Normativa actual sobre el dopaje

Francisco María García · 27 abril, 2019
A través de los medios de comunicación, muchas veces hemos conocido casos famosos que nos alertan sobre el dopaje en el deporte. Para mantener la ética deportiva, hay algunos factores importantes a tener en cuenta.

Uno de los grandes enemigos del deporte es el dopaje. Existen casos famosos que ponen en evidencia este lado oscuro de las competiciones, en los que el principal daño se refleja en la salud de los atletas.

La ética deportiva se pone en duda debido a las prácticas sin escrúpulos de algunas personas que deciden poner en riesgo su vida con tal de ganar un trofeo o el dinero que representa. Doparse es un método que está prohibido en el mundo deportivo y, por ello, se encuentra regulado por normas y leyes tanto internacionales como nacionales.

El término ‘doping’ deriva del inglés, que significa ‘drogarse’. Se refiere al uso de cualquier sustancia o práctica que represente una ventaja desleal para un deportista. Es lo que se denomina ‘juego sucio’, algo que siempre se ha visto en el deporte.

¿Por qué se prohíbe el dopaje?

En el mundo deportivo, hay unanimidad con respecto a que doparse no es una forma honorable de ganar; esto no representa el verdadero espíritu del deporte. La masificación del consumo de sustancias que colocan en riesgo la salud de las personas hizo necesaria la creación de mecanismos e instituciones que sancionen estas prácticas.

Una fundación independiente que se encarga de esto es la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Creada en Suiza en 1999, cuenta con el apoyo del Comité Olímpico Internacional (COI).

En el 2003, la AMA aprobó el Código Mundial Antidopaje (CMA), en el que se expone una lista con las sustancias y los métodos prohibidos. Sin embargo, tanto sus normativas como sus reglas deben ser incorporadas internamente por cada Estado.

Los suplementos de calostro se presentan en formatos de polvo o cápsulas; el primero de ellos es el más recomendado.

Quiénes apelan al juego sucio

En el mundo del deporte, muchas personas consumen o utilizan métodos ilegales que incrementan sus competencias físicas o implican mejoras sustanciales en el rendimiento. Existen casos en los que el deportista se convierte en adicto a la sustancia prohibida; también muchos padecen de problemas de la salud en el corto, mediano y largo plazo.

Por lo tanto, esta práctica deshumaniza al deporte, y lo convierte básicamente en un producto comercial. La cuestión llega a tal extremo que en varias de las investigaciones realizadas de antidopaje se han descubierto a otros participantes, más allá de los propios deportistas.

Estos cómplices del dopaje en el deporte pueden ser desde atletas o miembros de un equipo, médicos y personal terapéutico, hasta entrenadores, dirigentes nacionales, funcionarios públicos o de gobierno y dueños de clubes deportivos.

Por esta razón, la penalización por prácticas antideportivas incluye la responsabilidad individual de un atleta, pero también a todo su equipo de entrenadores y asesores. Del mismo modo, se castiga a aquellos que directa o indirectamente incentiven, apoyen, encubran o asistan a quienes consumen cualquiera de los productos vedados.

El dopaje: un fraude a las normas del deporte

Las violaciones a las normas deportivas de un juego limpio están catalogadas como un fraude y están penalizadas por la AMA. Se considera como un robo al derecho a una competición justa y un trato digno. En el artículo 2 del CMA se establecen las 10 infracciones a la norma que pueden ocurrir antes, durante y después del evento.

En la práctica común, los tipos de sustancias más utilizados por los atletas para hacer trampa suelen ser hormonales. Las más conocidas son la eritropoyetina o EPO, esteroides y anfetaminas; también se consumen estimulantes como la estricnina y algunos analgésicos.

Con el paso del tiempo y el desarrollo tecnológico, se han perfeccionado los métodos para detectar el fraude, en especial con aquellas sustancias que el mismo organismo genera. Para ello, el CMA actualiza constantemente la lista de más de 100 drogas y productos para deportistas que son encontradas en las pruebas antidopaje.

Lista actualizada

En España se puede conocer la lista de sustancias prohibidas por medio del Boletín Oficial del Estado (BOE). En la más reciente actualización de este documento, resalta como principal novedad la definición más clara del término dopaje genético.

Suplementos que deben tomar las personas que practiquen ciclismo,

También se regulan varias sustancias, como es el caso de la transferencia de la 4-hidroxitestosterona a la clase de ‘esteroides anabolizantes androgénicos endógenos’. Asimismo, se han añadido los análogos adicionales de la metilhexanamina.

Es importante aclarar que se mantiene la excepción con el deportista que presente la necesidad de un tratamiento médico que utilice algún agente activo de las sustancias prohibidas. En estos casos, deben cumplir con una serie de pasos y solicitar la autorización de uso terapéutico.

Los atletas que no cumplan con estos requisitos corren el riesgo de ser suspendidos y de que sus eventuales triunfos les sean revocados. Es muy útil consultar los diferentes reglamentos de las federaciones deportivas para estar al tanto de las novedades y conocer todo sobre el dopaje deportivo.

  • Federación Española de Atletismo. Reglamento de dopaje. 2018. Extraído de: http://www.rfea.es/normas/pdf/reglamento2018/14_06_antidopaje.pdf
  • Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado: lista de sustancias y alimentos prohibidos. 2019. https://www.boe.es/boe/dias/2019/01/09/pdfs/BOE-A-2019-231.pdf
  • Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. Normativa nacional sobre el dopaje. Extraído de: https://aepsad.culturaydeporte.gob.es/normativa/normativa-nacional.html