
  • Gramos restantes: vitaminas y minerales.
La espirulina es un potente complemento, que contribuye de muchas formas al funcionamiento del organismo.

Información nutricional detallada

En el siguiente apartado, realizaremos un desglose de algunos de sus componentes más importantes y sus consecuentes beneficios fisiológicos.

Vitaminas

La mayoría de las vitaminas no pueden ser elaboradas por el organismo. Por eso, necesitamos de un aporte externo en la cantidad correcta. El cóctel de vitaminas que incluye la espirulina es el siguiente:

  • B1 (tiamina): posee un importante papel en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas o las proteínas, además de regular el sistema nervioso central.
  • B2 (riboflavina): indispensable para una correcta salud ocular e hidratación de la piel. Su deficiencia en la alimentación diaria puede provocar problemas bucales y de faringe.
  • B3 (niacina): participa en la síntesis de algunas hormonas, además de ser fundamental en etapas de crecimiento.
  • B5 (ácido pantoténico): factor clave para una correcta salud de los folículos pilosos —cabello—, e incluso para controlar el acné.
  • B6 (piridoxina): actúa para regular el estado de ánimo a través de los neurotransmisores del cerebro.
  • B8 (biotina): alivia el dolor muscular y ayuda a reducir el insomnio.
  • B9 (ácido fólico): fundamental en mujeres embarazadas para la correcta formación del feto.

Además de los aquí citados, también posee betacarotenos, vitamina E, vitamina K e inositol.

Minerales

Los minerales poseen una función reguladora del organismo. Contribuyen, entre otros aspectos, al metabolismo de los macronutrientes, muy presentes en la espirulina. Los más destacados en este suplemento son los siguientes:

  • Fósforo: se encarga de la conservación y reparación de tejidos, además de actuar en el metabolismo de células como los espermatozoides.
  • Hierro: impulsa la producción de glóbulos rojos; su déficit puede provocar anemia.
  • Magnesio: su carencia en el organismo puede causar fatiga física e incluso contracciones musculares involuntarias.
  • Calcio: actúa en la construcción y el mantenimiento de huesos y dientes.
  • Potasio: regula el equilibrio celular y la actividad muscular.
  • Zinc: de forma indirecta, aumenta la testosterona en sangre.
  • Sodio: posee un papel fundamental en la transmisión de impulsos nerviosos, por ejemplo, al músculo.
  • Manganeso: ejecuta su función, por lo que favorece el sistema inmunitario.

Aminoácidos esenciales

Son compuestos indispensables en las funciones estructurales del cuerpo, como la reparación y el mantenimiento de los tejidos corporales. En la espirulina, los aminoácidos son los componentes con mas presencia.

  • Leucina: provoca el aumento de la resistencia muscular ante trabajos con cargas externas. Por ejemplo, los ejercicios de fuerza en el gimnasio.
  • Fenilalanina: conocido como antidepresivo natural.
  • Isoleucina: ayuda a reparar y mantener el tejido muscular.
  • Lisina: además de regular el colesterol, posee un papel fundamental en el crecimiento muscular.
  • Triptófano: existen algunas evidencias de su efecto ansiolítico en el cerebro humano.
  • Histidina: contribuye al fortalecimiento de las redes inmersas en el sistema nervioso.

Más allá de todos los anteriores, la espirulina también incluye aminoácidos no esenciales como: alanina, arginina, ácido aspártico, cisteína, glutamina, glicina, prolina, serina y tirosina.

Como todo suplemento, debe usarse con cuidado y siempre bajo supervisión médica.

Ácidos grasos

Los ácidos grasos son una importante fuente de energía. Todo cuerpo saludable debe contar con unos niveles adecuados de dichos componentes.

  • Ácido linolénico: podría ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, además de regular la presión arterial.
  • Ácido linoleico: disminuye los niveles de grasa corporal saturadas y tiene propiedades antinflamatorias.
  • Ácido oleico: mejora las defensas a través de la activación de linfocitos.

Apreciaciones finales sobre la espirulina

En conclusión, resulta conveniente destacar que aún se necesitan más y mejores estudios científicos de rigor para comprobar los beneficios del consumo de la espirulina para enfrentar ciertas enfermedades. Hoy en día, no hay evidencia suficiente que demuestre con solidez que sea útil para el tratamiento directo de patologías o dolencias.

No obstante, sí se conoce con claridad el poder nutricional que contiene la espirulina para sustentar una dieta rica en nutrientes. De esta forma, se pueden evitar deficiencias en el consumo de alimentos diario, lo que propicia un buen funcionamiento del organismo y un mejor rendimiento deportivo.

  •  Margulis, L. y Sagan, D. 2002. Acquiring genomes. A theory of the origins of species. Perseus Books Group.
  • Ciferri, O. (1983). "Spirulina, the edible microorganism". Microbiological reviews 47 (4): 551–578. 
  • Vonshak, A. (ed.). Spirulina platensis (Arthrospira): Physiology, Cell-biology and Biotechnology. London: Taylor & Francis, 1997.
  • «Nutrient-rich algae from Chad could help fight malnutrition» (en inglés). Septiembre de 2017.
  • Abalde, J.; Cid, A.; Fidalg o, P.; Torres, E.; Herrero, C. (1995), Microalgas: cultivo y aplicaciones 210
  • Watanabe F (2007) "Vitamin B12 sources and bioavailability." PMID 17959839
  • Cingi C et al. (2008) "The effects of spirulina on allergic rhinitis." PMID 18343939
  • Torres-Durán et al. (2007) "Antihyperlipemic and antihypertensive effects of Spirulina maxima in an open sample of Mexican population: a preliminary report." PMID 18039384.
  •  Park HJ et al. (2008) "A randomized double-blind, placebo-controlled study to establish the effects of spirulina in elderly Koreans." https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18714150.
  • AFAA (1982) Association française pour l'algologie appliquée Actes du premier symposium sur la spiruline Spirulina Platensis (Gom.) Geitler de l'AFAA.
  • Anusuya D. m. et Venkataraman L. V., (1983). Supplementary value of the proteins of the blue green algae Spirulina platensis to rice and wheat proteins. Nutr. Rep. Internat., 28:1029-1035.
  • Belay A. (1997). Mass culture of Spirulina platensis - The Earthrise farms Experience. In "Spirulina platensis (Arthrospira)" Ed. Avigad Vonshak, Taylor & Francis, Londre, pp.131-158.
  • Alvarenga, R. R., Rodrigues, P. B., Cantarelli, V. de S., Zangeronimo, M. G., Júnior, J. W. da S., da Silva, L. R., … Pereira, L. J. (2011). Energy values and chemical composition of spirulina (Spirulina platensis) evaluated with broilers. Revista Brasileira de Zootecnia. https://doi.org/10.1590/S1516-35982011000500008
  • Boudene, C., Collas, E., & Jenkins, C. (1975). [Determination of various toxic minerals in spiruline algae of different origins, and evaluation of long-term toxicity in the rat of a lot of spiruline algae of Mexican origin]. Annales de La Nutrition et de l’alimentation.